Esa renta no llega a la mitad en España y se ha congelado dos años
El ministro frances de Empleo, Michel Sapin
El ministro frances de Empleo, Michel Sapin

Francia sube un 1,1% el salario mínimo y lo situa en 1.445, 38 euros al mes

Francia tiene el cuarto mayor salario mínimo en la Unión Europea

El más elevado lo paga Luxemburgo, con 1.801, 48

El salario mínimo en Francia subirá un 1,1% a partir del próximo mes de enero, lo que significa limitar ese incremento a la obligación legal. En cualquier caso permitirá a los empleados conservar e incluso ganar algo de poder adquisitivo, ya que la inflación está en la actualidad por debajo de esos niveles (0,7 % en noviembre).

El ministro de Trabajo, Michel Sapin, fue el encargado de realizar el anuncio del aumento del salario para 3,1 millones de ocupados en Francia, que percibirán el próximo ejercicio una retribución que será de 9,53 euros brutos por hora trabajada, en lugar de los 9,43 euros actuales. De esta manera, el sueldo mensual para los que tienen un contrato de 35 horas semanales (el más habitual en Francia) pasará a ser de 1.445,38 euros brutos, comparados con los 1.430,22 que se perciben en la actualidad.

Sapin, que intervino ante la Comisión Nacional de la Negociación Colectiva, justificó ese incremento “porque preserva el poder adquisitivo y el empleo de los menos cualificados en un momento en que empieza a cumplirse el que era el objetivo del Gobierno para este año, la inversión de la curva del paro”. Tras permanecer en el último ejercicio rozando o por encima del 11% de la población activa, la tasa de desempleo ha comenzado a bajar y se ha situado en el 10,8% de la población activa en septiembre.

La decisión del Ejecutivo francés va a contracorriente con respecto a lo que han aprobado otros Ejecutivo, como el español, que ha congelado el salario mínimo en 645,30 euros en 2014 (ya lo hizo en 2012). Pese a ello, el anuncio no ha satisfecho las peticiones de los sindicatos. La Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT) había pedido que no sólo se tuviera en cuenta la inflación pasada, sino las previsiones de subidas de precios, por ejemplo a causa del ascenso programado de la electricidad. Por su parte, la Confederación General de Trabajo (CGT) se había pronunciado a favor de llegar “en un plazo rápido” a un salario mínimo de 1.700 euros brutos al mes.

Normas