Las entidades reducen la salida de caja y refuerzan sus balances

Los dividendos en 'scrip' ahorran 19.000 millones a Santander, BBVA, CaixaBank y Popular

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín (derecha) junto al consejero delegado de Banco Santander, Javier Marín (izquierda).
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín (derecha) junto al consejero delegado de Banco Santander, Javier Marín (izquierda). EFE

La gran banca se ha ahorrado unos 19.000 millones de euros en la retribución a sus accionistas gracias a la fórmula del scrip dividend, que permite sustituir en parte el pago en efectivo del dividendo por la emisión de nuevas acciones con cargo a reservas. Esta fórmula supone un cambio contable en los componentes de los fondos propios y ningún gasto para las entidades.

El primer banco que introdujo este sistema de retribución fue Santander en 2009.Desde entonces, han seguido esta senda BBVA, CaixaBank, Popular y, por una vez, Bankinter, así como otras sociedades no financieras. Así se ahorran la salida de caja que suponía entregar dinero en efectivo por todas y cada una de sus acciones. Para los bancos es especialmente importante, ya que pueden destinar los beneficios no distribuidos a reforzar su capital, un bien muy preciado en una etapa de continuos desafíos regulatorios.

El Gobierno, de hecho, ha limitado los dividendos en efectivo de la banca en 2014 a un importe similar al capital que les haya sobrado a finales de 2013 para cumplir con una ratio de solvencia del 9%. Y el Banco de España baraja, además, volver a restringir los pagos a un máximo del 25% de los beneficios, como ya hizo en 2013.

La modalidad del scrip dividend da a los accionistas tres opciones. Primera, recibir nuevas acciones; segunda, vender los derechos de la ampliación en el mercado durante los días que cotizan; o, tercera, venderlos a la entidad a un precio al que esta se ha comprometido previamente. Esta última opción es la más parecida a cobrar el dividendo. Por lo general, la mayoría de los accionistas se acoge a la primera opción, que es la que se aplica por defecto. En Santander, que finalizó el mes pasado la primera retribución de 2014 a sus accionistas, los que eligieron por vender los derechos a la entidad fueron minoría. Solo lo hicieron representantes del 13,6% del capital.

Desde el punto de vista del inversor, la opción de quedarse con las acciones supone no recibir dinero, mientras que el accionista que decide vender al banco o en la Bolsa sus derechos diluye su participación en el capital en la compañía.Santander es, con diferencia, la entidad que más ha recurrido a esta fórmula de remuneración. El 21,9% de sus acciones corresponde a las ampliaciones de capital efectuadas para cumplir con “Dividendo elección”, su fórmula de scrip dividend. El banco presidido por Emilio Botín tendría que haber desembolsado unos 14.500 millones de euros si hubiera tenido que pagar en efectivo el dividendo a los accionistas que optaron por acudir a las sucesivas ampliaciones de capital por el scrip dividend.

En 2011, BBVA, Popular,CaixaBank y Bankinter también lanzaron esta fórmula de retribución al accionista. En el caso de la entidad catalana, el 10,3% de sus acciones corresponde a las ampliaciones de que se han llevado a cabo para retribuir a sus accionistas. Gracias a esta fórmula,CaixaBank se ha ahorrado alrededor de 1.600 millones de euros.

BBVA es el tercer banco que más ha empleado este sistema flexible de remuneración al accionista, como lo presentan las entidades.BBVA ha ampliado capital por el equivalente al 7,5% de su actual número de acciones para remunerar a sus accionistas. El ahorro para la entidad durante estos tres años ha sido de unos 2.700 millones de euros, que es lo que habría pagado a sus accionistas que decidieron quedarse con las nuevas acciones en lugar de pedir el pago en efectivo del dividendo trimestral.

Popular realizó tres ampliaciones de capital en 2011 y una en 2012 con la finalidad de remunerar a sus accionistas a través del scrip dividend. Después de dos años sin pagar dividendo, el banco presidido por Ángel Ron ha vuelto a hacerlo este ejercicio, de nuevo con esta modalidad. Hasta el 21 de febrero cotizarán en el mercado los derechos de los accionistas de Popular en esta ampliación de capital. El banco se compromete a pagar 0,04 euros por cada derecho, exactamente el precio al que concluyeron ayer en Bolsa. Los accionistas del banco tienen hasta el 10 de febrero para decidir a cuál se las tres opciones se acogen.

Bankinter solo ha realizado una ampliación de capital por el scrip dividend.Fue en 2011 y supuso la emisión de 3,4 millones de nuevas acciones que son el 0,39% del capital del banco.

Las ampliaciones de capital de los bancos en los últimos años no se han debido solo al scrip dividend, puesto que varias entidades han ejecutado en los últimos años distintas ampliaciones de capital por otras razones como la metamorfosis de bonos necesariamente convertibles o el refuerzo del capital ante el deterioro del entorno económico por la crisis.

La última gran ampliación con derecho de suscripción preferente para todos los accionistas fue efectuada por Sabadell en octubre y recaudó 1.382 millones de euros. Popular, por su parte, dio entrada a inversores mexicanos en diciembre por 450 millones. En 2010, BBVA levantó 5.000 millones para controlar el turco Garanti y Santander se reforzó en 2008 con 7.200 millones.

Empresas que usan el ‘scrip’

ACS

El grupo que preside Florentino Pérez ha utilizado la fórmula del scrip dividend desde el pasado julio, y actualmente está en pleno proceso de remuneración a sus accionistas. ACS se compromete a pagar por cada uno de los derechos 0,446 euros, cuando ayer en Bolsa concluyeron a 0,4110.

Iberdrola

Iberdrola fue una de las primeras empresas no financieras en poner en marcha el scrip dividend: lo hizo en el verano de 2010. El pasado enero, desembolsó 181 millones para comprar los derechos. Si hubiera pagado solo dividendo en efectivo, hubiera tenido que poner encima del tapete unos 600 millones más.

Acerinox

El fabricante de acero inoxidable estrenó el scrip dividend el pasado junio. Emitió 7,8 millones de acciones, el 3% de su capital actual.

Repsol

La compañía comenzó a utilizar ampliaciones de capital liberadas para retribuir a sus accionistas en junio de 2012, unos meses después de la expropiación de YPF por el Gobierno argentino. Su último scrip data del pasado diciembre. Propietarios con el 37,4% del capital optaron por el efectivo.

Faes y Almirall

Las compañías farmacéuticas Almirall y Faes lanzaron la fórmula de scrip dividend en 2012. La última ampliación de Almirall se produjo en mayo de 2013. En el caso de Faes, su último dividendo con esta modalidad fue el pasado enero.

Normas
Entra en El País para participar