Será una de las mudanzas del año en Madrid

Vodafone España ultima el traslado de más de 2.400 empleados a la nueva sede

La ‘teleco’ va a abrir un centro de demostración de alta tecnología para empresas

Nueva sede de Vodafone.
Nueva sede de Vodafone.

Una de las grandes mudanzas del año en Madrid está en marcha. A partir del próximo 27 de enero, los primeros 750 empleados de Vodafone España aterrizarán en la nueva sede de la compañía, situada en Avenida de América 115, en el cruce con la M-40. En las semanas siguientes se mudarán el resto de los trabajadores, hasta un total de 2.400, que hasta ahora han estado repartidos entre las sedes de Fuencarral y La Moraleja.

La nueva sede es uno de los complejos empresariales más grandes de Madrid, al contar con cinco edificios con un patio central y una superficie de 50.000 metros cuadrados. Vodafone acordó el alquiler del centro a principios de 2013 con Solvia, la inmobiliaria del Banco Sabadell, propietaria del complejo. Anteriormente había pertenecido a Reyal Urbis. Vodafone decidió el traslado para agrupar a todos sus empleados en un único centro para reducir costes y mejorar las eficiencias.

Además, en esta sede, la teleco quiere implantar las nuevas tecnologías además de aplicarlas en las nuevas formas de trabajo. Así, la sede contará con una gran red wifi, eliminándose todos los cables, salvo los de la energía eléctrica. Las instalaciones, de igual forma, tendrán cobertura de móvil 4G.

En el centro no habrá asignación de asientos fijos, de tal manera que se facilitará el trabajo en diferentes lugares en función de la necesidad o tarea de cada momento. Al terminar la jornada, el empleado deberá dejar limpio el puesto en el que ha estado sentado.

Dentro de las nuevas formas de trabajo, Vodafone quiere impulsar el uso de herramientas como la videoconferencia u otras aplicaciones de comunicaciones unificadas. La empresa busca así reducir el tiempo dedicado a reuniones mejorar la eficiencia en la operativa diaria.

La teleco, además, va a implantar un centro de demostración de alta tecnología para las empresas. “Queremos que sea un icono de cómo se trabaja con las tecnologías que ofrecemos”, explican desde Vodafone.

La sede contará con 1.500 plazas de aparcamiento. De igual forma, Vodafone va a poner en marcha un servicio de lanzaderas desde Chamartín para facilitar el acceso de los trabajadores. No obstante, la compañía destaca que la nueva sede tiene mejores accesos de transporte público al contar con metro y con líneas de autobuses junto a la M-40 y la carretera de Barcelona.

El centro contará con un comedor con 512 plazas además de cocina y de servicio de cafetería (habrá una segunda cafetería con 63 plazas). En cada planta de cada edificio habrá una sala con máquinas de vending. La compañía, según fuentes sindicales, está manteniendo un concurso para proveedores de vending.

Dentro de su implantación tecnológica, Vodafone habilitará la tecnología NFC para los pagos en el edificio junto con los sistemas actuales.

La sede contará con servicio médico, una tienda abierta al público, sala de descanso para embarazadas y una sala polivalente para distintas actividades. Vodafone está estudiando la posibilidad de que se instale una agencia de viajes.

Normas