El secreto mejor guardado de la Bolsa

Un índice atesora la llave maestra para resolver el futuro de la renta variable en 2014.

Una estrecha franja de poco más de 120 puntos separa la gloria del fracaso.

Muchos grandes inversores vigilan una cifra, los 6.950 puntos.

LA GRAN INCÓGNITA DEL FOOTSIE EN 2014. En el gráfico mensual del largo plazo se ve con claridad el decisivo momento por el que pasa nuevamente el selectivo británico. Tras fallar en 2013 en la conquista de sus máximos históricos, los toros vuelven a tener la gran resistencia a tiro. No pueden fallar por segunda vez o correrán el riesgo de provocar cansancio alcista entre sus filas. Si logran batir los 6.950 puntos con claridad, podríamos ver al Gentleman ascender hasta los 7.400 puntos en los primeros compases de este año, para cumplir la proyección mínima del doble suelo que está activo tras superar los 6.100 puntos. Posteriormente y tras un posible test a la rotura de tan fundamentales resistencias, la subida libre absoluta le podría aupar hasta los 7.700 puntos este año en busca la parte alta del canal alcista del medio plazo.
LA GRAN INCÓGNITA DEL FOOTSIE EN 2014. En el gráfico mensual del largo plazo se ve con claridad el decisivo momento por el que pasa nuevamente el selectivo británico. Tras fallar en 2013 en la conquista de sus máximos históricos, los toros vuelven a tener la gran resistencia a tiro. No pueden fallar por segunda vez o correrán el riesgo de provocar cansancio alcista entre sus filas. Si logran batir los 6.950 puntos con claridad, podríamos ver al Gentleman ascender hasta los 7.400 puntos en los primeros compases de este año, para cumplir la proyección mínima del doble suelo que está activo tras superar los 6.100 puntos. Posteriormente y tras un posible test a la rotura de tan fundamentales resistencias, la subida libre absoluta le podría aupar hasta los 7.700 puntos este año en busca la parte alta del canal alcista del medio plazo.

Vemos hoy las perspectivas para el año 2014 del selectivo que desde hace meses venimos vigilando de manera intensiva debido al gran enigma que pesa en su gráfico. Ya desde hace tiempo advertimos que en sus velas se encontraba el secreto mejor guardado de la renta variable, para saber si el resto de sus homólogas podrían continuar con mayores alzas para el presente año. Un misterio que aún no se ha desvelado. Pero lo cierto es que puso en jaque a los alcistas británicos durante bastantes meses. La incógnita está en sus máximos históricos y si estos serán conquistados definitivamente.

Ya en las perspectivas que planteamos hace un año, titulamos al Footsie como "un selectivo adelantado". El soberbio comportamiento que mostró en 2012 frente al resto de índices le hizo merecedor de ese titular. Y no defraudó hasta llegado el mes de mayo del pasado año. Empezó 2013 atacando los 6.000 puntos tras dejar atrás la directriz bajista que por aquel entonces había frenado al Gentleman ingles durante los años 2011 y 2012 y con las miras puestas en la superación de los 6.100 puntos. Nivel que desde 2010 no había podido ser conquistado. Dimos por bueno el escenario en el que podría superar la complicada resistencia para poner rumbo hacia los 6.754/950 puntos. Zona de máximos históricos de los años 2007 y 1999 respectivamente. Un nivel tan duro de pelar como lo eran los 8.151 puntos del Dax germano.

Y tras el primer mes de 2013, dando inicio a la corrección en las bolsas mediterráneas y posteriormente al resto de índices en mayor o menor medida, el selectivo británico prosiguió al alza sin problemas hasta alcanzar los 6.532 puntos. Tras un pequeño descanso que le llevo a los 6.200 puntos, sin perder las antiguas resistencias, una nueva y demoledora cornada le hizo encaramarse hasta los 6.875 puntos a finales de mayo. Una sensación de gran poderío transmitía el Gentleman hasta ese momento sobre su gráfico. Los osos imponentes ante el despliegue de fuerzas que se les venía encima. Pero todo cambió al iniciarse el mes de junio.

Una estrella fugaz en vela semanal advertía a finales de mayo del peligro de una fuerte ofensiva bajista en lo más alto. En esta ocasión la figura funcionó de manera ejemplar y el comportamiento de los alcistas cambió de manera radical. Huyeron de manera cobarde y miserable, en tan sólo un mes el Footsie perdía todo lo ganado en el año y los bajistas se plantaban en los mismísimos 6.000 puntos. A veintitrés puntos se quedó de perderlos. Esto nos llevó a plantear que algo se había torcido en la renta variable viendo la soberana paliza a la que fue sometido el Gentleman. Y ya sugerimos que mientras no pasara los máximos históricos no podríamos fiarnos.

Tras la fuerte reacción de los toros a finales de junio, el Footsie logró salir de las comprometidas zonas en la que se había metido y anduvo durante varios meses entre los 6.700 y los 6.300 puntos. Fuertes idas y venidas que en la última ofensiva de mediados del mes de diciembre acabaron sobre los 6.749 puntos. A escasos puntos de los 6.754 puntos que le marcamos hace un año. Bien es cierto que también creímos probable que se pudieran alcanzar los 7.300 puntos siempre y cuando se batieran los 6.950 puntos. Algo que no ha conseguido y que mantiene en secreto el gráfico del Footsie. También añado que en ningún momento creímos que el selectivo británico pudiera reaccionar de manera tan violenta a la baja. Pero la mencionada figura en forma de estrella fugaz hizo añicos nuestras expectativas de superar los máximos históricos en 2013.

Esto nos deja dos claras lecciones para los traders. La primera es la importancia de las figuras que trazan las velas. A veces no se cumplen y sólo son una falsa alarma. Pero cuando se desarrollan de verdad y no respetas el stop de protección, corres el riesgo de quedar pillado en tus operativas durante largo tiempo. Igual que volvió a los 6.754 puntos desde los 6.000 pudo ceder hasta los 5.600 puntos. En este caso. por debajo de los 6.640 puntos, mínimos de la estrella fugaz, tendríamos que haber recogido beneficios. Lo importante es no quedarse a merced del mercado. La segunda lección es tener la paciencia de esperar en las correcciones hasta alcanzar los niveles importantes de soporte, para intentar una nueva entrada sobre el gráfico. En este caso un gran soporte horizontal junto a la directriz inferior del canal alcista del largo plazo, los 6.000/100 puntos. Claramente por encima de los 6.200 puntos, la ventana de trading con un riesgo limitado se abrió en el Footsie en 2013. A toro pasado es fácil decirlo ¿verdad?. Cuando sucede no tanto. Esa es la complicada misión de un trader.

Perspectivas para 2014

Para el presente año mantenemos básicamente el mismo escenario que mantuvimos hace un año. La conquista de los máximos históricos. No debemos olvidar que el Gentleman tiene confirmado un doble suelo en el medio plazo entre los 4.800 y los 6.100 puntos. Como citamos en las perspectivas para 2013, esta figura tiene una proyección mínima de 1.300 puntos. Lo que da potencial de alcanzar los 7.400 puntos desde su rotura (6.100 puntos). Podemos pensar que el violento movimiento que sufrió el selectivo inglés en 2013 fuera un pullback a testear la rotura del gran doble suelo y confirmar así que es fiable. No es descabellado.

Pero tampoco podemos obviar que está de nuevo en zona de máximos. Ayer el Footsie cerró sobre los 6.834 puntos. Los alcistas sólo tienen un camino, romper los 6.950 puntos y entrar en subida libre absoluta como ya hicieron sus homólogas alemana y americanas el pasado año. Quedaría desvelado así, el gran secreto que guarda el Gentleman en sus velas y daría el pistoletazo de salida a ese nuevo tramo al alza que puede llegar a la renta variable en su conjunto. Entre un +5% a un +7%. Si por contra, el selectivo británico no logra superar en las próximas semanas los máximos históricos y se viene abajo con fuerza, la señal de alarma se encendería con rapidez. Muchos grandes inversores a buen seguro están vigilando estrechamente al Footsie.

Podría ser una clara señal de agotamiento alcista en este segundo intento de conquistar la gran resistencia en dos años consecutivos. Y sería además el tercer intento fallido en quince años. Esa mínima franja de apenas 120 puntos que le quedan por superar al Footsie va a ser vital para toda la renta variable. Una delgada línea roja que supera la gloria del fracaso y que vigilaremos estrechamente hasta que el enigma británico haya sido resuelto. Puede convertir en papel mojado todas las previsiones que estamos haciendo para este 2014.

Queda como gran soporte para el medio plazo esos 6.000/100 puntos. Cediendo los 6.450 puntos, la directriz inferior del citado canal alcista de largo plazo quedaría perforada. Los descensos podrían alcanzar mucha velocidad perdido ese nivel, en busca nuevamente de los esos 6.000 puntos. Más abajo de ese nivel, un funesto doble techo sobre pondría en jaque al conjunto de bolsas. Tendría una proyección de algo más de 800 puntos. Esto sería incompatible con un 2014 alcista para la renta variable.

Pero como venimos comentando en estos primeros análisis de las perspectivas para el presente año, de momento somos optimistas viendo como se ha iniciado 2014 y esperamos que el Footise acabe rompiendo los máximos históricos, entrando en subida libre absoluta y poniendo rumbo a los 7.400 puntos. Es bastante posible que los osos den batalla y haya movimientos a la baja posteriormente para buscar una falsa rotura de tan importantes niveles. Este escenario si podría encajar con el que venimos viendo en el resto de índices, para posteriormente salir con fuerza hacia la parte superior de su canal alcista del medio plazo, sobre los 8.000 puntos. Para este año, estimamos que los máximos podrían alcanzar los 7.700 puntos. Por tanto, tres ojos puestos en el selectivo británico en 2014. El secreto mejor guardado de la Bolsa está a punto de ser desvelado.

Grandes inversores por @Maipista: Raymond Albert Kroc

Quizás este nombre no lo haya escuchado nunca. Pero si le nombro la marca McDonald's la cosa cambia. Kroc dijo en una ocasión: “Los dos requisitos más importantes para el éxito son los siguientes: primero, estar en el lugar correcto en el momento adecuado, y en segundo lugar, hacer algo al respecto”. Esperemos que en 2014, el selectivo británico, estando en el lugar correcto nuevamente, termine por hacer lo correcto y alcance la subida libre absoluta.

Raymond Albert Kroc (conocido como Ray Kroc) (1902 Illinois - 1984 California), fue famoso por ser quién compró McDonald's a los hermanos Dick y Mack McDonald en 1955, convirtiéndola en la cadena McDonald's, tal y como la conocemos hoy en día. Kroc, todavía estudiando primaria, inició un negocio de venta de limonadas en su calle de Chicago. En 1922, siendo adolescente y con poca paciencia para estudiar comenzó a trabajar como vendedor en una fábrica de vasos de cartón, convirtiéndose rápidamente en el mejor vendedor de la empresa. Mientras vendía los vasos de cartón conoció a un cliente que había inventado una máquina para hacer cinco malteadas a la vez llamada Multimixer.

Kroc vio oportunidad de negocio y a sus 37 años abandonó la empresa de vasos y obtuvo los derechos exclusivos del marketing de la máquina. Cuando Kroc cumplió 50 años, un pequeño restaurante en San Bernardino, California, le hizo un pedido poco habitual, por numeroso, y decidió presentarse allí para ver el tipo de restaurante que necesitaba producir tanto al mismo tiempo y se encontró con un pequeño establecimiento de hamburguesas perteneciente a dos hermanos, Dick y Mac McDonald. No se parecía a lo que él había visto antes; con autoservicio, sin asientos en el interior, y solo vendía hamburguesas, patatas fritas, refrescos y malteadas, producido todo en línea, donde los clientes obtenían sus pedidos al minuto.

Volvió a divisar negocio calculando las ganancias que obtendría al poner cientos de estos establecimientos en todo el país, pero sus propietarios no quisieron hacerlo por ellos mismos, sin embargo le cedieron a Kroc los derechos exclusivos para vender el método de McDonald’s. En abril de 1955, Ray Kroc inauguró el primer restaurante de la gran cadena mundial McDonald´s, seis años después, adquirió todos los derechos al comprárselos a los hermanos McDonald por 3 millones de dólares. Para 1965, había abierto más de 700 restaurantes en 44 estados de EEUU. En abril de ese año, McDonald´s se convirtió en la primera compañía de fast food en cotizar en la Bolsa, con un precio de $22 dólares por acción. En semanas subió a 49 dólares la acción, por lo que Kroc se hizo rápidamente multimillonario. Al final de la década, había abierto 1,500 McDonald’s en el mundo.

Ray elaboró un manual de calidad para que cada franquiciado siguiera el mismo método de dirección del local, donde la limpieza extrema era lo primero (el piso debía fregarse cada hora). El mismo hacía frecuentes inspecciones para asegurarse de ello. Un día en un local de Montana descubrió un trozo de chicle pegado en la parte interior de una mesa, se arrodilló y personalmente lo arrancó. Otra de sus máximas: “Si usted tiene tiempo para inclinarse, usted tiene tiempo para limpiar”. Llegó a abrir una "Universidad de la Hamburguesa" en donde se entrenaba a los futuros propietarios de sus locales a dirigir un McDonald´s según el manual de calidad de Kroc: buen servicio, limpieza, y valor. Trabajó en sus oficinas de San Diego hasta poco antes de su muerte en enero de 1984, cuando contaba con 81 años de edad. Para entonces un nuevo McDonald's se abría como promedio cada 17 horas. Actualmente la legendaria cadena opera en más de 65 países con más de 13.000 restaurantes.

Dato curioso es que Ray conoció a Walt Disney antes de que ambos fundaran dos de las marcas más famosas del mundo. Fue en la Primera Guerra Mundial, con 15 y 16 años respectivamente conduciendo ambulancias de la Cruz Roja. Ray mintió sobre su edad para poder hacerlo. ¿Casualidad o destino?

Normas
Entra en El País para participar