Los futuros europeos caen un 0,6%

Wall Street pincha y hace presagiar otra jornada negra en los mercados europeos

Sede de la Bolsa de Nueva York. Ampliar foto
Sede de la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Mal comienzo de febrero para las Bolsas. A la inestabilidad que han generado en los mercados las turbulencias de las divisas emergentes se han sumado ahora dudas sobre la fortaleza de otras economías, como la estadounidense y la china. Este nuevo varapalo ha provocado que Wall Street cerrara con una caída superior al 2%. El Dow Jones se dejó el lunes un 2,08%, el Standard & Poor's ha perdido un 2,28% y el Nasdaq ha caído un 2,61%.

Un saldo que ya se hacía presagiar en el arranque del mercado neoyorquino y que hoy podría salpicar a Europa.Los futuros europeos bajan a esta hora un 0,7%.

De momento, el Ibex ha comenzado febrero perdiendo los 9.800 puntos. Las ligeras subidas en los primeros compases de sesión cedieron pronto el testigo a los números rojos. Las caídas en la apertura de la Bolsa estadounidenses por un mal dato del sector manufacturero empujaron más hacia abajo al selectivo español, que finalmente ha cedido un 1,96% y se sitúa en el nivel de los 9.725,4 puntos. El Ibex empezaba a la baja una semana en la que la reunión del BCE el próximo jueves, las tensiones de los emergentes y la temporada de presentación de resultados empresariales guiarán la acción de los mercados.

La principal referencia macroeconómica del día en Europa ha sido la publicación de los PMI manufactureros de la zona euro y de varios países del Viejo Continente. Pese a que este índice de actividad subió en enero de 52,7 a 54 puntos en la eurozona y en España pasó de 50,8 a 52,2, el dato no sirvió como catalizador. Por el contrario, las caídas en la apertura de Wall Street por el dato del índice ISM del sector manufacturero en Estados Unidos mucho peor de lo esperado (cayó desde 56,5 hasta 52) ha contagiado al resto de mercados. 

El mal tono de las Bolsas estadounidenses ha llevado a profundizar las caídas del Ibex, con 31 de los 35 valores en rojo. Uno de los valores protagonistas de esta jornada apática ha sido Bankia. La entidad presidida por Ignacio Goirigolzarri volvió a los beneficios el año pasado (ganó 509 millones de euros). El valor ha llegado a subir cerca del 2% en el día, pero se desinfló a medida que avanzaba la sesión y ha cerrado plano. La mayor subida del del día la anotó Amadeus con un alza del 0,99%, mientras que Gamesa (-4,33%) y Sacyr (-3,59%) lideran las caídas.

La reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) que se celebrará este jueves será una de las citas clave de la semana bursátil. Los expertos no descartan una nueva bajada del precio del dinero en la zona euro de entre cinco o diez puntos desde el mínimo histórico del 0,25% actual. La inflación del 0,7% en enero podría empujar al organismo presidido por Mario Draghi a tomar medidas extraordinarias para espantar el fantasma de la deflación. Una nueva inyección de liquidez para los bancos (LTRO) o establecer una tasa negativa a los depósitos que las entidades guardan en el BCE son otras de las posibilidades que barajan algunos analistas.

“El principal mandato del BCE es el control de la estabilidad de precios y ello engloba tanto los riesgos que presente la evolución de los mismos al alza como a la baja. Es por ello que, siendo como es ya la deflación en la zona euro un escenario no descartable del todo, el BCE debería tomar cartas en el asunto”, apuntan desde Link Securities.

Tampoco han ayudado a animar al mercado el mal dato de PMI en China, que demuestra que la segunda economía mundial sigue ralentizando su crecimiento. Desde Citi explican que parte de ese mal dato de la actividad industrial responde a factores coyunturales (la celebración del año nuevo lunar), pero también destacan que las últimas cifras macroeconómicas conocidas llevan a pensar que la economía china seguirá reduciendo su crecimiento los próximos seis meses. La firma estadounidense estima que el PIB del gigante asiático crecerá un 7,3% este año.

En el mercado de divisas, centro de atención en las últimas jornadas por la depreciación de varias monedas de países emergentes, continúa latendencia a la baja. Así, el peso colombiano cae un 1,7% hasta los 2.051 dólares. A pesar de las subidas de tipos de los bancos centrales de Sudáfrica y Turquía, también se siguen depreciando el rand sudafricano, que se deja un 0,95% y la lira turca, que baja un 0,66%. El peso chileno (-0,79%), el real brasileño (-0,71%), el peso mexicano (-0,68%), el rublo ruso (-0,55%) y el peso argentino (-0,2%) también se deprecian.

En el mercado de deuda, el bono español a 10 años se paga al 3,73%, con la prima de riesgo bordeando los 210  puntos básicos. El interés del bono alemán a diez años ha bajado al 1,64%. La deuda germana se ha vuelto a erigir en refugio ante el estallido de la crisis cambiaria en Argentina y que amenaza con contagiarse a otros países latinoamericano.

El euro sube hoy ligeramente en el mercado de divisas de Fráncfort (Alemania) y esta mañana se cambia a 1,3497 dólares, frente a los 1,3488 dólares a que se cotizaba el viernes.

IBEX 35 9.201,80 -0,62%
Normas