Según las últimas actas publicadas hoy

División en la Fed sobre el futuro de la política monetaria

La nueva presidenta de la Fed, Janet Yellen.
La nueva presidenta de la Fed, Janet Yellen. REUTERS

Los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) se mostraron divididos sobre la evolución futura de los tipos de interés una vez que se alcance una tasa de desempleo del 6,5%, así como en de qué manera debería continuarse con la reducción de su programa de estímulos en próximas reuniones, según recogen las actas del último encuentro presidido por Ben Bernanke.

Los participantes en la reunión se mostraron de acuerdo en que, con la tasa de desempleo acercándose al umbral del 6,5%, sería apropiado cambiar su orientación sobre decisiones futuras de política monetaria para ofrecer información sobre la evolución de los tipos de interés una vez se cruce esta meta.

Sin embargo, los miembros del Comité ofrecieron diferentes opiniones sobre la forma en la que tendría que llevarse a cabo esta nueva indicación sobre la evolución futura de los tipos.

Algunos apoyaron un enfoque cuantitativo en torno a los actuales umbrales, mientras que otros defendieron un enfoque cualitativo que daría información adicional sobre los factores que marcarían sus decisiones de política monetaria.

Varios miembros sugirieron que los riesgos a la estabilidad financiera deberían aparecer de forma más explicita en la lista de factores que determinarán la evolución de los tipos una vez se alcance la tasa de desempleo marcada como objetivo.

Otros creen, en cambio, que se debería hacer más énfasis en la voluntad del Comité de mantener los tipos de interés bajos si la inflación permanece de forma persistente por debajo del objetivo del 2% a largo plazo.

También se propuso dar más peso a sus previsiones económicas e incluir una indicación sobre la voluntad del Comité a ajustar su política para hacer frente a cambios no deseados de las condiciones financieras. Incluso, unos pocos participantes apuntaron que podría ser adecuado elevar los tipos “relativamente pronto”.

Reducir las compras de bonos

Respecto al programa de compra de deuda, la mayoría de los miembros del Comité consideraron que la información sobre la economía estadounidense estaba en líneas generales con sus expectativas, por lo que era apropiado una nueva “modesta” reducción en el ritmo de las compras de activos.

La Fed decidió a finales de enero rebajar en otros 10.000 millones de dólares (7.273 millones de euros) el importe de sus programas de compra de deuda a partir del mes de enero, desde los 75.000 millones de dólares (54.549 millones de euros) hasta los 65.000 millones de dólares (47.276 millones de euros).

Pese a ello, un par de participantes en el encuentro destacaron que los últimos datos bajos de inflación y la “considerable” debilidad del mercado laboral incrementan las dudas sobre si es deseable seguir reduciendo el programa.

Sin embargo, admitieron que no estaba justificado detener la reducción de las compras en este momento, especialmente por la fortaleza de la economía en la segunda mitad de 2013.

Normas