El Real Decreto de equiparación está en fase de elaboración

Los ingenieros industriales piden que se retire la ‘solución Wert’ para los pre-Bolonia

El ministro de Educación, José Ignacio Wert.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert. WireImage

No ha sido ni siquiera presentado oficialmente, pero el Real Decreto -todavía en fase de proyecto- con el que el Gobierno pretende acabar con la falta de equivalencia de los titulados pre-Bolonia a máster provoca ya el rechazo contundente de sus supuestos beneficiarios. El colectivo de ingenieros industriales insta al ministro de Educación, José Ignacio Wert, a que retire el borrador porque “no aporta la solución urgente que requiere la problemática de la equiparación internacional de los títulos de ingenieros españoles, de 5 o más años de duración, expedidos con anterioridad” al nuevo marco de enseñanzas universitarias derivado del llamado Plan Bolonia.

Así lo han expresado los presidentes del Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales, Jesús Rodríguez Cortezo, de la Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales de España (FAIIE), Luis-Manuel Tomás, y del Colegio y Asociación del ICAI, Román Escudero, en una carta dirigida a los consejeros de Educación de las Comunidades Autónomas. Estos deben examinar el proyecto de Real Decreto en la Conferencia General de Política Universitaria, convocada esta tarde en la sede del Ministerio de Educación. Es el primero de una serie de estamentos por los que el borrador tiene que pasar -el último será el Consejo de Estado- antes de ser aprobado por el Consejo de Ministros.

La misiva, a la que ha tenido acceso Cinco Días, está fechada el pasado viernes, 14 de marzo. En ella los altos mandos de las máximas instituciones de los ingenieros industriales manifiestan la “más absoluta disconformidad” con el Real Decreto, “en el fondo y en la forma”. Una postura que defenderán también este lunes, en una reunión que tendrá la Unión Profesional de Colegios de Ingenieros (UPCI), que aúna todas las ramas de la ingeniería, para debatir sobre este tema. El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puentes ha informado que considera el borrador que presenta el Gobierno "un paso adelante decisivo". "Una vez conseguido este paso", señala en una nota de prensa este organismo, "no se debe rachazar por una cuestión formal o de pura técnica legislativa subsanable".

En la primera parte de la carta a los miembros de la Conferencia General de Política Universitaria, Cortezo, Tomás y Escudero lamentan la falta de consideración del departamento que rige Wert por las propuestas que le han enviado: “Nunca el ministro ha hablado con nosotros ni ha mantenido encuentros de verdaderos intercambios con los responsables de los colectivos implicados”, afirman. Asimismo, denuncian el “elevado nivel de desconocimiento sobre la realidad y el entorno de los títulos de ingeniería españoles” que evidencian “las lagunas” del proyecto; y subrayan la “completa ausencia” de la correspondencia directa de los títulos de ingenieros con el Marco europeo de cualificaciones para la educación superior (EQF), ya que el borrador de Real Decreto solo establece un largo procedimiento para finalmente llegar a equiparar a máster los títulos pre-Bolonia (entre ellos, los de los ingenieros), que de momento son considerados grados, pero siempre dentro del marco español (Meces).

Los representantes de los ingenieros industriales concluyen cuestionando “la totalidad de las soluciones planteadas para cada una de las problemáticas a las que, supuestamente, el Real Decreto pretendía aportar solución”. Es decir, lo rechazan en bloque y piden a los consejeros de Educación que en su intervención ante la Conferencia General de Política Universitaria soliciten “la retirada” del proyecto.

Además de los profesionales que se encuentran discriminados a la hora de buscar trabajo fuera de nuestras fronteras por tener que competir con homólogos de otros países que sí pueden ostentar el máster, pese a que poseen la misma formación, a principios de este mes se pronunció también Seopan. En su informe anual, la patronal de las constructoras recordó que la falta de equiparación menoscaba la Marca España en el extranjero. “Las empresas españolas de infraestructuras”, se lee en este documento, “se ven obligadas, para cumplir los pliegos de condiciones en las licitaciones internacionales a contratar ingenieros civiles extranjeros, con lo que se encuentran en la necesidad de incrementar sus costes de personal y ven limitada la actuación de sus ingenieros españoles, pese a que su formación y experiencia suele ser superior a la de los ingenieros locales”.

La segunda parte de la misiva de Cortezo, Tomás y Escudero, es un análisis pormenorizado del borrador. En 15 densas páginas, sus autores diseccionan este proyecto, que Wert apodó de “solución satisfactoria” ante el pleno del Congreso hace apenas unos días, concretamente el miércoles pasado, al contestar a una pregunta de UPyD; y lo tiran abajo.

Un procedimiento largo

El Meces se divide en cuatro niveles: técnico superior, para carreras de tres años; grado (cuatro); máster (cinco); y doctorado. El procedimiento propuesto por Educación en el borrador de Real Decreto para llegar a la equiparación al nivel máster de las carreras pre-Bolonia de cinco o más años, prevé unas cuantas etapas. Antes de empezar el proceso, la Secretaría de Estado puede abrir una fase de “información previa con el fin de conocer la conveniencia o no de iniciar el procedimiento”, se lee en el texto redactado por el ministerio, donde se añade: “se podrán incorporar a la instrucción sondeos y encuestas de opinión”. “Si la cuestión es de urgencia”, escriben Cortezo, Tomás y Escudero, sería preciso actuar más deprisa “para evitar más perjuicios a los ciudadanos y a las empresas españolas”, ya que las compañías que optan a licitaciones públicas en el extranjero son obligadas a demostrar que sus ingenieros ostentan el máster, lo que precisamente no pueden hacer hoy.

El papel de la Aneca

El proyecto de Real Decreto establece que, posteriormente, sea la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) quien remita a la Secretaría de Estado otro informe sobre “la formación adquirida para la obtención del título cuya correspondencia a nivel Meces se pretende y, en su caso, su duración o carga horaria”. Sin embargo, objetan los representantes de los ingenieros industriales, por lo menos en el caso de los ingenieros ya es evidente que “la totalidad de los títulos expedidos con anterioridad a la implantación del Plan Bolonia obedece a planes de estudios de cinco o más años de duración”, por lo que su formación, duración o carga horaria son meridianamente equivalentes (“en muchos casos, muy superiores”, afirman) a las del nivel actual de máster. El papel de la Aneca no estaría entonces motivado.

Más informes y más plazos

El informe de la Aneca es “preceptivo y determinante”, según el texto del proyecto. Sin embargo, “la Dirección General de Política Universitaria solicitará los informes preceptivos pero no vinculantes del Servicio Jurídico del Ministerio y del Consejo de Universidades”. “Sorprende que, pese a que uno de los informes sea determinante, se precisen informes no vinculantes”, comentan los firmantes.

En cuanto a los plazos, el borrador prevé que la elaboración del informe de la Aneca no supere los tres meses, pero, si este organismo no entrega su trabajo, “la Secretaría de Estado podrá suspender los plazos de los trámites sucesivos al informe”. Es decir, parar indefinidamente el procedimiento. “No cuesta demasiado entender que ello constituye una vía para poder eternizar la solución”, glosan los autores de la misiva, que subrayan que el Real Decreto lo “complica aún más”, al prever que la Dirección General de Política Universitaria “acordará un periodo de información pública que no podrá ser inferior a 20 días hábiles”, en la que “cualquier persona física o jurídica podrá formular alegaciones”. Además, la Secretaría de Estado “podrá establecer otras formas, medios o cauces de participación de los ciudadanos”.

Los ingenieros técnicos

“Más que las cuestiones de procedimiento, son inquietantes las de fondo”, aseguran Cortezo, Tomás y Escudero. El Real Decreto no contempla solo la posibilidad de determinar la correspondencia de los títulos de Arquitectura, Ingeniería y Licenciatura pre-Bolonia al nivel 3 del Meces, el de máster, sino también equiparar las antiguas Arquitectura Técnica, Ingeniería Técnica y Diplomatura, que solo han cursado tres años, al nivel 2 (grado, es decir cuatro años de carrera). “Constituye una discriminación el dar una correspondencia a dicho nivel a quienes no han cursado este número de años de estudio”, aseveran. Al contestar así implícitamente al Instituto de Ingenieros Técnicos de España (Inite), que en un reciente comunicado ha reivindicado la equiparación a grado del título de ingeniero técnico y considera que conceder el nivel máster a los ingenieros superiores equivaldría a “desnaturalizar y desvalorizar el título de graduado”, los firmantes de la carta abundan en que los títulos de ingenieros superiores “cumplen con la duración establecida en la actual legislación española para los estudios de máster”.

Un marco europeo ignorado

Es cierto -escriben en su carta a los consejeros de la Conferencia General de Política Universitaria los tres representantes de los ingenieros industriales- que el problema ha sido generado por el anterior Gobierno, al elaborar un Meces con niveles que dificultan la convergencia al Marco europeo de cualificaciones para la educación superior (EQF). Sin embargo, critican que, ahora que tiene esta posibilidad, el Ejecutivo desatienda el dictamen del Consejo de Estado, que en 2011 sugirió que el Ministerio de Educación implementara un sistema de ocho niveles, equivalente al europeo. “Exigimos al Gobierno que cumpla con los compromisos del calendario establecido en Europa y que, al igual que han hecho ya la mayor parte de los Estados miembros, defina claramente la correspondencia de las titulaciones de ingeniero, de cinco o más años de duración, obtenidas anteriormente al Plan Bolonia, al nivel EQF-7 (máster)”, concluyen.

Errores en la equivalencia de títulos extranjeros

En cuanto a la homologación de títulos extranjeros a cualificaciones españolas, otro gran capítulo del proyecto del Real Decreto, los autores de la misiva señalan, con “sorpresa y perplejidad”, que en el anexo del borrador se citan ocho grados, como el de Ingeniería industrial o Aeronáutica, que, sencillamente, no existen y son máster. Cortezo, Tomás y Escudero dudan, además, de que la Aneca, a la que Educación demanda tomar las resoluciones sobre la homologación de los títulos extranjeros, esté capacitada por estatuto a ello.