Según el abogado general
Imagen de archivo de la sombra un usuario de ordenador.
Imagen de archivo de la sombra un usuario de ordenador.

El Tribunal de la UE cuestiona la retención de datos por las telecos

El Tribunal de Justicia de la UE ha pedido hoy, en un dictamen preliminar, la anulación de la norma europea que obliga a las operadoras de telecomunicaciones a conservar los datos de las comunicaciones de sus clientes durante al menos dos años. La medida planteada con el objetivo de responder necesidades de los servicios de seguridad, suscita además de las dudas sobre privacidad un coste para las compañías .

Pedro Cruz Villalón, Abogado general del Tribunal, considera que la explotación de esos datos permite establecer el comportamiento de una persona y hasta “un retrato completo y preciso de su identidad privada”. Por ese motivo, lo considera incompatible con la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y pide que se suprima la controvertida directiva.

Las operadoras se resistieron a la directiva, por la factura millonaria que supone la conservación de esos datos durante tanto tiempo. Pero la presión de varios países, con Reino Unido a la cabeza, forzó su aprobación tras los atentados en Londres en 2005 y se prolongó el período de conservación, que normalmente no superaba los seis meses, hasta dos años.

El Abogado general considera ahora desproporcionado ese plazo. Y critica la indefinición de la directiva, que permite la injerencia en un derecho fundamental de los ciudadanos sin precisar en qué condiciones o en qué casos se pueden recabar los datos.

El dictamen, consciente de los intereses en juego, propone al Tribunal que no anule de manera inmediata la directiva y que permita su aplicación durante “un plazo razonable” para dar tiempo a la UE a elaborar otra norma.

Los jueces suelen seguir en un 80% de los casos la propuesta del Abogado General, que en este caso atañe a una consulta prejudicial cursada por tribunales irlandeses y austriacos.

Metadata

Los datos que las operadoras tienen obligación de conservar son los relativos, por ejemplo, a la hora en que se realiza una llamada, su destinatario o su duración. No se conserva el contenido de la comunicación, sea oral o escrita. Pero según el Abogado General del Tribunal de la UE, esos datos son ya suficientes para trazar el perfil de una persona e invadir potencialmente su intimidad. De hecho, son los mismos datos que, según las acusaciones Edward Snowden, captaba la Agencia de Seguridad Estadounidense (NSA).

Normas