Antony Jenkins cree que no sería "correcto" cobrarlo

El consejero delegado de Barclays renuncia a su bonus de 2013

Logotipo de una sucursal del banco Barclays en Londres.
Logotipo de una sucursal del banco Barclays en Londres. EFE

El consejero delegado de Barclays, Antony Jenkins, ha decidido renunciar al bonus que le había otorgado el consejo de administración por el ejercicio 2013, al igual que hizo en 2012, argumentando que no sería “correcto” recibirlo tras los elevados costes legales a los que ha tenido que hacer frente la entidad de 2013 y a la ampliación de capital que tuvo que hacer para cumplir con las exigencias de Reino Unido.

En un comunicado, Jenkins destaca que 2013 ha sido un año de un “considerable cambio positivo” para Barclays y, en particular, se mostró orgulloso de los progresos realizados a la hora “comenzar a reconstruir la confianza, definir e implementar una cultura común, reposicionar el negocio para el futuro y mejorar significativamente el balance”.

Sin embargo, admite que, aunque todas estas medidas van en el interés a largo plazo de sus accionistas, es consciente de los costes “muy significativos” que han sido necesarios para abordar problemas legales en 2013, así como para deshacerse de activos y negocios en los que ya no desea participar.

“Sumado a la sustancial ampliación de capital realizada en otoño, he concluido que no sería correcto, en estas circunstancias, que aceptara el bonus por el año 2013, y por lo tanto he declinado respetuosamente el que me ha ofrecido el consejo”, afirma Jenkins.

Barclays emitió el pasado mes de octubre aproximadamente 5.800 millones de libras (6.997 millones de euros) en nuevas acciones para cubrir la brecha de capital de 12.800 millones de libras (15.442 millones de euros) detectada tras las últimas pruebas de capital realizadas por la Autoridad de Regulación Prudencial de Reino Unido (PRA por sus siglas en inglés).

 

Normas