Breakingviews

Algo más que dinero

El romance de Hollywood con las empresas de cine chinas consiste en algo más que en dinero fácil. Pero los recién llegados no son ingenuos. Los cines chinos y los conocimientos locales ayudarán a crear estudios con la esperanza de que de ellos salgan grandes éxitos.

Productor de éxito en China, Huayi invertirá entre 120 y 150 millones de dólares en una compañía productora con el antiguo jefe de la Warner Bros, Jeff Robinov. Mientras la mayor empresa de cine china puede estar esperando un éxito de taquilla internacional, también puede ofrecer a Hollywood un socio en un mercado en pleno auge.

Los espectadores van camino de convertir a China en el mercado de cine más importante del mundo en 2020, según los medios estatales. Entgroup pronostica que las ventas de la taquilla del gigante asiático crecerán un 30% a alrededor de 4.600 millones de dólares en 2014. Aunque se espera que los cines estadounidenses acumulen 10.000 millones dólares, el crecimiento es lento.

El problema de Hollywood es que conseguir que una película extranjera se exhiba en China puede ser una epopeya digna de Indiana Jones: solo se autorizan 34 al año. Las coproducciones están exentas, pero las reglas son imprecisas. Ahí es donde un socio local como Huayi, que podría ayudar con los rodajes y tiene su propia cadena de salas de cine, sería de ayuda. Las películas de Huayi recaudaron aproximadamente 500 millones de dólares en 2013, el equivalente a una cuarta parte de las ventas de películas de fabricación local china.

Financiar a Hollywood es arriesgado para los inversores externos, que se dejan seducir por el glamour, pero a menudo son los últimos en cobrar. Comprar estudios ha resultado ser particularmente costoso: el conglomerado japonés Matsushita y la francesa Vivendi lo intentaron y no lograron conquistar Hollywood. Más recientemente, los hedge funds que entraron en la financiación de películas han tenido un éxito desigual.

A Huayi le puede ir mejor. Además, China es un mercado que Hollywood no puede ignorar. Con empresas como Huayi en la entrada, las alianzas serán algo más que financiación.