Enrique Sarasola, presidente de Room Mate

“Madrid debería contar con una tasa para turistas”

Enrique Sarasola, presidente de Room Mate.
Enrique Sarasola, presidente de Room Mate.

Muy crítico con la gestión del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid con el sector turístico, el fundador y presidente de Room Mate cree necesaria la implantación de una tasa a los turistas en la capital, similar a la de Barcelona. Su cadena mantiene los planes de expansión, con diez nuevos hoteles en el próximo año y medio que supondrán una inversión de hasta 10 millones de euros.

Pregunta. ¿Cómo ha sido el ejercicio 2013 para Room Mate?

Respuesta. 2013 ha sido un año muy positivo para nosotros porque con la que está cayendo hemos seguido creciendo. Hemos pasado de casi 1.190 habitaciones a tener ya firmadas o apalabradas 2.065 con la apertura de diez nuevos hoteles en el próximo año y medio. Casi todo lo que estamos haciendo es internacional. El 65% de nuestros ingresos vienen de fuera y en 2015 estaremos cerca del 80%, son unas cifras que queremos mantener.

P. ¿Llegará Room Mate a Asia?

R. Asia me encanta pero de momento no está previsto. Ahora mismo estamos enfocados a las capitales europeas, EE UU y Latinoamérica con las futuras aperturas en Estambul, Bogotá, Rótterdam y Milán, además de potenciar nuestra presencia en Barcelona y Nueva York. Pero en un futuro, por supuesto que nos gustaría llegar a Oriente Medio.

P. ¿Qué inversión suponen estas nuevas aperturas?

R. Los nuevos hoteles serán en régimen de alquiler o gestión. En algunas tendremos que hacer una mayor inversión y en otras menos, por lo que calculamos entre 6 y 10 millones de euros.

P. ¿Qué supone Barcelona para Room Mate?

R. Nuestra apuesta es muy fuerte. Tenemos dos hoteles y vamos a abrir otros dos en el próximo año y medio.

P. ¿Qué tiene que no tenga Madrid?

R. Una buena gestión del turismo. En Madrid, el Ayuntamiento y la Comunidad deberían ser mucho más pragmáticos y dejar de intentar pensar solo en ellos para pensar en el bien de todos. Madrid está hundida.

Cada uno ha montado por su cuenta un consorcio en el que quieren que participe el sector privado. Deberían aprender de ciudades como Ibiza, Málaga y Bilbao, que son ejemplo de transformación y, por supuesto, de Barcelona.

P. ¿Y qué habría que hacer?

R. Hay que poner a Madrid de moda otra vez, antes era una ciudad divertida. Propongo que copiemos a Barcelona que ha creado un consorcio al 50% público y privado, y que sea dirigido por un profesional y no un político. Madrid debería contar también con una tasa para el turista, como tiene Barcelona, y que el dinero recaudado con ella se dedique a la gestión y promoción de su imagen.

Además, no puede ser que tengamos el aeropuerto de Barajas vacío, ni que exista una dictadura de persecución a los turistas, a las terrazas y a los empresarios.

P. ¿Qué ha pasado con los precios de los hoteles en la capital?

R. La bajada de precios en Madrid ha sido una brutalidad. Nosotros hemos bajado las tarifas entre un 7% y un 10%, mientras que el resto del sector lo ha hecho entre un 30% y un 40%. Pero Madrid ha sido una excepción, en el resto de las ciudades hemos subido los precios.

P. España logró en 2013 una cifra récord de turistas, ¿cómo será 2014?

R. Creo que va a ser un buen año porque el turismo interno se está empezando otra vez a mover. Pero mantengo mi idea de que estamos en una burbuja turística, nos estamos creyendo que lo estamos haciendo muy bien, pero no estamos ofreciendo nada distinto.

P. ¿Prefiere la venta directa o las agencias de viaje?

R. La industria turística tiene muchos jugadores y cada uno tiene su parcela. Me gusta contar con las agencias de viaje, pero que algunas quieran cobrar una comisión del 28% sobre el precio de la habitación es exagerado. Me gusta trabajar en equipo, pero no cuando existe una dictadura desde una de las partes. Si tengo un margen muy corto de beneficios y alguien me intenta cobrar entre un 25% y un 35% de comisión me parece un abuso.

 

“Saldremos a Bolsa en Londres o Nueva York”

La enseña no frena sus planes de expansión. Además de la apertura de nuevos hoteles, Room Mate ha acelerado el cumplimiento de su plan estratégico. “Nuestro objetivo era alcanzar las 5.000 habitaciones en 2019 pero nuestro plan de negocio se está acelerando. En 2013 logramos una ocupación media del 80% y hemos pasado de ebitdas negativos a ebitdas positivos constantes. Adelantaremos a 2016 o 2017 nuestros planes”, apunta Sarasola.

Para cumplir con sus expectativas, Room Mate está buscando un socio, que entraría en la empresa mediante una ampliación de capital del 15%-20%. “Estamos en conversaciones con inversores extranjeros de China, Estados Unidos y Rusia, pero lo estamos analizando con tranquilidad”, declara el empresario que fuera jinete olímpico, quien no prevé salidas en su actual accionariado. “Mantenemos una relación muy fluida con todos, incluida Sandra Ortega (hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera, que posee a través de Rosp Corunna Participaciones un 30,6% del capital). Es cierto que vamos a diluir un poco nuestra participación, pero solo si encontramos al socio ideal”. Tras la ampliación, ya piensa en el siguiente paso: “Saldremos a Bolsa en 2016 o 2017, en Londres o en Nueva York”, mercados elegidos por la importancia de su negocio internacional”.

Normas