La división amplía las retribuciones a los accionistas durante el pasado año

Telefónica percibió 1.119 millones por el dividendo de su filial de Brasil en 2013

La 'teleco' española mantiene casi el 74% del capital de su filial brasileña

José María Álvarez-Pallete y César Alierta.
José María Álvarez-Pallete y César Alierta.

Brasil, pese a las dificultades por la depreciación del real frente al euro a lo largo de los últimos meses, volvió a ser en 2013 uno de los principales aportadores de recursos para Telefónica. Su filial Telefónica Brasil comunicó la pasada semana que durante 2013 abonó un total de 4.872 millones de reales (unos 1.512 millones de euros) en concepto de retribución al accionista, sumando tanto el dividendo como el interés de capital propio (una fórmula empleada por las empresas brasileñas). La cifra incluye los pagos hechos efectivos durante 2013 aunque procediesen de retribuciones a cuenta del ejercicio anterior.

En este caso, Telefónica es la receptora de la mayoría de estas retribuciones. De hecho, en torno a 1.119 millones de euros corresponderían a la compañía española, por su carácter de accionista de referencia de la compañía con casi un 74% del capital.

En su informe de las cuentas anuales, Telefónica Brasil señala que esta retribución total supone una rentabilidad por dividendo del 10,2%.

La cifra sería superior a la abonada durante 2012. Y es que los dividendos e intereses de capital propio abonados por Telefónica Brasil en ese año sumaron en torno a 3.692 millones de reales. La operadora española, no obstante, se habría visto penalizada en la repatriación de fondos por la citada depreciación del real frente al euro. Así, tal y como figura en las cuentas de Telefónica del pasado año, el tipo de cambio pasó de 2,696 reales por cada euro en diciembre de 2012, a 3,231 reales por euro en el mismo mes de 2013.

De todas formas, los pagos para los accionistas de la operadora podrían no quedar ahí. De hecho, Telefónica Brasil precisa en el informe que los dividendos e intereses de capital propio declarados durante 2013 suman 3.527 millones de reales (cerca de 1.093 millones de euros) que, según la empresa, supondría un payout total sobre los beneficios del año del 95%. De ellos, cerca de 2.609 millones de reales corresponden a Telefónica.

El proceso, de hecho, se ha prolongado hasta finales de febrero. De esta forma, el pasado martes, el consejo de administración de Telefónica Brasil aprobó el pago de un nuevo dividendo, basado en los resultados del cuarto trimestre, de 1.043 millones de reales (casi 324 millones de euros). En este caso, la retribución se repartirá entre los inversores, tanto poseedores de acciones comunes como preferentes, que estén registrados el 10 de marzo.

De esta manera, Brasil sigue siendo un mercado clave para el grupo Telefónica, al mantenerse en el segundo puesto en aportación de ingresos, solo por detrás de España. La compañía registró en 2013 una cifra de negocio en el país sudamericano de 12.217 millones de euros, un 2,2% más en moneda local, si bien un 10,3% menos en términos reportados, por culpa de la citada depreciación del real frente al euro.

El negocio móvil registró un descenso en los ingresos del 6,8% en 2013 (aumentó un 6,1% en moneda local) hasta 8.092 millones de euros, mientras que el ámbito de la telefonía fija descendió un 18% (un 6,8% en moneda local) hasta 4.125 millones.