Sanción por las declaraciones presentadas a mano

Declaración de IVA por internet: Hacienda niega que exista "caos"

230.000 autónomos presentaban hasta el año pasado sus declaraciones fiscales a mano

La Agencia Tributaria asegura que informó del cambio a los afectados

Una sede de la Agencia Tributaria en Barcelona.
Una sede de la Agencia Tributaria en Barcelona. REUTERS

Hoy finaliza el plazo para presentar la declaración anual de IVA, el formulario 390 que, por primera vez, solo puede rellenarse y enviarse a la Agencia Tributaria a través de internet. Ello ha provocado la protesta de autónomos y arrendadores de inmuebles, los colectivos que menos recurren a las tecnologías. El ministerio de Hacienda, ya anunció en septiembre que, a partir de este año, quedaban vetadas las declaraciones a mano para los autónomos. Los asalariados, de momento, todavía pueden seguir utilizando el lápiz.

La Agencia Tributaria rechaza que la nueva obligación haya provocado un “caos” y asegura que la evolución de las presentaciones sigue el curso habitual. De hecho, indican que se han presentado 200.000 formularios más que en el año anterior. Los últimos datos oficiales muestran que 230.000 de los 2,5 millones de autónomos y pequeñas empresas cumplimentan los formularios fiscales a mano.

Además, la Agencia Tributaria señala que ha ampliado sus servicios de información durante la campaña de presentación del modelo 390 y ha puesto a disposición de los usuarios una web para resolver dudas.

Fuentes de la Agencia Tributaria rechazan que no se comunicara la nueva obligación y recuerdan que se han realizado más de 340 sesiones informativas y mandado más de un millón de cartas a los colectivos que podían verse más afectados. En estas misivas, la Agencia Tributaria advierte que presentar las declaraciones a mano conlleva multas de 1.500 euros Hacienda señala, además, que se ha puesto en marcha el programa PIN 24 horas para facilitar la cumplimentación de las obligaciones fiscales por internet. Las pequeñas organizaciones de autónomas argumentan que facilitar la presentación de formularios por internet no debería impedir que se utilice la vieja vía presencial.

Normas