Breakingviews

Infosys vuelve con hambre

Tras siete meses de rehabilitación, Infosys parece lo suficientemente hambrienta como para devorar algunas grandes subcontratas en 2014. La empresa de servicios de software, asegura que los ingresos podrían aumentar hasta un 12% en el año hasta marzo. Hace apenas hace nueve meses, su acción cayó un 22% en un solo día por un pronóstico pesimista de la dirección.

La combinación de una economía global que va mejorando y una rupia débil ayudó a poner a Infosys en el camino de la recuperación. Pero la decisión de su cofundador N.R. Narayana Murthy de posponer su jubilación y volver a ponerse al frente de la compañía la estabilizó. Los márgenes mejoran según Murthy recorta el trabajo en las oficinas de los clientes y desplaza más tareas a la India.

Su regreso no ha estado exento de agitación. Ocho altos ejecutivos han abandonado su puesto pero en lugar de interrumpir las operaciones, las salidas parecen haber puesto fin a la confusión de liderazgo. Recientemente, la compañía decidió acabar con un consejo hinchado y sustituir la burocracia por dos presidentes.

Ahora los inversores querrán ver qué otros trucos tiene Murthy bajo la manga aparte de la reducción de costes. Lo que se necesita es un gran salto en la productividad. De media, un empleado que trabaja en un cliente en el extranjero genera tres veces más ingresos para Infosys que un trabajador en Bangalore.

Pero el modelo de body-shopping –que inunda Estados Unidos con inmigrantes temporales de bajo coste– no será viable a medida que el régimen de visados se vuelva aún más estricto. Así que tiene sentido para Murthy traer más trabajo a casa, mientras busca aumentar la productividad. A menos que tenga éxito en esta tarea crucial, la subida del 47% en precio de las acciones de Infosys desde su regreso podría empezar a parecer excesiva.

Normas