Ofrece un sistema de compra todo incluido similar al de los móviles

El Citroën C4 Cactus llega para relanzar la planta de Villaverde

Citroën C4 Cactus, en la presentación de ayer en París.
Citroën C4 Cactus, en la presentación de ayer en París.

"Cada época tiene sus retos y hay que atenderlos”. Así comenzó la presentación mundial en París del nuevo Citroën C4 Cactus a cargo del director general de la marca, Philippe Banzet. Esta frase sirvió al directivo para introducir la idea de que Cactus será más que un nuevo modelo, será la avanzadilla para la renovación completa de la gama C de la firma de los chevrones.

Banzet apuntó que los pilares de la renovación son más diseño, por dentro y por fuera, más confort físico pero también intelectual y más tecnología útil para el conductor. Todo esto a un coste ajustado, competitivo en la compra pero también en el uso.

El Cactus es un modelo especial para la marca por la renovación que supone pero también para España, dado que se fabricará en exclusiva en la planta de PSA Peugeot Citroën de Villaverde. Esta adjudicación es especialmente importante si se tiene en cuenta que la factoría, que emplea a 2.100 personas, está inmersa en un ERE que afecta a 1.600 trabajadores, el 76% de su plantilla total.

La medida, anunciada en octubre, es de aplicación durante 70 días, que se concentrarán en los primeros meses de 2014. Obedece, según fuentes de la empresa, al “ajuste de producción en la planta hasta que llegue a la cadena de montaje” el esperado Cactus. La planta de Villaverde producía hasta ahora solamente las versiones cupé cabrio y berlina de cinco puertas del Peugeot 207.

El más vendido

Cactus amplía una gama que en España es más que exitosa. El Citroën C4 se posicionó el año pasado en cabeza de los más vendidos en el país, con 23.837 matriculaciones, y ha vuelto a revalidar el título en enero de este año al vender 1.990 unidades en el mes. Sin embargo, el nuevo modelo confirma la estrategia de la compañía de renovar toda la línea C, “un segmento muy concurrido”, según explican.

Desde Citroën han planteado el Cactus como un coche atractivo pero que sea práctico y económico. Así, incorpora un sistema de venta todo incluido similar a las ofertas de telefonía móvil. Citroën propone a los clientes del C4 Cactus soluciones de compra en forma de cuota mensual o por kilómetro. Esta oferta “permite cubrir todos los gastos durante la duración del contrato a excepción del carburante”. Es decir, en el pago mensual de financiación del vehículo se incluyen ya las cuotas de seguro y mantenimiento.

En cuanto al diseño, uno de sus detalles más impactantes son los AirBumps, unos paneles de carrocería acolchados “que refuerza el diseño y protege” contra los habituales roces y raspones en los aparcamientos. Estos elementos ahondan en el espíritu práctico del coche puesto que “contribuyen directamente a la reducción de los costes de mantenimiento y reparación del vehículo”.

Los asientos delanteros también son interesantes, en el sentido de que piloto y copiloto irán sentados en un sofá, en un asiento corrido sin divisiones. La guantera crece también al haberse instalado el airbag del acompañante en el techo. Este vehículo también incorpora una interfaz de conducción totalmente digital y muy intuitiva. La pantalla táctil de 7 pulgadas de serie permite acceder a funcionalidades como la climatización automática, los sistemas multimedia o la navegación o los límites de velocidad.

Normas