Secretos de despacho
Womenalia, el cristal solo en la pared (no en el techo)

Womenalia, el cristal solo en la pared (no en el techo)

María Gómez busca proximidad en la gestión de la ‘start-up’

Qué hace falta para que alguien abandone un buen cargo en una multinacional sin tener proyectos alternativos a la vista? En el caso de María Gómez del Pozuelo (Madrid, 1970) fue una conferencia. Lo recuerda bien: asistió a la charla por iniciativa de su hijo mayor. El orador era Nando Parrado, uno de los 16 supervivientes del accidente aéreo que dejó a un equipo uruguayo de rugby incomunicado en los Andes. La odisea de Parrado y sus colegas, que tuvieron que recurrir al canibalismo, quedó inmortalizada en la novela y la película ¡Viven! Pero la historia de superación que Gómez escuchó esa noche accionó un resorte en su mente que le hizo replanteárselo todo. “Me di cuenta de que lo que estaba haciendo no era lo que yo quería. Cualquier día te puede llegar el fin”.

Así que renunció a su cargo de directora de marketing en AIG sin saber exactamente a qué dedicarse. Hasta que con el tiempo se le ocurrió: quería dedicarse a mejorar la situación de la mujer en el mundo de la empresa. A luchar por la igualdad de género en las esferas de poder. Y ganar dinero con ello, claro.

Womenalia es una red social para mujeres profesionales”, resume la consejera delegada de esta start-up que arrancó en 2012, desde su luminoso espacio de trabajo, ubicado en la planta superior de un vistoso loft, desde el que divisa toda la oficina, ubicada un polígono de Alcobendas.

Dentro de Womenalia se esconden varias líneas de negocio. La firma pone a disposición de sus más de 250.000 usuarias (la gran mayoría son mujeres) herramientas para que planifiquen de forma sistemática su carrera profesional. También ofrece orientación y apoyo a quienes deciden emprender, todo ello a través de expertos de prestigio, e incluso cuenta con una bolsa de trabajo para quienes simplemente buscan empleo.

Pero lo que les diferencia de otras redes sociales como LinkedIn son los eventos que organizan. “Reunimos a usuarios con perfiles que creemos que pueden tener sinergías para que se hagan buenos contactos”, explica Gómez. Entre sus usuarios se encuentran muchas de las altas ejecutivas de este país, como la presidenta de Siemens España, Rosa María García.

Y no pocos hombres (les llaman womenalios) muy bien situados, como Marcos de Quinto, consejero delegado de Coca-Cola España. En el otro lado de la pirámide jerárquica conviven muchas personas recién salidas de la facultad. “Aspiramos a ser el portal en el que nuestros usuarios encuentren todos los contenidos que necesitan para mejorar su carrera. Y a servir para que conozcan a gente que esté en su misma situación”.

La pregunta del millón: ¿hasta qué punto contribuye Womenalia a que realmente cambien las relaciones de género en el ámbito laboral? “Cuando seamos 20 millones de usuarias en el mundo la situación cambiará. Entonces tendremos poder para ir a hablar con los presidentes y consejeros delegados de las compañías y decirles que nosotras, las mujeres, tomamos el 87% de las decisiones de compra, así que necesitamos estar más presentes en las esferas de poder”, sentencia Gómez. Esos 20 codiciados millones de usuarios espera captarlos en el extranjero. Ya están en México, Colombia y EEUU, y pronto apuntará a Rusia, más países latinoamericanos y Europa.

“El 60% de los títulos universitarios pertenecen a mujeres, que además sacamos un 16% más de nota que los hombres, pero sin embargo solo copamos el 15% de los puestos ejecutivos. Es evidente que esto tiene que cambiar, y no solo en España. Se calcula que si las mujeres ganásemos peso en los puestos clave, las empresas serían un 18% más productivas”. Entre los 30 trabajadores de Womenalia no abundan los hombres, por lo que a buen seguro que el rendimiento será superior a la media.

Normas