La compañía prevé informar a la CNMV sobre el proceso el jueves
Sede de Pescanova en Chapela, Pontevedra.
Sede de Pescanova en Chapela, Pontevedra.

Pescanova recibe cuatro ofertas que compiten con la de Damm

Cartesian, con el 5% de Pescanova, advierte sobre la falta de transparencia

Los consejeros independientes del grupo se reunieron el miércoles en Madrid

Tan sólo los consejeros independientes de PescanovaAlejandro Legarda, Yago Méndez y Luis Sánchez-Merlo– y el presidente, Juan Manuel Urgoiti, acudieron ayer al consejo de administración de la multinacional gallega reunido en Madrid. En la reunión, a la que también asistió la administración concursal (Deloitte), que se inició hacia las 13 horas y finalizó a última hora de la tarde, hacia las 19.30 horas, se expusieron las ofertas presentadas por el grupo pesquero: a la anunciada ya por Grupo Damm y Luxempart, con el apoyo de las sociedades de inversión KKR y Ergon Capital, se han sumado otras cuatro, de acuerdo a fuentes cercanas a la compañía, de fondos de inversión.

La empresa no comunicó el miércoles nada sobre el contenido de la reunión. Fuentes cercanas a la empresa aseguraron que previsiblemente el grupo informará el jueves vía hecho relevante a la CNMV sobre la misma. La falta de transparencia en el proceso de presentación de ofertas ha recibido críticas de los accionistas minoritarios reunidos en Aemec, representados por el despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo.

El fondo estadounidense Cartesian, con el 5% de Pescanova, que ha presentado querella contra el auditor de la empresa, la firma BDO, advirtió ayer en un comunicado enviado por la asociación que “no tolerará acciones que beneficien a un accionista singular en perjuicio del resto”.

Los minoritarios alertan así sobre la posibilidad de que la oferta de Damm –que además de controlar el consejo de administración de Pescanova es el primer accionista del grupo, con el 7,8% del capital– suponga que el valor de sus acciones se diluya si se efecutara una operación acordeón reduciendo Pescanova su capital a cero para posteriormente ejecutar una ampliación de capital.

La oferta de Damm y Luxempart contempla una inyección de 250 millones de euros para hacerse con el 51% de la compañía y que la banca, tras asumir una quita en la deuda cercana al 80%, se quede con el 49%. “De producirse ese hecho”, adviertieron ayer los minoritarios “se estudiaría exigir las responsabilidades civiles o incluso penales de esos consejeros”.

La reunión del consejo de Pescanova se produjo un día después de que la compañía publicara en la CNMV las cuentas reformuladas del ejercicio 2012. En ellas el grupo desveló que tiene una deuda de 4.218 millones de euros, mayor a la deuda apuntada por Deloitte en su informe concursal, 3.660 millones, y casi 2.700 millones de euros más que la última cifra comunicada a la CNMV por Pescanova (con motivo de sus resultados trimestrales informó al regulador que a septiembre de 2012 la deuda ascendía a 1.522 millones).

Próxima junta de accionistas

Pescanova requiere contar con una oferta de entrada de capital en el grupo lo suficientemente consistente para convencer a la banca acreedora de firmar un convenio de acreedores.

La administración concursal de la compañía, Deloitte, designada por la CNMV, tratará con la oferta bajo el brazo de acordar convenio con los bancos acreedores en las próximas semanas. Los accionistas minoritarios solicitan la convocatoria de una junta extraordinaria “cuánto antes” para valorar el contenido de las ofertas y el posible convenio.

Normas