El Gobierno manda al Congreso la nueva legislación

Telefónica cambia la cúpula en México ante el nuevo escenario

La nueva normativa puede afectar al posicionamiento de América Móvil

Sede de Telefónica en México.
Sede de Telefónica en México.

Telefónica ha cambiado su cúpula directiva en México, uno de los mercados principales de Latinoamérica, y donde mantiene una dura competencia con América Móvil, el grupo controlado por Carlos Slim.

Así, Carlos Morales Paulin, hasta ahora máximo responsable de la operadora en el segmento de las conexiones móviles entre máquinas (M2M), será nuevo consejero delegado de Telefónica México. Morales Paulin, que llegó a Telefónica en 2003, donde ha ocupado puestos como el de vicepresidente de Operaciones en Telefónica Brasil o director de Marketing en Telefónica España, sustituye a Juan Abellán.

El directivo será a partir de ahora director ejecutivo de la región norte de Telefónica Hispanoamérica, reportando a Eduardo Caride, recientemente nombrado consejero delegado de Telefónica Hispanoamérica. Francisco Gil Díaz continúa siendo presidente de Telefónica México, si bien no tiene cargos ejecutivos.

Los cambios en la filial mexicana de Telefónica coinciden con un momento de gran relevancia en el país por los cambios legislativos que está impulsando el Gobierno de Enrique Peña Nieto. De hecho, el Gabinete envió este lunes al Congreso del país el proyecto de leyes secundarias que puede tener un gran impacto para América Móvil.

Según Bank of America Merrill Lynch, la nueva propuesta incluye dos cambios claves para el grupo de Slim. Por un lado, no podrá seguir generando ingresos por la interconexión fija y móvil mientras mantenga una cuota de mercado superior al 50% (tendrá que seguir pagando por este concepto a sus competidores). Por otro, el negocio de telefonía fija de larga distancia desaparecerá en tres años, por lo que México constituirá un área única. La firma rebajó su recomendación sobre América Móvil de comprar a neutral.

HSBC advirtió de que prevé caídas de la cuota de mercado móvil del grupo de Slim desde el 70% que tiene en la actualidad hasta cerca del 52% en 2020. A su vez, Morgan Stanley indicó que el proyecto de leyes secundarias supone un escenario peor para América Móvil con respecto a las tarifas de terminación de llamada. El banco de inversión cree que la nueva legislación llevará a los competidores a ganar cuota de mercado, aumentando la presión sobre los márgenes de América Móvil.

La operadora sufrió ayer un duro castigo en Bolsa. De hecho, sus acciones llegaron a caer por momentos más de un 4,5%. Desde principios de enero acumulan una bajada superior al 14%.