La cadena de ‘resorts’ de lujo reabre su oficina comercial en Madrid

Six Senses apuesta por España como puerta hacia América Latina

El futuro Six Senses Bhutan, que se abrirá en 2015, contará con 82 suites distribuidas en cinco cabañas.
El futuro Six Senses Bhutan, que se abrirá en 2015, contará con 82 suites distribuidas en cinco cabañas.

Tras cuatro años sin tener presencia en España, la cadena de resorts de lujo Six Senses ha reabierto su oficina comercial de la mano de Alberto Romo, que se incorporó a la compañía el pasado mes de octubre como sales & marketing manager para España y Portugal.

Una ausencia justificada por el directivo por la incertidumbre de la evolución económica de Europa y, más en concreto, de España, durante los últimos años y que según Romo ha finalizado. “La crisis económica se ha dejado atrás” y Six Senses ha optado por recuperar el tiempo perdido.

La compañía, fundada en 1995 por el empresario tailandés Sonu Shivdasani, fue adquirida en 2012 por el fondo de capital riesgo estadounidense Pegasus Capital que desde entonces dirige la cadena con sede en Bangkok y que cuenta con dos divisiones, la hotelera y la división de spas, Six Senses Spas, que cuenta con 29 establecimientos repartidos por todo el mundo, uno de ellos ubicado en el Hotel Arts de Barcelona.

Six Senses ha puesto en marcha un ambicioso plan de crecimiento mundial que contempla la apertura de nueve nuevos resorts y cuatro spas durante los próximos 36 meses. Entre los nuevos establecimientos destaca el que abrirá sus puertas en Saint-Gervais-les-Bains, localidad situada en los Alpes franceses y que se denominará Six Senses Mont Blanc, que será su primer resort orientado al turismo de nieve, fuera de su tradicional orientación de sol y playa. Un tipo de turismo que contará en los próximos tres años con aperturas en China, Bután, Tailandia, Bali, así como Túnez. Además, Six Senses inaugurará dos establecimientos en el continente americano, uno de ellos en la isla caribeña de Santa Lucía y otro en la costa norte de Colombia, que se unirán al ya existente en República Dominicana.

En la apertura de estos dos resorts, y otros que se mantienen en estudio, la oficina comercial de Six Senses en España tiene un papel fundamental para potenciar la expansión en América Latina de la compañía. “España va a ser una pieza fundamental para Six Senses por su peso y relación con América Latina”, reconoce Alberto Romo. La cadena pretende con esta oficina reactivar las relaciones con touroperadores y aerolíneas y recuperar el terreno perdido durante los cuatro años de ausencia en España donde, según reconoce el directivo, “la competencia nos ha ganado terreno por no estar aquí”.

La nueva oficina busca además potenciar las ventas en el mercado español, donde las ventas de Six Senses crecieron un 15% el pasado año. Para 2014, la cadena prevé mantener estas cifras y situarse en línea con el mercado, según destaca Romo.

Junto a la llegada al continente americano, Six Senses también prevé nuevas aperturas de hoteles urbanos situados en ciudades de relevancia mundial, que busca competir con otras cadenas como Four Seasons o Ritz-Carlton. Una nueva área de negocio que podría contar, según avanza el directivo, con un hotel en la península Ibérica en una localización aún por concretar.

Un cliente con experiencia

El directivo explica, por otro lado, que Six Senses no tiene un público objetivo determinado. “No hay un target cerrado de turista”, apunta, pero sí que reconoce que se trata de un “cliente que ya tiene experiencia” como viajero y que busca destinos distintos que conjuguen “la exclusividad con la sostenibilidad y el mantenimiento del entorno natural”.

“Necesitamos mayor oferta de vuelos”

Uno de los objetivos de Six Senses con la reapertura de la oficina comercial en Madrid es potenciar una base en España para el futuro crecimiento de la cadena en el continente americano, al tratarse de una importante conexión aérea con los países de América Latina.

El nuevo sales & marketing manager para España y Portugal, Alberto Romo, declara que “necesitamos que la oferta de vuelos desde España al continente americano sea más grande”. El directivo cree que la desaparición de Spanair y el cierre de algunas rutas por parte de Iberia han perjudicado a las compañías hoteleras y touroperadores y apuesta por la reapertura de las rutas para afianzar el turismo hacia el continente americano.

Frente a la disminución de rutas hacia el otro lado del Atlántico, Romo destaca el crecimiento de vuelos hacia países asiáticos y reconoce que el crecimiento de las rutas de aerolíneas asiáticas como Qatar Airways, Thai o Turkish han abaratado los precios de los billetes y han creado rutas directas desde España, lo que en su opinión ha favorecido el turismo hacia los países asiáticos.

Romo apunta al aumento del número de turistas españoles con destino a Tailandia, que en el último año creció un 9%, gracias, según reconoce el directivo, a la mayor oferta de vuelos y a la búsqueda de destinos alejados del turismo de todo incluido, más utilizado en países como República Dominicana o México.

Normas
Entra en El País para participar