Evolución de los sueldos en la UE

Cameron se une a Merkel y baraja elevar un 3% el salario mínimo

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron.

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, expresó su disposición a apoyar un incremento del salario mínimo por encima de la evolución de los precios, en línea con la opinión de los asesores del Gobierno. La Comisión de Salarios Bajos había indicado con anterioridad que el salario mínimo debería subir desde los 6,31 hasta las 6,50 libras a la hora (7,8 euros), lo que implicaría una mejora del 3%, mayor que la inflación por primera vez en cinco años. “Aceptaré esta recomendación”, dijo Cameron durante una visita a la localidad de Coventry. “Esto supone que a medida que nos recuperamos de la Gran Recesión, la gente que trabaja duro por el salario mínimo, que han atravesado tiempos duros, puede saber que compartirán esta recuperación”.

Una vez que sea aprobado formalmente por el Gobierno, la subida entraría en vigor en octubre, seis meses antes de las elecciones generales de 2015. De este modo, la remuneración mínima quedaría fijada por encima de los 1.300 euros al mes, más del doble de España, y en la franja de los países que más recursos destinan a los salarios más bajos, como Luxemburgo, Bélgica, Irlanda, Holanda o Francia.

La iniciativa de elevar el salario mínimo no es exclusiva de Reino Unido. La coalición de gobierno formada entre la democristianos de Merkel y los socialistas alemanes pactaron un salario mínimo interprofesional de 8,5 euros la hora a partir del 1 de enero de 2015 (antes no existía).

Todo lo contrario de lo sucedido en España, donde el salario mínimo interprofesional se congeló en 2012 y 2014 y en el que tan solo se incrementó un 0,6% en 2013. En la actualidad está fijado en 645, 3 euros. Tan solo Grecia y Portugal tienen remuneraciones inferiores en la zona euro.