El ministro sugiere que Sepi podría entrar en el grupo

Montoro dispara un 6,3% la cotización de Deoleo

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante su intervención en la clausura de las jornadas sobre "La reforma fiscal que viene", organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección y PwC, el lunes en Madrid.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante su intervención en la clausura de las jornadas sobre "La reforma fiscal que viene", organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección y PwC, el lunes en Madrid.

El valor en Bolsa de Deoleo se ha disparado el lunes un 6,3% cerrando a 0,42 euros por acción después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sugiriera al mediodía, en unas jornadas organizadas por PwC, que el Estado español, a través de Sepi, podría plantearse entrar en el capital de la compañía. “Sí que hay interés por parte del Gobierno en tomar una participación”, ha señalado Montoro, según unas declaraciones recogidas por Ep.

A pesar de que el ministro ha precisado que la participación que adquiriría la Sepi sería "minoritaria" y que se trata de un tema que "no tiene relieve" y que ese interés es el mismo que el Gobierno siente por otras empresas del sector de la alimentación españolas, la compañía ha cerrado por encima del valor que proponen distintos fondos para comprarla.

La pasada semana cinco de los mayores fondos de inversión del mundo –Carlyle, CVC, Pai Partners, Rhone y el italocatarí IQ, participado a partes iguales por el Ministerio de Economía de Italia y Catar Holdings– presentaron ofertas vinculantes por Deoleo en un proceso organizado por JPMorgan. Ninguna de las ofertas igualó el precio actual de cotización, como reconoció la compañia en un comunicado a la CNMV. El proceso de venta de la empresa responde a la obligación de las entidades financieras intervenidas accionistas de Deoleo, Bankia y Banco Mare Nostrum, de vender sus participaciones industriales; otros accionistas de la empresa, Caixa y Kutxabank, se han sumado a la venta y al sumar entre las cuatro entidades financieras más de un 30% del capital de la empresa, las ofertas han tenido que plantear una opa por el 100% (a partir del 30% una oferta por una cotizada tiene que ser por la totalidad del capital).

Las manifestaciones de Montoro tienen lugar después de que otras voces políticas hayan reclamado mantener "la españolidad" del grupo, líder mundial en la venta de aceite envasado. El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha dicho que le gustaría que la empresa no se troceara. La pasada semana Susana Díez, presidenta de la Junta de Andalucía, aseguró que el Gobierno central y la Junta trabajan de la mano para que la compañía permanezca en Andalucía.