El banco espera volver a crecer en créditos este año

BBVA quiere que España represente el 50% del beneficio en 2016

El presidente de BBVA, Francisco González.
El presidente de BBVA, Francisco González. Getty Images

La cuenta de resultados de BBVA no ha logrado reponerse de las pérdidas que le generó hace tres meses la contabilización a valor de mercado de la participación que controla en el banco chino Citic y que restaron al grupo 2.374 millones al beneficio. La entidad cerró el año con unas ganancias de 2.228 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 33%. Este resultado está muy alejado de los casi 4.000 millones que calculaba que podría ganar a principios de año, o incluso de lo que preveían los analistas.

 El mercado doméstico también ha contribuido a restar ganancias al grupo. En España el banco cerró con unos números rojos de 671 millones de euros, tras perder 1.254 millones de euro en su unidad inmobiliaria. Y eso que esta unidad ha reducido considerablemente sus números rojos, que en 2012 ascendieron a 4.044 millones. Durante el ejercicio que acaba de finalizar BBVA vendió 14.390 inmuebles, un 43,2% más que un año antes. La actividad comercial también aflojó su aportación al beneficio al sumar 583 millones, con una caída del 49,8% sobre lo registrado un año antes.

EE UU aportó 390 millones al resultado neto, un 11,8% menos que en diciembre de 2012. Tanto en España como en EE UU le cae el margen de intereses, algo que no ocurre en el resto de los países en los que opera.

Estos resultados negativos han sido compensados parcialmente por los 823 millones generados gracias a las operaciones corporativas, una nueva rúbrica en la que incluye las plusvalías por el acuerdo de reaseguro de la cartera de seguros de vida-riesgo individual en España, así como los extraordinarios de inversiones y desinversiones en Unnim, BBVA Panamá y BBVA Puerto Rico, así como las pérdidas por la puesta en valor de la participación del 9,9 % en el banco chino.

México, su gran apuesta, sigue dando alegrías al grupo al aportar unos beneficios de 1.805 millones, el 6,8% más. América del Sur sumó 1.249 millones de beneficios, con un alza del 4,1%. Garanti, banco turco en el que controla el 25%, junto a su participación en Citic obtuvieron en conjunto 454 millones, un avance del 12,4%.

Pero BBVA, como lo hiciera un día antes Santander, también prevé una mejora sustancial en sus resultados este año. “Las perspectivas para 2014 han mejorado significativamente y en BBVA estamos en una posición inmejorable para responder al crecimiento de la demanda solvente de nuevo crédito”, declaró el presidente del banco, Francisco González. Y añadió que “lo peor ha pasado. El banco ya ha entrado en una etapa de gran crecimiento. El año 2015 será mejor y 2016 mucho mejor”.

El banquero estima que la economía española crecerá “un poquito más del 1%” durante el presente ejercicio, pero considera que su potencial es de al menos el 2% y puede llegar al 3% si el Ejecutivo avanza en su agenda de reformas. González alabó la reforma laboral puesta en marcha por el Gobierno, a la que calicó como “el gran éxito del Gobierno”. Pese a ello, considera que hay que ahondar en los cambios en el mercado de trabajo para acabar con la gran lacra de España, el paro.

Aunque cree que la economía mejorará en España, insistió en que para reducir la alta tasa de desempleo, se necesita que la economía “crezca con fuerza” cuanto antes. También recetó al Gobierno que reduzca “al máximo los gastos improductivos en el sector público” o “cambios fiscales que propicien más la inversión y el ahorro”.

El banquero no dio ninguna referencia sobre los resultados que puede alcanzar el grupo este año en general, ni en España en particular, donde ya espera, como en el resto de las geografías donde opera, una clara recuperación. Si señaló que prevé que el negocio en España aporte alrededor del 50% de los beneficios del grupo en dos o tres años. La franquicia española representa entre el 50% al 60% del grupo, de ahí, que quiera que las ganancias que aporte sean similares al tamaño. Ahora la aportación de España es negativa, al tener pérdidas.

Este objetivo, por tanto, es muy ambicioso si se tiene en cuenta que México lleva ya años siendo la primera franquicia de BBVA en aportación de resultados. Habría que remontarse a 2005 para contar con un peso tan importante de España en los resultados. Pese a todo, González aseguró que la unidad en España de BBVA es de las “más eficientes” y subrayó que ha ganado cuota de mercado en los dos últimos años, tanto en depósitos, créditos (pese a bajar el volumen) y clientes –gracias a la crisis de las cajas–.

Como Santander, en BBVA “estamos listos para dar crédito”, dijo González, quien matizó que pese a que España ha superado la recesión, “no se ha acabado todavía la crisis”. “No hay que dejarse guiar por el corto plazo”, enfatizó.

Como en el caso de su rival, esta sería la primera vez que el banco volviera a crecimientos del crédito desde que estalló la crisis económica. En España el crédito se redujo un 8,5%, mientras que los depósitos de la clientela subieron un 8,5%. El grupo cerró con una morosidad del 6,8 %, frente al 5,1% de 2012. Incluyendo la actividad inmobiliaria en España, la tasa supera el 10%.

González confía en el potencial de los países emergentes, a pesar de las tensiones en los mercados por la depreciación de algunas divisas. El banquero abogó por iniciar la privatización de Bankia “cuanto más pronto mejor”. Cree que vender una parte de la entidad ahora generaría pérdidas para el Estado, pero hacerlo tarde podría “ser malo”.

 

Las otras claves de 2014

Hay demasiado ruido con Cataluña y eso no beneficia a nadie”, declara González

El presidente de BBVA se mostró ayer contundente en relación con las tensiones independentistas en Cataluña. Afirmó que se está produciendo “demasiado ruido”. Y aseguró que “en ningún sitio del mundo donde voy me preguntan por Cataluña”. En opinión del banquero “se trata de un tema muy regional que no está en la agenda de los inversores”, pero eso “no quiere decir que no pueda llegar a estar”. “Tenemos una Constitución muy clara y hay un ruido muy grande. Hay demasiado ruido y ese ruido no beneficia a nadie”, declaró el número uno de BBVA.

Responsabiliza a Ordóñez, Zapatero y las cajas del dinero que se perderá

González responsabilizó a buena parte de las cajas por la crisis, así como al Banco de España en tiempos de Miguel Ángel Fernández Ordóñez y al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por el dinero que perderá el Estado con el rescate del sector. Si se pierde tanto dinero es “por no haber intervenido las cajas en 2008”, cuando el banquero dice que ya se veían los problemas que tenían estas entidades, que son “el origen de la crisis”. Cree importante explicar quiénes causaron la crisis y ver “cuál es la respuesta de la sociedad a tanto daño”, porque así se puede pensar en cómo erradicar esas malas prácticas.

Propuesta: cuatro dividendos en efectivo o ‘scrip dividend’

BBVA pedirá a su junta “flexibilidad” para poder abonar, si así lo considera oportuno, su dividendo de 2014 mediante el sistema de scrip dividend, que permite a los accionistas cobrar en acciones. Así consta en la convocatoria de junta de accionistas para el próximo 13 de marzo, y así lo explicó el consejero delegado de BBVA. El directivo dijo que, en cualquier caso, el banco tiene previsto pagar dos dividendos en efectivo este año.

Bankia y Catalunya Banc

El presidente de BBVA confirmó que el banco pujará por Catalunya Banc. “Tenemos interés en el mercado catalán”, aseguró. González dio la bienvenida a que un inversor extranjero pueda comprar esta firma o una parte de Bankia. “Estaría encantado de contar con un competidor más fuerte”, dijo.

Normas
Entra en El País para participar