Fusiones y adquisiciones

El negocio de los apretones de manos remonta por fin

Las desinversiones de los bancos y el regreso de los grandes fondos inmobiliarios reactivan el mercado de las compraventas en España después de cuatro años de caídas

El negocio de los apretones de manos remonta por fin Ampliar foto

Los asesores de fusiones y adquisiciones saben que el número de contratos cerrados durante un ejercicio no necesariamente refleja la intensidad del mismo, ya que desde que se lanza una operación hasta que se alcanza un acuerdo pueden pasar varios meses de negociaciones.

Por eso, si bien las 923 operaciones que, según Thomson Reuters, se concretaron el año pasado son pocas comparadas con las 1.381 que se lograron en 2007, antes del inicio de la crisis, 2013 ha dejado en los expertos la sensación de que el negocio empieza a reanimarse después de cuatro años de caídas.

“Desde el punto de vista de las estadísticas, ha sido un año muy malo, de los peores que yo recuerdo, y sin embargo, los que estamos en el mercado tenemos la impresión de que ha sido muy bueno porque el nivel de actividad ha ido clarísimamente de menos a más”, comenta Jorge Riopérez, socio responsable de financiación corporativa de KPMG.

El mercado empezó a repuntar después del verano, cuando se abrieron operaciones que no estarán cerradas hasta bien entrado 2014. De ahí que el volumen de negocio no refleje la recuperación de la que hablan los analistas.

De acuerdo con Thomson Reuters, el importe total bajó de 122.000 millones a 67.902 millones de euros y se alejó aún más de los 149.000 millones de 2007.

Los analistas opinan que se cumplen todas las condiciones para que la actividad recupere niveles óptimos en 2014

“El volumen se ha mantenido muy por debajo de los máximos alcanzados durante el boom crediticio y bursátil de 2006-2007”, confirma Olaf Díaz-Pintado, socio director general de banca de inversión de Goldman Sachs.

Precisa que gran parte de la actividad ha estado relacionada con la venta de negocios internacionales, como la de los activos de gas natural licuado de Repsol o la de la filial checa de Telefónica.

Pese a ello, Enrique Gutiérrez, socio responsable de transacciones y reestructuraciones de Deloitte, coincide en que el mercado recobró su impulso tras años de contención: “Hasta noviembre ya se registraban mejoras tanto en operaciones cerradas como en volumen de negocio, impulsadas sobre todo por el creciente interés inversor que generó nuestra economía a partir del tercer trimestre”.

Según TTR, cuya estadística comprende únicamente compraventas de empresas –a diferencia de Thomson, que incluye también las de activos (carteras de préstamos, por ejemplo)–, el mercado creció un 8%, hasta los 857 acuerdos, aunque el capital movilizado descendió casi a la mitad, hasta los 37.123 millones.

“Las cifras no han vuelto a valores previos a la crisis –en 2006 registramos 870 operaciones por 150.727 millones–, pero el mercado comienza a reactivarse y las compañías siguen firmando acuerdos, aunque por importes más bajos”, explica Leticia Garín, analista de la firma.

El experto de Deloitte atribuye el repunte a la mejora de la percepción internacional sobre la economía española, patente en la reducción de la prima de riesgo. “Esto ha motivado la llegada de inversores que hasta ahora no habían mostrado interés en nuestro mercado, entre ellos grandes fondos inmobiliarios que han comenzado a hacer compras en España”, señala.

Álvaro Revuelta, director sénior de banca de inversión de Citi, destaca que el sector más activo ha sido el financiero, que ha supuesto el 40% del valor total de las transacciones, la mayoría de las cuales han sido desinversiones.

Cita entre ellas la de CaixaBank, que vendió el 10% de la inmobiliaria mexicana Inbursa, y Santander, que se deshizo del 5,2% de su filial polaca Zachodni (aunque mantuvo el 70%).

A la banca le siguió en protagonismo telecomunicaciones, que representó el 23%, destacando la compra de la alemana E-Plus por parte de Telefónica (4.140 millones).

También han sido relevantes el sector público y energía, con una cuota del 16% y 8%, respectivamente. En cambio, manufactura ha sido la industria que peor se ha comportado, con una caída en términos absolutos del 21%.

De cara a 2014, los expertos opinan que se cumplen todas las condiciones para que el mercado recupere niveles óptimos de actividad. “Hay confianza, los tipos de interés están bajos, los inversores disponen de liquidez y las compañías tienen la necesidad estratégica de crecer de forma inorgánica”, dice Gutiérrez.

El sector estrella volverá a ser el financiero, donde continuarán las desinversiones, y le secundarán industria, sanidad y consumo, donde los inversores buscarán empresas con un claro perfil exportador.

Momentos estelares

La entrada de Bill Gates en FCC

Por lo significativas que han sido para la recuperación de la imagen de España, Enrique Guitérrez, de Deloitte, opina que las operaciones más importantes del año fueron la entrada de Bill Gates y George Soros en el capital de FCC.

El fundador de Microsoft pagó en octubre 113,5 millones de euros por el 6% de la constructora, mientras que el multimillonario estadounidense desembolsó en diciembre 60 millones por el 3%.

Santander fusiona su filial en Polonia

Según TTR, el sector financiero hizo cinco de las diez transacciones de mayor cuantía. Destacó en particular el cierre en enero de la fusión de las filiales polacas de Santander (Zachodni WBK) y KBC Bank (Kredyt Bank), que ascendió a 3.000 millones de euros.

Además, Bankia adquirió ese mismo mes el 30% de Bancaja Inversiones –no confundir con la caja valenciana– a la filial española de Deutsche Bank (dueña del 7,75%) y a la financiera estadounidense Guggenheim (22,27%) por 1.650 millones.

Revlon compra Colomer a CVC

Álvaro Revuelta, de Citi, resalta la contribución de los fondos de capital riesgo a la reactivación del mercado en 2013. En agosto, por ejemplo, Revlon alcanzó un acuerdo con CVC Capital Partners para la adquisición del grupo catalán de cosméticos Colomer por 490 millones de euros.

También destacó la compra del fabricante de envases metálicos Mivisa por parte de Crown Holding y la venta de Befesa a Triton Partners.



Normas