Editorial

Inditex confirma el crecimiento

El imperio Inditex sigue conquistando mercados nuevos y cuotas adicionales en los que ya está. En 2013, y pese a la corrección experimentada por las divisas de una buena parte de los países emergentes en los que vende sus productos, ha elevado sus ingresos y sus beneficios, y lo hará también en los dividendos repartidos a sus socios. El líder mundial reforzado de la moda quiere seguir siéndolo y para ello mantendrá sus inversiones en nuevas aperturas físicas, así como en nuevos mercados muy populosos vía digital, como son los casos del mexicano o el surcoreano. En el último ejercicio Inditex abrió casi una tienda diaria en el mundo (331), para totalizar 6.340, y con un efecto multiplicador sobre la ocupación, pues ya emplea a 128.300 personas, más de 40.000 de ellas en España.

La multinacional sigue apostando por la expansión del negocio, aunque no tenga en proyecto activar marcas nuevas. Pero al crecimiento cuantitativo que la ha acompañado desde su fundación y, sobre todo, desde que cotiza en Bolsa, la empresa gallega unirá una parte nada despreciable de sus esfuerzos en crecimiento cualitativo, en mejora de las tiendas más exitosas y en la búsqueda de un concepto más global de sus centros, como el que abrirá en las próximas semanas en la calle Serrano de Madrid, o la que prepara en Hong Kong.