Arranca la III edición de los Telefónica Ability Awards

Capacidades diferentes para impulsar a las empresas

Alberto Andreu, director de reputación y responsabilidad corporativas de Telefónica, y Pablo Pineda, embajador de los Ability Awards, presentan los premios.
Alberto Andreu, director de reputación y responsabilidad corporativas de Telefónica, y Pablo Pineda, embajador de los Ability Awards, presentan los premios.

En el mundo hay 1.000 millones de personas con algún tipo de discapacidad que, a pesar de ser potenciales usuarios intensivos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), constituyen un grupo que aún no se ha identificado del todo como un segmento de mercado al que ofrecer soluciones diferenciadas. Se trata del movimiento global The Other Billion (que hace un paralelismo con el concepto The Next Billion, acuñado por el sector TIC para referirse a los 1.000 millones de smartphones activos en el planeta).

Sin embargo, existen casos de éxito que prueban que la incorporación de la discapacidad en los distintos procesos del ciclo productivo genera valor añadido para las organizaciones. Un modelo de negocio, sostenible e inclusivo, que promueve y reconoce Telefónica con sus premios Ability Awards.

La tercera edición de estos galardones, presentada la semana pasada en un acto en Madrid, incorpora destacadas novedades. El certamen cuenta para esta ocasión con un embajador, Pablo Pineda, actor y presentador malagueño ganador de la Conchade Plata en el Festival de San Sebastián en 2009 (por Yo, también) y primer europeo con síndrome de Down con un título universitario (Magisterio).

“Estos premios reconocen lo que yo siempre he buscado y busco desde el programa Piensa en positivo [La 2 de TVE], que es la integración laboral y social de las personas con discapacidad, que en realidad son personas con capacidades diferentes”, manifestó Pineda en la presentación de la nueva edición de los Ability Awards. “Porque, frente a los recortes y la crisis, se puede invertir en empleo y en progreso con innovación, emprendimiento e imaginación”, añadió.

Una de las novedades es la creación de una nueva categoría, Innovación para la inclusión

Otra novedad de esta tercera edición es la incorporación de la categoría de Innovación para la inclusión, “que reconoce a aquellas iniciativas de emprendimiento social de base tecnológica que desarrollen productos y soluciones dirigidas al colectivo de personas con discapacidad o a aquellas iniciativas de base tecnológica que sean desarrolladas por personas con discapacidad”, explicó Alberto Andreu, director global de reputación y responsabilidad corporativas de Telefónica.

Los premios constan así ahora de cuatro categorías absolutas: Mejor gran empresa privada, Mejor pequeña o mediana empresa privada, Mejor organización del sector público y la ya mencionada de Innovación para la inclusión; y de seis categorías principales: Compromiso y liderazgo de alta dirección; Reclutamiento y selección; Accesibilidad del entorno físico; Orientación a clientes; Desarrollo profesional y formación, y Prevención y retención.

Además, Telefónica se ha propuesto este año como objetivo superar las 600 candidaturas procedentes de más de 400 entidades. Y para ello cuentan con incrementar el número de candidaturas procedentes de las pymes, “que son el eje sobre el que se moviliza casi toda la actividad empresarial de nuestro país”, destacó Andreu. Este año se podrán presentar empresas de menos de 50 trabajadores (hasta ahora se consideraban pymes a las que tenían entre 50 y 250 trabajadores).

Para animar a las pymes, “este año y como novedad, realizaremos un road show en 11 ciudades españolas para presentar en primera persona los premios a más de 1.600 empresas y organizaciones”. Las ciudades son Barcelona, Bilbao, Cantabria, Galicia,La Rioja, Las Palmas, Málaga, Mérida, Oviedo, Valencia y Valladolid. El objetivo es, reconoce Andreu, “poder seguir aumentado esta red que todos conformamos en torno a la inclusión de la discapacidad”.

Un largo proceso

Los premios no se corresponden con años naturales, su proceso, que consta de varias fases, es más largo. El plazo de inscripción de candidaturas se abrió el 19 de febrero y se extenderá hasta el 10 de abril. Tras su recepción se abre una fase de autoevaluación, que sirve como primera criba. En una tercera fase, para finales de julio, PwC, que repite como entidad verificadora, responsable de garantizar la excelencia del proceso, evalúa a los 75 finalistas. Luego, el jurado, junto con el patronato de los premios, selecciona a los 50 nominados, de los que saldrán los ganadores, en una entrega de premios que se realizará en enero, presidida por la Reina.

Normas