Plantea a Industria un sistema mixto para fijar los precios hasta 2016

Endesa propone cambios en la Cesur como paso previo a eliminar la tarifa

Recomienda tres subastas en cada trimestre pero solo este año y el próximo

Industria ha pedido opinión a las eléctricas para sustituir la Cesur

Andrea Brentan y Borja Prado, consejero delegado y presidente de Endesa.
Andrea Brentan y Borja Prado, consejero delegado y presidente de Endesa.

Endesa ha aprovechado la invitación que el Ministerio de Industria hizo a las grandes eléctricas y otros agentes tras la crisis de la Cesur para que le propusieran un nuevo mecanismo de fijación de los precios eléctricos para los consumidores domésticos. Como se trata de la primera vez que el actual Gobierno pide opinión al sector sobre algún cambio regulatorio, la compañía ha ido más allá de una simple proposición sobre la subasta eléctrica. Tras la anulación de la Cesur de diciembre para evitar una subida del 11%, que fue reemplazada por un precio intervenido para el primer trimestre de este año, el Gobierno se comprometió a diseñar un nuevo sistema que aplicará a partir de abril.

Después de subrayar los riesgos denunciados por la antigua Comisión Nacional de la Energía (CNE) que implica utilizar una única subasta al trimestre para fijar el precio de la tarifa de último recurso (o TUR) ya denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), Endesa propone un sistema mixto transitorio: que el 50% del precio se establezca a través de una subasta similar a la Cesur, pero aumentando su número, y el otro 50% con los precios de los mercados a plazo de los 90 días anteriores.

Se trata de un esquema que, según señala Endesa en la propuesta que ha remitido al Ministerio de Industria, pueden “replicar” los comercializadores del mercado libre. La eléctrica considera que la Cesur “no es un mecanismo adecuado de cobertura de riesgos para los generadores”. Por ello, plantea tres subastas cada trimestre (una al mes) cuyo resultado medio se trasladaría al consumidor al finalizar dicho trimestre.

Sin embargo, Endesa va más allá en sus sugerencias ya que plantea un periodo transitorio en el que el peso de la subasta iría descendiendo hasta desaparecer. Concretamente, este año ponderaría el 50%; en 2014, un 25%, y ya en 2016, el 100% del precio tomaría como referencia solo los mercados de futuros.

Endesa propone subastas mensuales pero solo de manera transitoria

En paralelo, Endesa propone un calendario para la desaparición paulatina del PVPC al que considera “una forma provisional de fijar un precio regulado en tanto se desarrolla el mercado liberalizado”. Así, propone a Industria que a partir del 1 de enero de 2015 mantengan el derecho a dicho precio regulado solo los clientes con menos de 5 kW de potencia contratada (en estos momentos, el límite está en 10 kW) y que a partir de 2016 solo sobreviva la tarifa social que determine el Gobierno para consumidores vulnerables.

Mientras llega la liberalización total, el mecanismo de fijación del PVPC “debe ser consistente con las prácticas de cobertura de riesgos de los comercializadores libres y ha de ser replicable por estos”, insiste Endesa. Y es que, en su opinión, uno de los problemas de la Cesur era que la compra de la energía a plazo se realizaba de forma independiente por parte de los cinco comercializadores a tarifa y de los que suministran en el mercado libre. La compañía propiedad de Enel entiende que el esquema que propone, “tiene las ventajas de un mercado competitivo y obstaculiza lo menos posible el desarrollo de dicho mercado”.

La compañía descarta subastas más allá del trimestre, lo cual va en contra del plazo más dilatado (un año) que han sugerido el propio ministro de Industria, José Manuel Soria, y el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, y del criterio de la antigua CNE y de la actual CNMC. Cuanto más largo sea el periodo, “mayor serán los sobrecostes de los operadores y más alta la prima de riesgo que se reflejará en el precio final”, señala Endesa. Y añade que fijar una tarifa anual va contra las recomendaciones de los reguladores europeos y se prestaría a “comportamientos oportunistas (arbitrajes) de cambio entres entre la tarifa regulada y el mercado libre por parte de ciertos consumidores. También desaconseja la introducción de productos solapados en las subastas.

 

Un 31% de los domésticos se han pasado al mercado libre

En su propuesta a Industria, Endesa parte de la premisa de que “la tarifa de último recurso obstaculiza el desarrollo de un mercado competitivo”, por lo que cualquier reforma, debe encaminarse a la liberalización total del mercado. En este sentido, destaca que en los últimos años la competencia “se ha desarrollado de forma considerable en España”. Endesa explica dicho desarrollo en el hecho de que, de los 25 millones de usuarios con derecho a tarifa de último recurso (ahora precio voluntario al pequeño consumidor o PVPC), 9,4 millones se han pasado al mercado libre aceptando las ofertas de las 116 comercializadoras que estaban en activo en 2012.

Ese dato supone que un 31% de los clientes domésticos habían abandonado la tarifa regulada en 2012, frente al 25% de 2011. Este porcentaje sitúa a España en segundo lugar de la UE, detrás de Bélgica, en grado de penetración del mercado libre. Asimismo -señala Endesa-, España ofrece uno de los mayores ratios de cambio de comercializador de entre los países comunitarios (un 14,6%) lo que Endesa atribuye a los ahorros que ofrece el mercado.

La liberalización que la eléctrica propone “es compatible” con una tarifa para los consumidores vulnerables y exige una labor de control de la competencia por parte de la CNMC.

Según recuerda en su escrito, 11 países de la Unión, entre ellos, Alemania y Reino Unido, no tienen tarifas reguladas y otros cinco tienen prevista su eliminación gradual. Francia y varios países del Este tienen tarifas para largos periodos “que no reflejan los costes”, y en ellos la competencia es limitada. En Italia, Bélgica y Dinamarca, hay un sistema de tarifas similar, pero solo este último opta por las subastas.

Normas
Entra en El País para participar