Ocho empresas crean una alianza y reclaman cambios urgentes
Larry Page, cofundador de Google, es uno de los participantes en la carta.
Larry Page, cofundador de Google, es uno de los participantes en la carta.

Las grandes tecnológicas exigen a Obama reformas en la cibervigilancia

Aseguran que las actividades de monitorización de algunos gobiernos han socavado la confianza de sus usuarios

Apple, Microsoft, Google, Facebook, LinkedIn, Twitter, Yahoo y AOL están cansadas de la pasividad del Gobierno de EEUU tras los escándalos de espionaje de la NSA y han pasado al ataque. Los ocho gigantes tecnológicos han creado una alianza llamada Reform Government Surveillance Group y han escrito una carta abierta al presidente de EE UU en la que piden reformas urgentes en las prácticas de cibervigilancia del gobierno estadounidense.

Unas prácticas que podrían causar unas pérdidas de 25.800 millones de euros a las firmas tecnológicas estadounidenses por una caída de ingresos de aquí a 2016, según detalla un estudio de la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación, cuyo consejo de dirección incluye a representantes de empresas como IBM e Intel.

“Las revelaciones de este verano han puesto de relieve la necesidad urgente de reformar las prácticas de supervisión de los gobiernos de todo el mundo”, escriben en la carta las citadas empresas.

La carta pide reformas urgentes, entre ellas limitar los poderes del gobierno y de la NSA para recolectar datos de los usuarios. También exigen mayor transparencia sobre las peticiones de información de los gobiernos, respetar la libre circulación de información, y evitar conflictos entre diferentes gobiernos y países. Los firmantes instan a Obama a que establezca “limitaciones en la capacidad [del gobierno y la NSA] a obligar a proveedores de internet a revelar información de sus usuarios”.

“Las recientes revelaciones acerca de las actividades de monitorización de los gobiernos han socavado la confianza de nuestros usuarios”, afirma la consejera delegada de Yahoo, Marissa Mayer. Esta insistió en que “ha llegado la hora de que el gobierno de EEUU restaure la confianza de los usuarios estadounidenses, y de que tome medidas para restaurar la confianza de los ciudadanos en el mundo”.

En una línea similar, Brad Smith, vicepresidente ejecutivo de asuntos legales en Microsoft, señala que “la gente no va a utilizar tecnologías en las que no confían. Los gobiernos han puesto en riesgo esta confianza y deben ayudar a restaurarla”. Por su parte, el consejero delegado de Google, Larry Page, dice que “la seguridad de los datos de los usuarios es crítica, por eso hemos invertido tanto en el cifrado y luchamos por la transparencia sobre las peticiones de información de los gobiernos. Esto es derribado por la aparente recolección masiva de datos, en secreto y sin control independiente, por muchos gobiernos en todo el mundo”.

La carta llega después de que varios periódicos, incluyendo el Washington Post y The Guardian, destaparan el ciberespionaje del gobierno de EEUU, gracias a los documentos sustraidos por Edward Snowden. El grupo de empresas que constituye la citada alianza asegura que entiende "que los gobiernos tienen el deber de proteger a sus ciudadanos, pero las revelaciones de este verano ponen de relieve la necesidad urgente de reformar las prácticas de vigilancia de los gobiernos en todo el mundo".

Normas