_
_
_
_
La prima de riesgo baja hasta los 202 puntos básicos

El Ibex recupera los 9.800 en su primera sesión al alza tras seis días

Un señor japonés, reflejado en un panel japonés de cotizaciones.
Un señor japonés, reflejado en un panel japonés de cotizaciones. REUTERS

La reacción de los bancos centrales de varios países emergentes a la crisis en el mercado de divisas parece haber actuado como bálsamo en los mercados, al menos de momento. Tras las caídas de los últimos días, los inversores observan el panorama con más calma y las Bolsas consiguen recuperar parte del terreno perdido en las últimas sesiones. El Ibex logra poner fin a su racha de seis sesiones a la baja y sube un 1,24%, lo que devuelve al selectivo español por encima de los 9.800 puntos. Zanja así su peor sucesión de jornadas a la baja desde hace justo un año (el 28 de enero de 2013 comenzó una racha de seis sesiones en rojo) y se queda a las puertas de recuperar el nivel con el que comenzó el ejercicio (9.901,9 puntos). El resto de grandes índices de Europa también rebotan. aunque algo menos que el Ibex, tras sus últimas bajadas, que fueron igualmente algo menores que las del selectivo español.

La fuerte depreciación de la divisa argentina ha devuelto al primer plano la debilidad de las economías emergentes. Las monedas de otros países se han contagiado de la depreciación del peso. Junto a las preocupaciones por la crisis de las divisas emergentes y las dudas sobre la posible huida de capitales de estos mercados de fondo, los expertos coinciden en señalar que la corrección del Ibex es lógica después de su ascenso sin freno desde que empezó el año. "Recordamos que el ciclo no cambia por el momento, es un cierto descanso tras un fuerte avance, lo que debe ser visto como una oportunidad de inversión a medio plazo", afirman los analistas de Bankinter.

Desde Link Securities creen que "a pesar de lo brusca que está siendo esta corrección, es saludable ya que las Bolsas llevaban demasiado tiempo subiendo de forma ininterrumpida y, en algunos casos, las valoraciones comenzaban a no ser justificables”. Los valores que más se han revalorizado hoy en el Ibex han sido Gamesa (+6,8%) y Bankia (+4,8%). Solo cuatro de los 35 valores que componen el selectivo (Dia, Telefónica, Indra y Viscofan) han cerrado en rojo. CaixaBank y Popular han subido un 4,74% y un 2,42%, respectivamente, impulsados por la mejora de la recomendación hasta sobreponderar y por la subida del precio objetivo por parte de Credit Suisse.

Hoy, la subida de un 0,25% de los tipos de interés en India para frenar las presiones inflacionistas y proteger a la rupia ante la inestabilidad en el mercado de divisas ha infundido cierta calma en los mercados. En la misma línea, se espera que Banco Central de Turquía decida en su reunión extraordinaria de esta noche (a las 23 horas, hora española) subir los tipos, actualmente en el 7,75%, para frenar la depreciación de la lira. Desde Barclays creen que una subida de tipos contribuiría a reducir la depreciación de la lira turca, pero avisa de que persiste la inestabilidad política en aquel país. Los analistas destacan que en los próximos doce meses se celebrarán en Brasil, India, Indonesia, Sudáfrica y Turquía, algo que podría añadir nuevos focos de incertidumbre en estos países emergentes.

Los inversores seguirán esta semana muy de cerca las reuniones de los bancos centrales de los países emergentes. A los organismos emisores de India y Turquía les seguirán las autoridades monetarias de Malasia (mañana), Sudáfrica (el jueves) y México (el viernes). Pero la principal referencia de los mercados y gran prueba de fuego para los emergentes es la reunión de dos días que ha comenzado hoy la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, según sus siglas en inglés). Los analistas esperan que el organismo presidido por Ben Bernanke anuncie mañana la retirada de 10.000 millones de su programa de estímulos, por lo que dejaría su compra mensual de bonos soberanos y activos hipotecarios en 65.000 millones de dólares.

Los mercados emergentes han sido los destinatarios durante los últimos años de gran parte de la liquidez inyectada en el sistema por la Fed, por lo que la retirada de estímulos podría ahondar la retirada de inversiones de esos mercados. Los analistas de Link Securities creen que lo realmente negativo sería que el banco central estadounidense no retirara los estímulos cuando los mercados dan por descontada esa medida, porque “estos podrían alterarse al entender que la Fed puede pensar que la crisis de los emergentes puede terminar lastrando el comportamiento de la economía estadounidense”.

Varios datos macroeconómicos en Estados Unidos, y de distinto signo, han marcado la agenda de hoy. Así, los pedidos de bienes duraderos de diciembre cayeron un 4,3%, frente a un aumento previsto del 1,8%. El dato de precio de la vivienda S&P/Case-Shiller, por su parte, aumentó un 13,71% en noviembre frente al 13,80% previsto. También se ha conocido hoy el índice manufacturero de Richmon, que ha bajado respecto al mes anterior. En el lado positivo, el índice de la confianza del consumidor de enero ha subido más de lo esperado hasta los 80,7 puntos, por encima de los 77,5 de diciembre.

Con estas referencias, sumadas a la presentación de resultados de varias compañías cotizadas, los índices de  Wall Street siguen un comportamiento desigual a esta hora, con el Dow Jones de industriales subiendo un 0,47% y el selectivo S&P 500 revalorizándose un 0,28%, pero con el Nasdaq más indeciso y cayendo suavamente tras unos resultados de Apple peores de lo esperado. En concreto, no gustaron a los inversores las previsiones de ventas para el próximo trimestre de la empresa de la manzana. Las acciones de la compañía tecnológica caen cerca de un 8%.

Al igual que la Bolsa, el mercado secundario de deuda ha vivido hoy una sesión más tranquila que las anteriores. La prima de riesgo española también se ha resentido en los últimos días por la crisis de los emergentes, al pasar de cotizar por debajo de los 190 puntos básicos a rozar los 210. Hoy, el diferencial del bono español a diez años con el bund se relaja y se sitúa en los 201 puntos básicos. La rentabilidad de la deuda a diez años baja hasta el 3,7%. Todo ello en una jornada en la que el Tesoro Público ha celebrado con éxito una nueva subasta de letras a tres y nueve meses. En la última colocación de deuda del mes, el Tesoro ha logrado captar 3.100 millones, por encima del objetivo previsto, con sendas bajadas de rentabilidad respecto a subastas anteriores en las letras a nueve meses (por las que pagará un interés del 0,65% frente al 0,84%) y en las de tres (de 0,63% en diciembre a 0,34%). 

El euro, por su parte, está en 1,366 dólares, en línea con los 1,368 a los que se cambiaba a última hora de ayer.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_