La aseguradora ganó un 62% menos en 2013

Axa sacrifica beneficio para protegerse ante la subida de la siniestralidad

Jean-Pault Rignault, consejero delegado de Axa España.
Jean-Pault Rignault, consejero delegado de Axa España.

Prudencia ha sido la palabra más repetida por el consejero delegado de Axa España, Jean-Paul Rignault, durante la presentación de las cuentas anuales de la compañía. La cúpula directiva de la filial, en plena coordinación con la matriz, ha acordado ofrecer un resultado atribuido muy limitado, en aras de una mayor solidez de su balance. “Preferimos sacrificar el beneficio de un año para garantizar la rentabilidad de los próximos ejercicios”, apuntó Rignault.

Aunque el grupo francés logró incrementar el volumen de primas emitidas en España un 2,9%, hasta 2.613 millones de euros, la última línea de su cuenta de resultados ha sufrido una drástica caída. De 150,3 millones logrados en 2012 a 59,1 millones obtenidos el pasado ejercicio.

De acuerdo con el consejero delegado, las dos principales factores para explicar para este ajuste son: el deterioro de la siniestralidad y la decisión de reforzar las reservas técnicas. En el primer ámbito, desde Axa apuntan a que los primeros meses de 2014 están revelando un repunte de la utilización de los vehículos de motor, lo que anticipa un incremento de los accidentes de tráfico. Ante el severo ajuste que han tenido este tipo de seguros en los últimos seis años, “es necesario irse preparando porque el aumento de la frecuencia [de siniestros] presionará sobre los márgenes”.

En el segundo ámbito, Rignault apuntaba que el entorno regulatorio va a ser muy exigente en los próximos ejercicios, con la entrada en vigor de la nueva normativa europea de Solvencia II y con una inminente revisión al alza del baremo de las indemnizaciones.

“Ha sido una decisión valiente” que la compañía ha tomado porque es “prudente respecto al negocio y a su evolución”, añadió. Sin el impacto de la decisión de reforzar las reservas técnicas, el beneficio neto habría sido de 114,4 millones de euros en 2013.

Mejoría de los seguros de vida

Por líneas de negocio, Axa España ha destacado los resultados del ramo de vida, ahorro e inversión, que creció un 31,4% en 2013, hasta situar su volumen de negocio en 665 millones de euros. Por su parte, salud y protección se han reducido el 2,6%, hasta registrar un volumen de primas de 290 millones de euros.

El ramo de no vida también cayó el pasado ejercicio, un 4,5%, hasta los 1.658 millones de euros en primas, como consecuencia de la fuerte competencias existente en el ramo de autos. En su intervención, el consejero delegado de Axa España, se mostró convencido de que “la guerra de precios” que ha vivido el sector durante los últimos seis años “ha tocado fin”.