Decimooctavo país del euro

Letonia ingresa en una zona euro que cumple 15 años

El gobernador del Banco Central letón, Ilmars Rimsevics, los primeros ministros de Letonia y Estonia y el ministro de Finanzas Letón posan con billetes de euro en un acto esta madrugada en Riga.
El gobernador del Banco Central letón, Ilmars Rimsevics, los primeros ministros de Letonia y Estonia y el ministro de Finanzas Letón posan con billetes de euro en un acto esta madrugada en Riga. REUTERS

El euro es desde el 1 de enero la moneda oficial de Letonia, país que se convierte en el socio número 18 de una Unión Monetaria nacida hace exactamente 15 años, en 1999. La incorporación no se espera que suponga grandes cambios, ni para el país báltico (que mantenía ligada al euro su moneda, el lat, desde 2005) ni para la zona euro (que con dos millones de letones pasa a sumar 332 millones de habitantes).

El país es tan dependiente de sus socios internacionales que Alemania se encargará de acuñar los 440 millones de monedas con "cara" letona y el Bundesbank prestará al Banco Nacional de Letonia 110 millones de billetes de euros. La operación sustituirá un circulante de unos 971 milllones de lats.

El tipo de cambio quedó fijado en julio de 2013 en 0,702804 lats por un euro. Las dos monedas convivirán durante las dos primeras semanas de enero. Transcurrido ese plazo, se retirará definitivamente de la circulación una moneda nacida hace 92 años, en 1922, pero que ya dejó de ser de curso legal mientras Letonia formó parte de la URSS.

El ingreso sorprende al país en plena crisis institucional, tras la dimisión del primer ministro, Valdis Dombrovskis, a raíz de del medio centenar de víctimas que causó en noviembre el hundimiento del techo de un centro comercial en Riga. La divisa europea llega, además, con un índice de aceptación muy bajo (solo el 35% de la población apoya el cambio, según los sondeos) y entre temores a una subida de precios generalizada.

A pesar de ello, el Gobierno saliente decidió solicitar el ingreso sin someterlo a referéndum, como le pedían algunos movimientos sociales. Dombrovskis justificó la decisión en que los letones ya aceptaron el euro cuando votaron a favor de la adhesión en la UE, que aprobaron por amplia mayoría. En julio de 2013, el Consejo Europeo aprobó el ingreso, tras constatar que Letonia cumplía los criterios establecidos de inflación, déficit, deuda, tipo de cambio, y tipos de interés.

En el BCE y el MEDE

El único cambio institucional que representa el ingreso de Letonia es su presencia en el Banco Central Europeo, con el mismo derecho de voto que el resto de miembros, y su incorporación al fondo de rescate de la zona euro o Mecanismo Europeo de Estabilidad, donde deberá aportar varios millones de euros en metálico y en avales.

Con el gobernador del Banco de Letonia, el Consejo de Gobierno del BCE (el órgano que decide los tipos de interés) pasa a sumar 24 miembros, el tope teórico fijado por el emisor. Cuando se incorpore otro socio, el BCE pondrá en marcha un sistema de rotación que dejará temporalmente fuera a algún país, con mayor frecuencia cuanto más pequeño sea. Sin embargo, la entrada en vigor de ese sistema ya se aplazó una vez. Y no cabe descartar que se retrase de nuevo, porque la rotación afecta a todos los socios y, tarde o temprano, se quedaría fuera del órgano de decisión el presidente del Bundesbank, el banco central de Alemania.

 

Normas