La asociación teme que el sistema facilite subidas encubiertas

Facua denuncia que el nuevo sistema de precios eléctricos vulnera la ley

La asociación teme que el sistema facilite subidas encubiertas

Soria considera que avanza en la liberalización

Rubén Sánchez, portavoz de Facua.
Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Efe

La asociación de consumidores Facua ha advertido hoy al Gobierno que el sistema que ha propuesto para fijar las tarifas eléctricas “no sólo facilitará nuevas subidas injustificadas, sino que vulnera la legislación española en materia de consumo”. Según el borrador de RD por el que se establece la metodología de cálculo de los precios voluntarios para el pequeño consumidor, “los usuarios no podrán conocer de antemano las tarifas que les aplicarán”, según esta organización. Así, el importe de cada kWh consumido será distinto cada día o cada hora, según el tipo de contador (digital o analógico).

Facua señala que no pueden modificarse las tarifas de un servicio sin facilitar esta información previamente a los usuarios, de manera que puedan decidir si aceptan o no las nuevas condiciones. Se trata de un derecho reconocido en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. En este sentido, subraya que la información sobre el precio de un servicio antes de su contratación es un derecho esencial de los consumidores. Asimismo -añade Facua-, el artículo 85.10 de la citada norma considera abusivas “las cláusulas que prevean la estipulación del precio en el momento de la entrega del bien o servicio”.

El hecho de que los consumidores puedan ser objeto de casi 1.500 tarifas distintas, una por cada hora del periodo bimestral de facturación, hará infinítamente más opaco el recibo de la luz y dificultará de forma extrema la posibilidad de verificar si se ha producido alguna irregularidad.

La asociación recuerda que el eléctrico se ha convertido en el tercer sector más denunciado por los consumidores españoles, tras las telecos y la banca. El nuevo sistema puede provocar un incremento exponencial de las reclamaciones que las autoridades competentes de ámbito estatal y autónomico no están en capacitadas para atender dada su enorme falta de medios.

Facua considera que el sistema que pretende imponer Industria “es una auténtica aberración”, pues impone al consumidor el pago de tarifas que no conocerá hasta recibir la factura y que dependerán del mecanismo de fijación de precios en el mercado mayorista diseñado por el Gobierno del Partido Popular a finales de los 90. Una fórmula que Facua rechazó desde su implantación y que en la última década ha provocado subidas brutales que alcanzan el 75% para el usuario medio, que se han agravado con la subasta eléctrica que comenzó a aplicar Ejecutivo del PSOE en 2009, “que introdujo un plus de especulación en el sistema”.

Por otra parte, el ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguró ayer en una entrevista que la reforma del mercado mayorista (pool), en la que trabaja el Gobierno tendrá como objetivo “introducir más competencia” y “que la liberalización sea mayor”. Este mercado no se ha modificado desde la ley eléctrica de 1997 y ahora el Gobierno está “hablando con el sector” para ahondar en la liberalización.

Con el nuevo sistema que sustituirá a las subastas eléctricas, la referencia para fijar el precio será el pool, que, según dijo Soria en diciembre, se presta a la manipulación de las empresas.

Denuncias de la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado dos denuncias contra las eléctricas, una por la práctica conocida como slamming, que consiste en convencer a clientes para que se cambien de compañía con engaños, y la segunda por la falta de competencia en el sector La OCU ha pedido a la CNMC que tome medidas para garantizar un mercado competitivo.

Normas