Su laboratorio ‘Platform-art’ es el primero en Europa

GMV lleva la tecnología española al espacio exterior

El director general de GMV, Jesús B. Serrano Martínez, en el centro de control que la compañía tiene en Tres Cantos (Madrid).
El director general de GMV, Jesús B. Serrano Martínez, en el centro de control que la compañía tiene en Tres Cantos (Madrid).

El pasado mes de octubre, GMV inauguró Platform-art, un laboratorio robótico avanzado de pruebas de sistemas y misiones espaciales, el primero en instalarse en Europa. Según el director general de GMV, Jesús B. Serrano Martínez, esta instalación supone un salto cualitativo: “Aporta un elemento diferenciador con respecto a otras empresas y nos permite ser un referente a nivel europeo”. Además, este laboratorio sitúa a España como uno de los países punteros a nivel mundial en análisis de misión, dinámica de vuelo, centros de control, simulación y navegación por satélite.

La empresa se dedica a hacer pruebas de captura de basura espacial, exploración de la superficie de otros planetas, descenso lunar y misiones de vuelo en formación. Serrano explica que GMV lleva a cabo la ingeniería y el diseño, además de realizar pruebas finales en entornos hardware.
Serrano añade que las empresas españolas en el sector aeroespacial han conseguido posicionar a España en un sector estratégico por su nivel de competitividad y de know-how: “Somos la tercera empresa europea en el GPS europeo Galileo”. Por este motivo, el director general de GMV argumenta que es necesario que España ocupe “el lugar que le corresponde en cuanto a la financiación e influencia en los organismos multilaterales en los que participa”, en referencia a la Agencia Espacial Europea y la UE, que “cada vez tendrá un peso más importante en el sector espacial”.

Por otra parte, GMV es el primer suministrador mundial en sistemas de control en tierra para operadores de satélites comerciales de telecomunicaciones, además de ser el principal proveedor de sistemas de mando y control C4I del Ejército de tierra español.

“España ha conseguido posicionarse en un sector estratégico”

La compañía amplía sus actividades hacia otros sectores de actividad: “A partir de la tecnología espacial, nosotros tratamos de diversificarnos”. Por ello, trabajan para banca y seguros, sanidad, telecomunicaciones, seguridad de la información, aeronáutica y transporte ferroviario, donde introdujeron el sistema GPS y la navegación por satélite en los años 90.

Esta empresa pone mucho esfuerzo en atraer a los mejores profesionales del sector. Para evitar la fuga de talentos al extranjero, Serrano afirma que se deben potenciar el I+D y la tecnología. Además, mantiene contacto continuo con universidades con el fin de dar formación a jóvenes profesionales.

GMV cerró 2012 con una facturación de 110 millones de euros y prevé ingresar un total de 112 millones en 2013. La empresa tiene clientes en los cinco continentes y trabaja para las principales agencias espaciales. También vende tecnología española a EE UU, Alemania, Francia, Australia, países asiáticos y latinoamericanos. El directivo reconoce que desde la fundación de la compañía y al estar en el sector espacial, “teníamos el chip de que hay que ser globales”. Además, la firma continúa su crecimiento internacional con la apertura de nuevas filiales en Malasia y Colombia.

Presente en el AVE a La Meca

La firma ha conseguido recientemente contratos internacionales por un valor total de 94 millones de euros. Por ejemplo, GMV ha logrado contratos en Galileo por 37 millones de euros que incluyen el despliegue de sistemas críticos en tierra para el funcionamiento del sistema.

Además, Frontex ha firmado un contrato marco de 12 millones de euros en Polonia en el que GMV se hace responsable de la infraestructura para compartir información entre los diferentes centros de coordinación de vigilancia fronteriza.

Por otra parte, esta empresa aeroespacial española ha logrado récords en transporte público y ferroviario por valor de más de 20 millones de euros. Así, GMV se ha adjudicado el contrato de sistemas inteligentes para transporte público más grande hasta la fecha –13 millones de euros– en Polonia; ha logrado la adjudicación de los sistemas inteligentes de transporte público en ciudades de Suecia y México, entre otras; en el sector ferroviario, está presente a través de Talgo en varios sistemas de comunicaciones del AVE entre La Meca y Medina, y ha ganado el contrato de suministro del sistema avanzado de gestión basado en GPS de los ferrocarriles de Marruecos.

La compañía también consolida su proyecto en Polonia con la consecución de contratos por más de 25 millones de euros en ese país.

Normas
Entra en El País para participar