Breakingviews

El indulto de Basilea podría ser corto

El indulto a los bancos sobre las ratio de apalancamiento podría ser de corta duración. El Comité de Basilea que supervisa las normas bancarias globales ha ajustado la forma en que mide el capital de una entidad como porcentaje de sus activos. Las entidades europeas con grandes operaciones de renta fija, como Deutsche Bank y Barclays, son las que más se podrían beneficiar. Pero la medida tiene otra cara.

Basilea ha moderado la normativa bancaria de todo, desde la liquidez a la titulización. Pero los ajustes de apalancamiento parecen razonables. Los bancos ya no tendrán que contar con una garantía en efectivo como un activo frente al que hay que mantener un capital.

El resultado es algo mucho más cercano a la formulación de apalancamiento bancario estadounidense. Anteriormente, el ratio de apalancamiento del 6% que los grandes bancos con depósitos asegurados por el gobierno federal tenían que cumplir era más o menos equivalente a una ratio del 3% según las normas de Basilea. Ahora será más fácil para los inversores comparar los bancos internacionales.

Estas normas suavizadas podrían ser una inyección para Barclays y Deutsche

Por ahora, estas normas suavizadas deben ser una inyección para Barclays y Deutsche. Ambos pelearon para satisfacer el nivel mínimo del 3% en el segundo semestre del año pasado y se enfrentaron a la perspectiva de ser obligados a reducir su cartera si superaban esa barrera. Cualquier reducción en los llamados activos repo –los facilitadores de las operaciones de renta fija– tendría implicaciones directas en los ingresos, según un estudio de Citi.

Pero seguir con la dieta en los balances sería prudente. Basilea ha insinuado que podría elevar su nivel mínimo con el tiempo. En lo referente a los ratios de capital ponderados por riesgo, los bancos se han encontrado con que las varas de medir de Basilea y del mercado no son necesariamente iguales. Aunque Basilea III solo exige a las entidades cumplir con un mínimo del 7% en 2019, los inversores no han visto en más de dos años nada por debajo del 10%. El apalancamiento podría ser el próximo objetivo de los inversores.

Normas