La City

Renovar la flota

Quedarse plantado por culpa de un medio de transporte, sobre todo cuando en el destino alguien nos está esperando, no le gusta a nadie. De la misma manera, se podrá imaginar el disgusto que le habrá provocado al príncipe Felipe la avería que sufrió el Airbus A-310 que le llevaba de Santo Domingo a Honduras. Debido al retraso –unas nueve horas – don Felipe tuvo que anular gran parte de la agenda de trabajo en Tegucigalpa. Como si fuera poco, este fue el segundo fallo técnico de esa misma aeronave en 64 días. Por ello, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, informó ayer que el Gobierno se plantea adquirir otro avión similar a los dos Airbus de los que ya dispone, para renovar la flota a disposición de las autoridades. Ojalá esta adquisición sea más acertada.

Normas
Entra en El País para participar