Breakingviews

Éxito asegurado

El fútbol alemán está atrayendo a multitud de inversores institucionales. El fondo de inversión estadounidense KKR canalizó el mes pasado 61 millones de euros en el Hertha BSC, con sede en Berlín. Ahora Allianz se ha hecho con una participación del 8,3% en el FC Bayern de Múnich, pagando 110 millones de euros. A diferencia del caso de KKR, es fácil ver el retorno de la inversión financiera de la aseguradora alemana.

La apuesta de KKR en el deficitario Hertha es un cambio de rumbo. El equipo ha descendido dos veces desde 2009 y su volumen de negocios es alto solo en términos del número de directivos despedidos. Allianz invierte en la marca más fuerte del fútbol alemán. Die Bayern va en camino de lograr su 240 título de liga, después de haber ganado la Liga de Campeones el año pasado y dominado la Bundesliga nacional desde la década de los setenta. El club tiene beneficios desde hace 21 años, y un margen Ebitda del 17%.

Es cierto, Allianz paga un precio impactante. El acuerdo otorga al Bayern un valor de empresa de 1.320 millones de euros, el equivalente a tres veces sus ventas y 19,6 veces su Ebitda histórico. Pero es algo menos que la inversión de Audi en 2010 en múltiplo de Ebitda y supera al acuerdo de Adidas de 2002 en múltiplos de ventas. Incluso el deficitario Hertha fue valorado por KKR en 2,8 veces las ventas.

El Bayern también cuenta con un potencial de crecimiento, basado en el su número global de fans. Los derechos de emisión internacionales de la Bundesliga se venden actualmente en 70 millones de euros por año.

El riesgo es la dirección corporativa. El Bayern está a cargo de antiguos jugadores y su consejo está compuesto por representantes de Audi, Adidas y otros grandes nombres de la industria alemana. Su presidente Uli Hoeness, estrella de fútbol de los setenta y consejero de 1979 a 2009, está envuelto en un escándalo fiscal. A pesar de entregarse a las autoridades y revelar la existencia de una cuenta secreta en Suiza, sigue al frente. El juicio comienza el mes que viene. El consejo de administración podría desinflarse un poco, pero no podría tener mejor antídoto que un gran inversor financiero del sector de los seguros.

Normas
Entra en El País para participar