El PP cree que la banda está más débil tras la asunción de culpa de sus reclusos
El consejero de Administración Pública y Justicia y Portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, durante su comparecencia ante los medios de comunicación,.
El consejero de Administración Pública y Justicia y Portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, durante su comparecencia ante los medios de comunicación,. EFE

El Gobierno vasco pide nuevos pasos al colectivo de presos de ETA

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, considera “positivo” y un “avance” el pronunciamiento del colectivo de presos de ETA (EPPK), pero cree que se debe traducir en “hechos” y deben darse más pasos, entre ellos el desarme y la disolución de ETA. Asimismo, ha apelado al Gobierno central a “modificar su estrategia penitenciaria en la medida en que se pueda constatar que lo comprometido por el colectivo de presos se traduce en hechos concretos”.

En una comparecencia en Bilbao, se ha referido, de esta manera, al comunicado de EPPK en el que reconoce el sufrimiento y daño multilateral generados” como consecuencia del conflicto y se muestran dispuestos a estudiar la posibilidad de que el proceso que culmine “con la vuelta a casa” se efectúe “de manera escalonada, mediante compromisos individuales y en un tiempo prudencial”.

Erkoreka, que ha apelado a la prudencia a la hora de valorar el comunicado, cree que es un avance que los presos asuman “la legalidad penitenciaria, la reinserción individualizada” y reconozcan el daño causado, aunque, en este caso, considera que ese reconocimiento es “muy limitado y parcial”.

En todo caso, cree que este colectivo debe traducir “su declaración en hechos” y llevar a cabo actuaciones concretas que den credibilidad “a su compromiso” y contribuyan a un “futuro en paz”. Asimismo, le ha pedido a EPPK que convierta este “paso” en el “primero de una serie de pasos unilaterales”, incluyendo, entre ellos, el desarme y la disolución de ETA. “No puede quedarse en una declaración aislada”, ha apuntado.

Por otra parte, ha señalado que el Gobierno central tiene una “buena oportunidad” para “tomar nota” y debería “modificar su estrategia penitenciaria en la medida en que se pueda constatar que lo comprometido por el colectivo de presos se traduce en hechos concretos”.

Por su parte, el PP cree que el comunicado de los presos de ETA confirma que la estrategia antiterrorista del Gobierno va “en la buena dirección” en busca de la disolución definitiva de la banda y permite concluir que hoy la organización terrorista “está más débil que ayer” y la democracia “más fuerte”.

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyzarzábal, ha sido el encargado de fijar hoy la posición de este partido sobre el anuncio de los presos, quienes por vez primera reconocen el “sufrimiento y daño multilateral” causado y aceptan someterse a los cauces legales para conseguir excarcelaciones de forma “escalonada” e “individual”.

“No tenemos nada que agradecerles por reconocer lo obvio”, ha dejado claro Oyarzábal en la sede nacional del PP respecto a la voluntad manifestada por los reclusos de acatar la ley.

Eso sí, el dirigente del PP ha presentado el comunicado como una prueba de que la política de “firmeza” del Ejecutivo está dando resultado, y que “refuerza el camino emprendido”, dándole la razón frente a quienes emplazaban al Gobierno a que se moviera porque “son los terroristas los que se tienen que mover y acatar la ley”.

También ha señalado que la nota de los reclusos etarras incluye una “sarta de falsedades” y una “retórica de la justificación” hacia la que ha expresado todo el “desprecio” de su partido, mientras el Ejecutivo, ha insistido, mantiene intacto el horizonte de lograr la disolución “incondicional” de ETA.

No ha olvidado mencionar el objetivo de la aplicación de la ley y también el reconocimiento y apoyo a las víctimas del terrorismo, de cuyas opiniones ha asegurado que el PP toma “buena nota”, pero siempre sin olvidar que hay que seguir avanzando “por el camino de la fortaleza de la democracia”.

Igualmente ha reiterado que con el comunicado los etarras asumen que con el Gobierno del PP “no habrá atajos y no les queda otra que acatar la ley y someterse al Estado de Derecho”.

Y ha aclarado que la política de dispersión de presos sólo podrá acabar “cuando ETA se disuelva”, y únicamente se podrá poner fin a esta estrategia “en la medida en que esos presos se descuelguen de la banda” y se culmine la disolución de la banda terrorista porque entonces, ya “no tendrá sentido” la dispersión.

Entre tanto, ha remarcado que los etarras no sólo tienen que “responder ante la justicia” sino también “cumplir sus penas”, lo cual constituye una “determinación” del Gobierno, del que ha destacado que, en este asunto, ha actuado con “prudencia”, “cautela” y con “inteligencia”.

Normas