La externaliza y se la entrega al grupo Norgestión

Arturo Fernández cede a una firma especializada la gestión de su empresa

Arturo Fernández cede a una firma especializada la gestión de su empresa

El Grupo Arturo Cantoblanco, con una plantilla de 1.100 empleados repartida entre restaurantes y hoteles, ha decidido externalizar su gestión y dirección de la mano de Noraction, filial de Norgestion, especializada en la asunción temporal de la dirección ejecutiva de empresas.

En un comunicado, fuentes de Noraction han avanzado que esta empresa asumirá la gestión integral del Grupo Arturo con el nombramiento de Yon Arratibel como director general del mismo.

Tras este acuerdo, Grupo Arturo y Noraction elaborarán “un plan de viabilidad del grupo hostelero del que serán partícipes entidades financieras y proveedores”, han detallado antes de asegurar que su amplia oferta hostelera “ofrece grandes oportunidades de desarrollo en un momento en el que el mercado comienza a despegar”.

Hasta la fecha, la Dirección General del grupo estaba ocupada por el fundador de esta empresa familiar y recientemente reelegido presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, que continuará ocupando los cargos de presidente y consejero delegado del Grupo Arturo, según han apuntado a Efeagro fuentes de Noraction.

Arratibel, que se incorporó a Noraction en enero de 2013, ha desarrollado su carrera profesional en los sectores de alimentación -en puestos ejecutivos de supermercados Covirán y la embotelladora de Coca-Cola Norbega- y en el sector del mobiliario.

El Grupo Arturo Cantoblanco cuenta con una actividad de más de 15.000 comidas diarias que en Madrid, entre otros, pasa por la oferta de los restaurantes Arturo, Edelweiss, Hispano Bar-Buffet y el del Teatro Real.

También es propietario de los hoteles Miranda y Suizo en municipio de El Escorial y del Arturo Norte, así con los complejos deportivos Club de Campo, Club de Tiro Cantoblanco y Club Playa de Madrid.

Norgestion, que comenzó su andadura ofreciendo servicios de asesoría y consultoría durante la crisis energética de los años 70, cuenta en su filial Noraction con una plantilla de 50 empleados que trabajan en sus oficinas de Madrid, Barcelona, Bilbao y San Sebastián.