Los artículos ‘made in Andalucía’ se abren paso y derriban fronteras

Más productos, más diversos y en muchos más países

Con unas ventas al exterior que rozaron los 26.000 millones de euros, la comunidad cerró 2013 con su mejor registro exportador de la historia

Más productos, más diversos y en muchos más países

No solo de jamón y aceite se alimentan las exportaciones andaluzas. Pero es uno de los tantos tópicos que con frecuencia engordan los estereotipos que se ciernen sobre esta comunidad. Las empresas andaluzas venden productos agroalimentarios tradicionales, pero también, cada vez más y en más países, productos industriales y tecnológicos. La economía andaluza se diversifica y el salto al exterior es una apuesta segura.

Con las cifras en la mano, Andalucía cerró 2013 con su mejor registro exportador de la historia, con unas ventas al exterior que rozaron los 26.000 millones de euros, casi un 3% más que en 2012 y, lo que es más importante, batiendo récord por cuarto año consecutivo en un contexto de recesión económica, en el que las exportaciones, al igual que ocurre en la economía nacional, se han erigido como un potente dinamizador de la coyuntura regional.

El peso de las ventas al exterior en la economía andaluza se ha incrementado en un 85% y supone ya el 18,3% del producto interior bruto (PIB) de la comunidad, que se consolida como la tercera región más exportadora de España, con 33 puntos más de crecimiento que la media nacional entre 2009 y 2013; además, de las siete comunidades que más exportan, Andalucía es la tercera que más crece, 79,4% y 20 puntos por encima de la segunda en incremento, que es Madrid, según los datos estadísticos realizados por el Observatorio para la Internacionalización de la Economía Andaluza de Extenda y extraídos de la Agencia Tributaria.

El sector es también un generador de empleo, con más de 108.000 puestos vinculados a la exportación entre 2009 y 2012, siendo la diversificación de productos y mercados un factor clave de esta apuesta por el exterior.

La región diversifica su oferta de productos y mercados exteriores para crecer

Las exportaciones han crecido en sectores tradicionales como la agricultura (+5% y 3.687 millones de euros, incluidas legumbres y hortalizas o frutas) y también en la industria y tecnología, con un incremento del 44% y más de 1.500 millones en el sector aeronáutico y otro del 142% e igualmente más de 1.500 millones en las ventas de máquinas y aparatos eléctricos.

Otro dato positivo a tener en cuenta es que el volumen de las exportaciones ha superado en 6.000 millones el objetivo fijado en el cuarto plan de internacionalización de la economía andaluza 2010-2013. Por provincias, Cádiz es la más exportadora, con 8.316 millones de euros, un 32% del total y un crecimiento del 1,7%, y Sevilla es la de mayor progreso (+14,5%), con el 17,6% del total, manteniéndose como la tercera exportadora (4.574 millones).

Todas las provincias han mejorado sus cifras a excepción de Huelva, que sigue siendo la segunda exportadora, con 5.586 millones (el 21,5% del total), aunque sus ventas registraron un retroceso del 7,8% debido a la caída de combustibles y aceites minerales.

En el lado opuesto y tras Sevilla, Jaén registra el segundo mayor crecimiento (+12,3%), a pesar de su exiguo 2,8% en el global de la comunidad (722 millones), y el tercero es para Almería (+8,9%), que es la cuarta provincia más exportadora, con 2.656 millones (10,2% del total).

Nuevas empresas y mercados

Más productos, más diversos y en muchos más países

El quinto plan de internacionalización de la economía andaluza 2014-2020, que deberá estar listo en el primer semestre, tiene como objetivo incrementar la base exportadora con nuevas empresas y continuar abriendo nuevos mercados.

En su elaboración participan los agentes económicos y sociales, universidades, entidades públicas y privadas y colabora el Icex.

Córdoba es el cuarto crecimiento y la quinta exportadora (+8% y 6,9% del total), con 1.783 millones. Le sigue Granada (+3,9%), con una factura de 912 millones (3,5% del total), y Málaga (+2%), 1.420 millones, el 5,5% del total de las exportaciones andaluzas.

Al analizar los datos de 2013 destaca la importante diversificación geográfica alcanzada por las exportaciones andaluzas en los últimos años. Los países de la Unión Europea son el principal destino para los productos made in Andalucía, con más de la mitad de las ventas (53,6%), frente al 60% que significaban en 2009.

Aun así, las ventas a los mercados comunitarios se han elevado hasta en un 60% en este periodo, entre 2009 y 2013, una cifra equivalente al incremento del 58% que han registrado las exportaciones al continente americano. Mucho mayor ha sido la expansión hacia África, un 121%, y Asia, un 111%.

Por destinos, Andalucía ha recuperado los principales mercados europeos, siendo Francia el principal, con 2.944 millones (+26%) y el 11,3% de las exportaciones, y también el que mayor crecimiento registra (26%) entre los diez destinos más importantes de las exportaciones andaluzas.

El segundo es Alemania, con 2.057 millones, una progresión del 4,8%€ y un 7,9% del total, y Portugal es el tercero, con un aumento del 10,4% que suma 1.977 millones y supone un 7,6% del total.

Fuera de la Unión Europea, Marruecos es el sexto mercado para los productos andaluces, con 1.138 millones, aunque ha registrado un descenso del 10%, y Estados Unidos es el séptimo, con ventas por valor de 1.040 millones y una caída del 40% de las exportaciones.

La cifra total de empresas andaluzas que han exportado en 2013 asciende a 17.545, un 14,2% más que en 2012. De ellas, 3.889 son exportadoras regulares, un 4,2% más que en 2012.

Esta apuesta por la internacionalización supone un compromiso estratégico del Gobierno andaluz en el que los resultados de los últimos años ponen de relieve la rentabilidad de la inversión pública en el sector. El cuarto Plan de Internacionalización, dotado con 349 millones de euros, en apenas tres años superó en un 40% el objetivo previsto para cuatro: 25.240 millones en exportaciones durante 2012.

Servicios y financiación a medida

Más productos, más diversos y en muchos más países

Buscar nuevos mercados para la economía andaluza y afianzar los existentes se ha convertido en una prioridad y una política estratégica para la Junta. Un esfuerzo que en tiempos de crisis se hace aún más necesario y que los números demuestran que no es en vano.

De hecho, las exportaciones andaluzas tienen cada vez más peso en el PIB regional y se han convertido en un dinamizador de su economía y, de hecho también, el capítulo destinado a apoyar la internacionalización es uno de los que más ha crecido en los presupuestos del Gobierno de esta comunidad.

En concreto, la partida prevista para este año alcanzará los 56 millones de euros, lo que significa una subida del 23%.

La Junta de Andalucía centraliza su apoyo a la iniciativa exportadora a través de una empresa pública, Extenda. Con casi 30 años de trayectoria, esta entidad presta un completo abanico de servicios de asesoramiento, acompañamiento y financiación en 32 países de todo el mundo.

Esta política se desarrolla en colaboración con sus protagonistas, las empresas y sus representantes, y de forma coordinada con la Administración central, a través de la participación del Icex (Instituto de Comercio Exterior).

Ambas instituciones públicas mantienen un acuerdo para potenciar su red exterior, compuesta por 14 oficinas de promoción de negocios en 13 países y 5 antenas en otros tantos.

Sandías negras y sin pepitas para paladares exigentes

La última edición de los Premios Alas a la Internacionalización son una pequeña muestra de la diversificación de productos y mercados de las exportaciones de Andalucía.

En la modalidad de iniciación a la exportación se premió a Grupo AGF Fashion, que comenzó su exitosa andadura en 2006 con un proyecto ambicioso en el que participan otras 21 empresas hortícolas.

El grupo ofrece al mercado un producto innovador, de máxima calidad y trazabilidad en todas sus fases: las sandías negras sin pepitas, bajo la marca Sandía Fashion.

Esta compañía, que en 2013 inauguró su nueva sede en Adra (Almería), se inició en los mercados internacionales solo tres años antes, en 2010.

En 2012 ya era líder en Europa, con la producción y comercialización de 70.000 toneladas de sandía, exportando 8,7 millones de euros, el 40% de una facturación total de 21,5 millones.

Alemania es su primer mercado exterior, seguido de Francia, Suiza, los países nórdicos e Italia.

Casi medio siglo haciendo maquinaria por el mundo

Con más de 40 años como fabricante de silos para almacenamiento ganadero, la cordobesa Silos fue galardonada con el Premio Alas en la modalidad de implantación en el exterior.

Silos Córdoba es una compañía dedicada, entre otros, al diseño y construcción de instalaciones de uso industrial y ganadero, maquinaria de transporte e ingeniería y transformaciones metálicas.

La empresa tuvo una facturación superior a los 46 millones de euros en 2012, procediendo más del 82% de sus ventas en el exterior. Con una plantilla de apenas 60 personas, ha liderado el mercado europeo del sector entre los años 2005 y 2011.

Además de su sede central en España, la cordobesa tiene oficinas propias en países tan diferentes como Argentina y Kazajistán, además de otras dos filiales en Rumanía y Turquía.

Silos Córdoba cuenta también con una red de distribuidores en 17 países para atender más de 45 mercados en todo el mundo.

Las multinacionales se disputan sus envases

And & OR, líder mundial en diseño, fabricación y venta de máquinas de inserción de asas en botellas PET (politereftalato de etileno), un tipo de plástico que se usa habitualmente para bebidas carbonatadas, agua y otros líquidos y aceites, obtuvo el premio en la categoría de empresa exportadora.

Fundada en 1986 en la localidad sevillana de Coria del Río, se dedica a las soluciones tecnológicas para la industria del plástico y el envasado.

And & OR facturó en el ejercicio de 2012 seis millones de euros, de ellos, el 80% son ingresos procedentes de sus ventas en el exterior. Tiene una plantilla de solo 38 empleados y delegaciones en 8 países.

La compañía sevillana es titular de patentes propias en China, Europa y Estados Unidos y vende en más de 60 países, desarrollando proyectos para fabricantes de maquinarias, envases y líneas de envasado de las principales multinacionales de la alimentación y bebidas.

Viste a los peques de la casa en cuatro continentes

La malagueña Mayoral, premio Alas en la categoría de trayectoria internacional, es líder del sector de moda infantil en la península Ibérica y una de las principales marcas de Europa. Obtuvo en 2012 una facturación de 240 millones de euros, 160 de ellos (el 66,7%) procedentes de las exportaciones.

La compañía da empleo a un millar de trabajadores y vende más de 21 millones de prendas de vestir al año en más de 60 países de Europa, África, América y Asia, a través de sus 12 filiales en el exterior, 180 agentes comerciales, más de 150 tiendas propias y 8.000 puntos de venta.

Además de su sede central en Málaga, la empresa posee filiales comerciales en Italia, Portugal, Grecia, Chipre, México, Francia, Polonia, Rusia, Turquía, Ucrania, EE UU, China y Colombia.

Mayoral fue fundada en 1941 como un modesto negocio dedicado a la producción y comercialización de calcetines. En los noventa, la tercera generación inició su internacionalización.