La eléctrica desembolsará un total de 1.600 millones
Borja Prado, presidente de Endesa
Borja Prado, presidente de Endesa

Endesa recupera el dividendo y pagará en enero 1,5 euros por acción

El consejo de administración de Endesa acordó ayer distribuir un dividendo a cuenta con cargo a los resultados del presente ejercicio, con lo que la compañía recupera la retribución a los accionistas que había suspendido el año pasado. De acuerdo con un hecho relevante remitido por la eléctrica propiedad de la italiana Enel a la CNMV, el dividendo será de 1,5 euros por acción, unos 1.600 millones de euros, y se pagará el próximo 2 de enero.

La noticia ha sido recibida con euforia en la Bolsa, donde Endesa cotizaba con subidas superiores al 3,5% en los primeros compases de la sesión.

Según aseguran en la compañía, la caja acumulada, la ausencia de deuda de la eléctrica y el devenir regulatorio han permitido recuperar el pago del dividendo. Los cambios regulatorios de España del último año y los nuevos tributos energéticos que entraron en vigor el pasado mes de enero tendrán un impacto en las cuentas de Endesa de 1.300 millones de euros.

ENDESA 23,86 1,92%

Con un 92,06% del capital, Enel será el mayor beneficiario de este reparto, del que le corresponderán unos 1.472 millones de euros. El grupo energético italiano cerró el último trimestre con un endeudamiento neto financiero de 43.990 millones de euros, un 2,4% más que los 42.948 millones de euros de deuda con los que cerró 2012. Buena parte de la deuda de la compañía italiana procede la propia compra de Endesa, por la que pagó más de 40.000 millones de euros tras sucesivas opas que se desarrollaron entre 2005 y 2007.

Pese al porcentaje tan elevado del capital que suma Enel, la eléctrica española cuenta aún con 200.000 pequeños accionistas.

El año pasado, tras la decisión de suspender el dividendo con cargo a 2012, el consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, justificó la medida apelando a la necesidad de “prudencia” frente a la “compleja situación regulatoria y del mercado” en aquel momento. En la actualidad, Endesa, al igual que el resto de las grandes eléctricas de Unesa sigue también en una encrucijada regulatoria, pues están negociando con los ministerios de Hacienda, Industria y Economía que se le permita titulizar con el aval del Estado el déficit de tarifa de este año que superará los 3.600 millones de euros.

De dicho déficit, a Endesa le corresponde por ley financiar, en tanto se tituliza, un 35% del total.
El año pasado, Endesa obtuvo un beneficio neto de 2.034 millones de euros, lo que supuso un descenso del 8% respecto al ejercicio anterior. Esta caída se atribuyó a los recortes que el Ministerio de Industria aplicó el año pasado al sector, que afectaron a la actividad de la distribución y los pagos por capacidad. En España y Portugal su resultado neto se redujo el 11%, hasta los 1.410 millones de euros.

Ya en los primeros nueve meses de este año, Endesa registró un beneficio neto de 1.551 millones de euros, con una nueva caída del 6,7% respecto a igual periodo del año anterior. El impacto hasta entonces en el ebitda de la regulación se cifró en 868 millones de euros. A las medidas fiscales de enero, se han sumado otras iniciativas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema, lo que se conoce como reforma eléctrica.

La situación ha llevado a la dirección de Enel a advertir de forma reiterada con recortar las inversiones de Endesa al mínimo necesario para mantener las redes. La eléctrica recurrió la orden de tarifas de agosto ante el Tribunal Supremo, al que he solicitado medidas cautelares.

Normas
Entra en El País para participar