El selectivo lucha por los 9.800 puntos

Bolsa y deuda triunfan: el Ibex sube y la prima de riesgo baja

Panel informativo en la bolsa de Madrid que muestra el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFEArchivo
Panel informativo en la bolsa de Madrid que muestra el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE/Archivo

El Ibex 35 vuelve a la normalidad después del susto con el que empezó 2014. El selectivo ha cerrado la sesión con una subida del 0,39%, hasta los 9.798 puntos, corrigiendo así parcialmente la caída del jueves. La recogida de beneficios y las malas noticias provenientes de Sacyr llevaron a la Bolsa española a firmar el peor arranque de año desde 1997 (-1,58%).

A diferencia de lo que ocurrió ayer, en la jornada de hoy el mercado de renta fija ha logrado tirar de la renta variable. El bono español ha protagonizado dos jornadas de mejora fulgurante. El bono español a 10 años, que el jueves ya marcó una rentabilidad inferior al 4%, hoy ha consolidado la tendencia, cerrando en 3,90%.

IBEX 35 9.658,80 -0,23%

La prima de riesgo – que mide la diferencia entre lo que paga Alemania por financiarse a 10 años y lo que paga España- ha caído 27 puntos básicos en dos días, hasta posicionarse con nitidez por debajo de los 200 puntos básicos (acaba la semana en 195 puntos básicos). Desde el 17 de octubre no había un avance tan rápido.

“Nos ha sorprendido mucho la virulencia del movimiento”, explica Javier Casal, subdirector del área de deuda pública de Ahorro Corporación. “Normalmente el mercado no coge fuerza hasta después del Día de Reyes. Ha habido compras, acompañada de volumen, tanto de clientes extranjeros como españoles. Hay inversores que creen que la deuda española sigue teniendo mucho atractivo”.

En las mesas de negociación de deuda soberana intentaban ayer encontrar alguna explicación a un movimiento tan fuerte en unas fechas donde tradicionalmente predomina una actividad escasa. “Una de las claves han sido los movimientos de los bancos españoles”, explica Joaquín González-Llamazares, Deutsche Asset and Wealth Management. “Durante el segundo semestre las entidades financieras españolas han ido reduciendo su exposición a bonos del Tesoro, para mejorar su balance de cierre de ejercicio de cara a las pruebas de solvencia que llevará a cabo el Banco Central Europeo en los próximos meses, y que tendrán en cuenta los datos a 31 de diciembre”.
Al comenzar el año, varios bancos, especialmente los de tamaño mediano, han visto que habrían realizado un desapalancamiento excesivo que les ha permitido volver a aumentar sus posiciones en deuda española.

De acuerdo con los datos facilitados el viernes por el Banco Central Europeo (BCE), correspondientes al mes de noviembre, los bancos españoles redujeron su exposición a deuda pública nacional en 26.000 millones de euros en cinco meses, al pasar de 306.0000 millones a 280.0000 millones. En ese mismo plazo, las entidades financiera italianas mantuvieron prácticamente constante su inversión en bonos italianos.

Una de las dudas de los gestores de renta fija es si la fuerte caída de comienzos de año ha sido un espejismo o se mantendrá la próxima semana. “Parece que el bono ha roto la zona del 4%, con lo que podemos empezar a pensar que podría seguir bajando hasta el 3,80%”, apunta González-Llamazares. “Lo que está claro es que hay apetito por capturar rentabilidad”.
José Luis Martínez Campuzano, economista jefe de Citigroup, recomienda mantener la cautela. “La escasa liquidez actual puede estar exagerando los movimientos. Con todo, para este año espero tipos de interés más bajos a plazo para la deuda pública, pero no tanto por rally sino más bien por goteo. Aun así, bienvenida sea la caída actual”.

La mejoría de la prima de riesgo ha sido constante durante todo 2013. El momento de máxima tensión se vivió en el verano de 2012, cuando la prima llegó a los 638 puntos básicos. El año pasado comenzó cerca de los 400 puntos básicos y en 12 meses se ha reducido a la mitad.

“Los movimientos bursátiles de comienzo de año han sido extraños, con fuertes caídas en las bolsas occidentales el jueves (en el entorno del 1,5% en Europa, y cercanas al 1% en Wall Street) sin que existiesen motivos de demasiado peso, más allá de una posible recogida de beneficios tras un rally navideño ocasionado por el anuncio del temido tapering, seguidas de una jornada en la que los mercados se han recuperado en parte de los desplomes de ayer”, explica Daniel Pingarrón, analista de IG Markets. “Sorprende la fortísima subida de la bolsa portuguesa. Su principal indicador, el PSI 20, se ha anotado más de un 3% en las dos sesiones del año”.

Normas