Juan José Hierro, coordinador del proyecto FI-Ware

“FI-Ware tendrá un impacto de 28.000 millones en el PIB de la UE”

“FI-Ware tendrá un impacto de 28.000 millones en el PIB de la UE”

Este ingeniero de Informática es el arquitecto jefe y coordinador del proyecto FI-Ware lanzado por la Comisión Europea para hacer frente a Amazon Web Services y Google. Juan José Hierro (Madrid, 1966) es directivo en Telefónica I+D y está al frente del programa, de 600 millones de euros (la mitad aportada por la UE y el resto por grandes compañías como Telefónica, Orange, Thales, Siemens o IBM). FI-Ware es una plataforma pública y abierta que unifica el lenguaje, servicios y tecnología para futuras aplicaciones en internet.

Pregunta. ¿Por qué tiene la UE la necesidad de lanzar FI-Ware?

respuesta. La Comisión Europea y las grandes empresas TIC compartimos el diagnóstico de que ahora se avecina una revolución digital, a base de incorporar tecnologías que se han desarrollado en internet como el cloud, big data, el internet de las cosas y hacer aplicaciones que transformen tanto la manera de hacer negocios como la vida diaria de las personas. Hemos creado FI-Ware para que las empresas europeas sean capaces de capturar las oportunidades que van a surgir en ese entorno.

P. ¿Con quien compite?

Brasilia frente al barrio de Santa Cruz

Uno de los empresarios asistentes a la presentación de la plataforma expuso muy gráficamente lo que significa FI-Ware para las start-ups. La comparación es simple. Hasta ahora, las aplicaciones han crecido como el histórico barrio hispalense de San Cruz, a base de parches, poniendo casas donde a cada uno le venía bien. “FI-Ware es Brasilia. Un entorno planificado y común para todos”.

En la plataforma, los desarrolladores encontrarán lo necesario para crear sus negocios y las Administraciones podrán dejar allí los datos públicos.

FI-Ware ya ha empezado a funcionar de forma experimental. “Tenemos una primera versión disponible. El entorno de experimentación que hemos creado, que se llama FI-Lab, ya está funcionando. Eso significa que los desarrolladores y las pymes ya pueden entrar y experimentar”, apunta Hierro.

Para dar impulso a FI-Ware, Bruselas subvencionará con 100 millones de euros a las primeras pymes que lo utilicen. “Los 100 millones estarán disponibles en septiembre. Hay que entenderlo como un mecanismo para poder a arrancar la bola del ecosistema y que se genere un círculo virtuoso. Creemos que los recursos tendrán un efecto tractor”, apunta Hierro.

Asegura que van a tener “una explosión de empresas” queriendo entrar en la plataforma en el segundo semestre de este año. “FI-Lab comenzó a funcionar en septiembre del año pasado y ahora estamos en un esfuerzo de promoción. Crece cada día”. Sobre si las compañías van a estar interesadas en el modelo público europeo, piensa que es importante el factor de creación de un estándar abierto que permita como desarrollador de aplicaciones optar por distintos proveedores de la plataforma. “Además está el hecho de que alrededor de la tecnología se va a crear un ecosistema de innovación, que va a ayudar a esas empresas a encontrar un punto de encuentro con los clientes y un escaparate para inversores. No es solo la tecnología. Es también el entorno”, asegura.

r. Amazon y Google principalmente. Queremos crear una alternativa abierta que permita que surjan múltiples proveedores para pymes, que el desarrollador de la aplicación pueda optar sobre dónde despliega la aplicación o el entorno en el que sus datos están también hospedados. Y que pueda pasar de un proveedor a otro si el servicio que le ofrecen no es satisfactorio, sin tener que cambiar grandes partes de la aplicación porque se basa en estándares comunes.

P. ¿Por qué interesa a una empresa como Telefónica invertir en FI-Ware?

r. Porque podemos hacer una oferta diferencial dentro de esa plataforma, con las garantías de soporte e incluso una oferta económica atractiva y competitiva. Pensamos, no obstante, que nuestra manera de diferenciarnos respecto a otros actores es que los estándares que ofertemos en FI-Ware sean ampliamente aceptados. Venimos de un mundo donde entendemos esa importancia. La típica analogía que hacemos es la de las redes móviles. Ya tuvimos que colaborar con otros operadores para crear un estándar como GSM y eso supuso, evidentemente, más competencia, pero a cambio hicimos más grande el mercado.

P. ¿Por dónde le llegarán los retornos de esta plataforma a Telefónica?

r. Vamos a ser capaces de ofrecer esta plataforma como un entorno cloud con las tecnologías de FI-Ware, mediante un modelo de pago por uso. Los emprendedores que hayan desarrollado esas aplicaciones en el entorno experimental de FI-Ware, y quieran hacer dinero, buscarán que haya garantía de soporte adecuada, con atención 24 horas, los siete días de la semana. Entendemos que nosotros, tratando de crear un estándar solo nuestro, estaríamos en peores condiciones de competir con Amazon o Google que si unimos fuerzas con otros actores. Significa que va a poder optar entre Telefónica y otros alternativos, pero a cambio estamos creando un mercado más amplio, donde van a florecer muchas más aplicaciones y la cuota que nos corresponda nos va a hacer rentable la inversión.

P. ¿Cuál es la inversión de Telefónica en FI-Ware?

r. Estaríamos hablando de unos 18,5 millones desde el comienzo del programa. En realidad la inversión puede considerarse algo mayor porque estamos contribuyendo con proyectos en los que Telefónica ha invertido más allá de la plataforma.

P. ¿Qué supone que Telefónica esté liderando el proyecto?

r. Es un orgullo saber que estamos en la punta de lanza de las ideas y una oportunidad para que España sea el primer lugar en el que se cosechen los beneficios.

P. ¿Cuáles son los usos de esta plataforma? ¿Para qué va a servir?

r. La plataforma es genérica y, por tanto, se puede aplicar a diferentes sectores, en los que tenga sentido ofrecer soluciones para conectar las cosas con la red, sensores, manejar grandes volúmenes de datos, donde el tiempo real sea importante y donde haya que hacer un análisis del big data. Por ejemplo, la actividad de las smart cities, que están empezando a tirar de la plataforma. Otras, como el de las factorías del futuro, sobre cómo renovar la ejecución de procesos en una cadena de producción. También en el sector de la agroalimentación, en el que los sensores jugarán un papel para el riego, o en la salud.

P. ¿Hay algún cálculo de qué volumen de negocio pueden generar las empresas a través de la plataforma?

r. Hay un cálculo de la Comisión Europea, que determinó que la plataforma tendrá un impacto en el PIB europeo de un máximo de 28.000 millones de euros en 2020. Esto corresponde al 0,24% del PIB de la UEde los Veintisiete.

P. Y además son sectores que ahora no existen.

r. Sí. Se habilita que los emprendedores en Europa tengan más fácil desarrollar aplicaciones innovadoras. Si llegan antes al mercado, con una solución abierta para muchos sectores y clientes, va a suponer ventas y crecimiento para Europa.