Logra las garantías para cobrar los 5.000 millones de dólares por el 51% de YPF

El consejo de Repsol ratifica hoy el pacto que pone fin al conflicto con Argentina

Convocará hoy la junta y aprobará los resultados de 2013

El pacto debe ratificarlo en parlamento argentino

Antonio Brufau, presidente de Repsol.
Antonio Brufau, presidente de Repsol.

En contra lo que es habitual, el consejo de administración de Repsol convocado para hoy iniciará su sesión a las 10 de la mañana y, muy probablemente, se prolongará a lo largo de la tarde. La tarea es ardua, pues en el orden del día figura la aprobación del acuerdo que pondrá fin al conflicto que la petrolera española mantiene desde hace dos años con el Gobierno argentino tras la expropiación del 51% del capital de YPF; la convocatoria de la junta y la aprobación de los resultados de 2013 y el reparto de dividendo.

El pasado noviembre, con la intervención del Gobierno español y del mexicano, Repsol aceptó un principio de acuerdo, según el cual, Argentina le compensaría con 5.000 millones de dólares (unos 3.600 millones de euros) a pagar en bonos argentinos. Se inició un proceso de negociación en el que han participado, por parte de Repsol Nemesio Fernández-Cuesta y Luis Suárez de Lezo, cuyo objetivo era lograr las máximas garantías financieras para lograr cobrar esa suma al margen de los fuertes descuentos de la deuda argentina en los mercados internacionales.

El claro interés de Argentina por poner fin al conflicto, ha propiciado un acuerdo que hasta el propio Gobierno de Cristina Fernández ha guardado en secreto. La ley argentina de nacionalizaciones exige el pago de una compensación en el plazo de dos años (se cumple el 17 de abril) una vez que el Tribunal de Tasación del país valore la compensación.

De vencer el plazo, Repsol podría demandar ante la justicia argentina la devolución del 51% de las acciones expropiadas, loque se sumaría a los pleitos internacionales que mantiene, entre ellos, un arbitraje internacional en el Ciadi. También el parlamento del país debe dar el visto bueno al pacto.

En el caso de Repsol, este debe ratificarlo la junta general, que se convocará en el consejo de hoy para dentro de un mes. Una vez aprobado el acuerdo, la petrolera quiere acelerar los trámites para monetizar cuanto antes la deuda con la que le pagarán.

Financial Times señalaba ayer que Repsol ha logrado que Argentina le garantice que logrará cobrar los 5.000 millones deólares, al margen del valor de mercado de dichos bonos. La deuda desparecerá, según ese diario, no cuando Repsol reciba esos bonos, sino cuando reciba el importe de 5.000 millones de dólares”. El acuerdo está exento de cláusulas de inmovilización y Repsol podrá vender libremente el 12% que aún mantiene en YPF.

A cambio de los 5.000 millones de dólares en bonos argentinos, que supondrá unos intereses de otros 3.500 millones, Repsol se compromete a retirar sus recursos judiciales, lo que dará confianza, según los responsables de YPF, a los inversores internacionales para participar en el macroyacimiento de gas pizarra de Vaca Muerta, en la Patagonia. La indemnización de 3.600 millones de euros que recibirá Repsol está lejos de la que Repsol apuntaba tras la expropiación (unos 10.500 millones de dólares) y del valor atribuido por Deloitte en sus cuentas por el paquete expropiado de YPF: 5.000 millones. Unas pérdidas de 1.279 millones que ha decidido provisionar con cargo a los resultados de 2013.

 

Pemex perdió 3.300 millones de dólares en enero

Petróleos Mexicanos (Pemex) registro en el mes de enero unas pérdidas de 44.800 millones de pesos, unos 3.300 millones de dólares, de acuerdo con el balance financiero de la empresa. Esta evolución se atribuye a la pesada carga tributaria de la industria petrolera en México, en el caso de Pemex, un 57,3% de sus ingresos.

En el primer mes del año, Pemex registró ingresos corrientes por 143. 578 millones de pesos (10.800 millones de dólares), de los cuales 54.449 millones (4.100 millones de dólares) corresponden a la exportación de hidrocarburos y derivados y 86.000 millones de pesos (6.500 millones de dólares) a ventas internas.

La producción de petróleo crudo se redujo 2,1% respecto a enero del año pasado y la de gas, un 0.32%. Esta situación se debe a la declinación de los principales yacimientos de donde se obtiene la producción diaria.

Pemex es un accionista de referencia de Repsol, con casi un 10% del capital y cuenta con un puesto en el consejo de administración. Tanto la petrolera estatal, como el Gobierno mexicano que preside Enrique Peña Nieto, han tenido un papel relevante en el contencioso entre la petrolera española y Argentina.

De hecho, han sido las presiones mexicanas las que propicieron el principio de acuerdo a cuatro bandas el pasado mes de noviembre.

Normas
Entra en El País para participar