Menús cosmopolitas en el centro de Madrid

Dos hoteles que renuevan su oferta gastronómica

El consomé de jabugo con ravioli de mar y montaña, uno de los reclamos del Urban

El chuletón, el plato estrella del Silken Puerta América

Mesa del restaurante Europa Decó (hotel Urban).
Mesa del restaurante Europa Decó (hotel Urban).

Comer en un hotel ya no tiene la connotación negativa de hace unos años. Ahora se ficha a cocineros estrellas o se apuesta por la cocina para ofrecer un atractivo más al cliente. No vamos a enumerar todos los hoteles con apuesta gastronómica, pero sí nos vamos a centrar en dos ejemplos de hoteles que se vuelcan en ofrecer al cliente una cocina seria.

Tras la marcha del cocinero Joaquín Felipe del hotel Urban (de la cadena Derby), el restaurante Europa Decó tuvo que marcar una nueva hoja de ruta. Con las ideas claras, como asegura el jefe de restauración de la cadena hotelera, Paco Patón, el local ha decidido apostar por la continuidad, esto es, mantener platos que funcionan desde siempre, como las ostras de Cambados y francesas (5 euros la unidad), el caviar (90 euros los 30 gramos) o la armonía de atún (24 euros), muy al gusto del cliente cosmopolita que frecuenta este hotel, pero también por incorporar nuevas recetas. Es el caso de las manitas de cerdo deshuesadas con fabes o el arroz meloso de bacalao con alcachofas y ceps. Del mar proceden las vieiras en escabeche tibio y romesco de mango con caviar de aceite, el bisquet de marisco con cangrejo real o el pequeño y jugoso rape envuelto en papada de ibérico y jugo ahumado.

Lágrimas negras (hotel Silken Puerta América).
Lágrimas negras (hotel Silken Puerta América).

En la carta se mantienen otros clásicos, como el socarrat con sepieta y alioli de tinta de calamar, el tartar de atún rojo aliñado con vinagreta de soja y wasabi o el capricho de cochinillo dorado con escarola. También se agregan como novedades el consomé de jabugo con ravioli de mar y montaña o la suprema de codorniz y matices cítricos. En carnes, destaca otro habitual, el secreto de ibérico con migas crujiente o el lomo alto a la plancha con patatas ratte. Entre los postres, arroz con leche texturizado o el coulant de chocolate. La carta de vinos es equilibrada, con buena oferta de champanes.

El objetivo es seguir manteniendo el nivel de los últimos diez años, en los que Europa Decó ha recibido reconocimientos como el mejor restaurante de la Comunidad de Madrid o el premio al mejor servicio de sala de restaurante de hotel, entre otros. Todo ello en un escenario con vistas al llamativo atrio del hotel, donde el cristal, el oro, el acero, los tapizados de piel y unos enormes tótems de Papúa Nueva Guinea de finales del siglo XIX son protagonistas de una decoración excesiva. Precio medio: 60 euros.

La apuesta por la cocina es clave para estos locales

Chuletón al carbón (Puerta América).
Chuletón al carbón (Puerta América).

En el otro extremo del centro de Madrid se encuentra otro vistoso hotel, en cuanto a diseño se refiere, el Silken Puerta América, que ha decidido apostar en su restaurante Lágrimas Negras por el formato de sidrería vasca para los almuerzos y cenas de domingos, donde el plato estrella es el chuletón. El menú para dos personas tiene un precio competitivo de 45 euros, con bodega incluida, y se inicia con jamón ibérico, ensalada con lechuga y ventresca, y chuletón al carbón con pimientos del piquillo confitados y patatas fritas. Se cierra el menú con una torrija de brioche con helado de vainilla. El primer domingo de cada mes, la propuesta es diferente: durante el almuerzo se ofrece un bufé para toda la familia. Tiene una amplia bodega, reconocida con diversos premios.

Europa Decó: Hotel Urban, carrera de San Jerónimo, 34. Madrid. Tel. 917 877 770.

Lágrimas Negras: Hotel Silken Puerta América. Avda. de América, 41. Madrid. Tel. 917 445 400.