Informe de Axesor

Tecnocom, la apuesta por un nuevo perfil competitivo

Sede de Tecnocom.
Sede de Tecnocom.

La empresa especializada en servicios y soluciones tecnológicas Tecnocom se encuentra estudiando la posibilidad de realizar una emisión de deuda en el MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija), opción que desde Axesor Rating se consideraría como una estrategia positiva, ya que mejoraría el perfil de deuda y los gastos financieros para los próximos ejercicios y supondría una mayor diversificación del pool de acreedores, si bien actualmente no se evidencia una dependencia excesiva de ninguna de las entidades bancarias que financian al grupo. Con vistas a esa posible emisión, Axesor Rating ha evaluado a la compañía tecnológica por petición expresa de la misma y le ha otorgado una calificación de BB+ con tendencia estable.

El calendario de vencimientos de Tecnocom se concentra principalmente en los ejercicios 2014 y 2015, en los que, realizando un ejercicio de máximo estrés que supusiera la devolución de toda su deuda (tanto préstamos como líneas de crédito), deberá atender unos compromisos por un importe estimado total de 49,26 millones de euros. Axesor Rating valora la estructura financiera de Tecnocom como óptima, con un nivel de endeudamiento adecuado y una destacable capacidad de acceso al crédito, por lo que la compañía podrá seguir afrontando los vencimientos de los préstamos si las líneas de crédito siguen renovándose como lo han hecho hasta ahora. Pero, de igual modo, sería deseable una mejora operativa y en los márgenes del grupo para mitigar las potenciales tensiones de liquidez. La compañía ha obtenido históricamente unos márgenes operativos ajustados, algo característico del sector de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), pero que en el caso de Tecnocom se ve acentuado por la composición ‘prime’ de la cartera de clientes (con un alto poder de negociación lo que redunda en márgenes más ajustados). La empresa emprendió a partir de 2011 un nuevo perfil competitivo, reorientándose a la prestación de servicios por encima de la venta de productos, en el que deberá profundizar ante la debilidad general del panorama económico.

Y es que la capacidad de generación de caja de Tecnocom está condicionada por el impacto de la crisis económica en España. La compañía está presente en nueve países (España, Portugal, Chile, Colombia, EE UU, México, Paraguay, Perú y República Dominicana), pero aun siendo particularmente intenso el crecimiento en América Latina, su aportación es todavía incipiente. El plan de negocio en América Latina consiste en el desarrollo de productos de alto valor añadido que requieren periodos de maduración largos. Se trata de una estrategia conservadora y congruente con las intenciones del grupo de establecer fuentes de ingresos de más recurrencia, rentabilidad y que favorezcan el establecimiento de relaciones comerciales de largo plazo.

La compañía lleva a cabo actividades de consultoría, desarrollo e integración de proyectos tecnológicos en telecomunicaciones, informática y sistemas de información y también explota una línea de negocio basada en la prestación de servicios de outsourcing de aplicaciones, redes y sistemas. Tecnocom es ya una referencia en el mercado doméstico y latinoamericano en sistemas de medios de pago. De hecho, el sector de banca y seguros representa un 47% de su cartera de negocio; el segmento de telecomunicaciones, media y energía supone el 32%; industria el 13% y administraciones públicas, el 8%. La cartera de clientes es ‘top’ en todas estas líneas de negocio, lo que proporciona una gran estabilidad en los periodos medios de cobro y redunda en la composición de la deuda total de la compañía, donde se detecta la existencia en el pasivo corriente de importes significativos que se corresponden con anticipos recibidos de clientes y que suponen prácticamente la cuarta parte de la deuda total (un 24,64%). La contrapartida es el alto poder de negociación de estos grandes clientes con la empresa, lo que repercute negativamente en los márgenes.

Axesor Rating ha realizado unas proyecciones financieras, partiendo de unos supuestos conservadores, que indican una tasa anual de crecimiento compuesto (TACC) para el período 2014-2019 del 2,4%. En este escenario, el área geográfica más dinámica sería América Latina, con un pronóstico de TACC del 10,5%, mientras que Portugal se situaría en ratios del 1,7% y España, del 1,3%. La previsión es que el Ebitda vaya mejorando progresivamente para pasar de una estimación de 16,5 millones de euros en 2014 a un beneficio bruto operativo de 23,8 millones de euros para el ejercicio 2019. Las palancas que le proporcionan el buen posicionamiento estratégico de sus líneas de negocio y las distintas herramientas de financiación disponibles son los instrumentos que la compañía puede emplear para avanzar en su apuesta de crecimiento.