Breakingviews

Coca-Cola de máquina

La nueva asociación de Coca-Cola con el especialista en bebidas de máquina Green Mountain Coffee Roasters abre la puerta a un nuevo mercado. Las ventas de refrescos tradicionales están disminuyendo según los consumidores estadounidenses se conciencian con su salud y evitan las bebidas azucaradas. Pero la compañía Sodastream ha demostrado que algunas personas están dispuestas a prepararlas por sí mismas. Las cápsulas de jarabe de Coca-Cola en Green Mountain podría ser una mezcla rentable.

El acuerdo establece que Coca-Cola se hará con una participación del 10% en Green Mountain y que estarán asociados durante 10 años para vender productos de la marca de refrescos a través de una máquina parecida a la de preparar café. La inversión de Coca-Cola será de unos 1.250 millones de dólares, o 74,98 dólares por cada nueva acción emitida de Green Mountain.

La sociedad entre ambos parece abrir un camino prometedor para apoyar las ventas de refrescos a la vez que se saca más jugo de los negocios existentes. La estrategia es similar a los modelos de máquina de afeitar y cuchilla de Gillette. Las máquinas de café representan a la maquinilla de afeitar y las cápsulas de bebidas a las cuchillas de alto margen. Dado que el modelo funciona para el té y el café, no hay razón para creer que no vaya a funcionar también para bebidas frías y, sobre todo con la fortaleza del marketing global de Coca-Cola detrás del esfuerzo.

La compañía de bebidas preparadas en casa Sodastream ya ha mostrado el camino: se prevé que sus ingresos alcancen los 560 millones de dólares en 2013. Una combinación poderosa de Coca-Cola y Green Mountain podría hacerlo aún mejor. Para un negocio sediento de nuevas fuentes de ingresos, podría ser un plan refrescante.

Normas