"En la Agencia Tributaria nadie es imprescindible"

Ferre abre la puerta a posponer algunas rebajas fiscales a 2016 o 2017

Defiende que España cumplirá el objetivo de déficit del 6,5% impuesto por Bruselas este año

Sugiere cambios en la deducción por compra de vivienda, aunque asegura que se mantendrá

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha señalado hoy que la reforma fiscal que prepara el Gobierno se aprobará el próximo año, sin embargo, ha aclarado que algunas de las medidas podrían entrar en vigor más allá de 2015. Ello sugiere que algunas "las rebajas selectivas de impuestos" que incluirá la reforma podrían posponerse hasta los ejercicios 2016 o 2017, después de las elecciones generales. Es la primera vez que el Ejecutivo apunta esa posibilidad, que Ferre justificó por la necesidad de reducir y cumplir los objetivos de déficit.  

Durante su intervención en el Foro Cinco Días, patrocinado Banco Sabadell y Accenture, Ferre ha reiterado que la subida fiscal del IRPF que aprobó el Gobierno en diciembre de 2011 se retirará en el año 2015. El Ejecutivo confía en que esta rebaja de tipos nominales sirva para alentar la demanda. También en el impuesto sobre la renta, la reforma fiscal que actualmente está estudiando un grupo de expertos, ampliará los incentivos fiscales "al ahorro a largo plazo". Actualmente, ya existe una reducción por aportaciones a planes de pensiones -muy criticada por la Comisión Europea- y la idea es ir un paso más allá. 

El secretario de Estado de Hacienda creó cierta expectación entre la audiencia al abrir la posibilidad de modificar la deducción por compra de vivienda, uno de los principales beneficios fiscales que incluye el IRPF. "No tendría mucho sentido eliminar esa deducción de golpe y sin ninguna alternativa", señaló Ferre. El hecho de que no cerrara la puerta de forma contundente a mantener el beneficio fiscal generó suspicacias que obligó al secretario de Estado a aclarar la postura del Gobierno:. "Lo que haga la reforma fiscal con esa deducción no perjudicará los derechos adquiridos de los contribuyentes", concluyó. Actualmente, más de 5 millones de personas se desgravan parte del importe destinado a pagar su vivienda. 

Respecto al IVA, Ferre fue contundente al señalar que no se plantea ninguna subida de los tipos nominales, aunque Bruselas exige que España pase al gravamen del 21% productos y servicios que actualmente tributan al tipo reducido del 10%. Hacienda confía en que la mejora económica eleve los ingresos por IVA sin necesidad de aprobar ninguna medida adicional. Para Ferre, la reforma fiscal debe incluir "rebajas selectivas" de algunos impuestos y establecer políticas de estímulo para las pymes. Respecto a las grandes empresas, el secretario de Estado de Hacienda recordó que ya se han suprimido muchos beneficios fiscales para que la recaudación de este tributo vuelva a aportar ingresos equivalentes al 2,5% del PIB. Actualmente, la recaudación se sitúa ligeramente por debajo de ese nivel.

Se cumplirá el objetivo de déficit

Ferre se mostró convencido de que España cumplirá el objetivo de déficit del 6,5% que exige Bruselas y rechazó que haya un plan de última hora preparado en caso de que se detecte cualquier riesgo de desvío. De hecho, para evitar esa posibilidad, Hacienda retiró a través de una enmienda en el Senado una aportación de 3.600 millones en la reforma eléctrica. 

Hacienda asegura que los datos de recaudación abren la puerta al optimismo. En términos homogéneos, Ferre anunció que los ingresos tributarios hasta noviembre avanzan a un ritmo del 3,7%. Además, el pasado mes se registraron avances en los ingresos del IVA del 1,3%. Un incremento relevante ya que la estadística no incluye el efecto de la subida del impuesto aprobada en septiembre de 2012.

Los datos tributarios que alumbran la recuperación se reflejan en el impuesto especial sobre hidrocarburos, cuya recaudación aumentó en noviembre un 20%. Ello, señalo Ferre, solo puede explicarse por la mejora en el consumo de gasolina y gasóleo.

"Nadie es imprescindible en la Agencia Tributaria" 

El secretario de Estado de Hacienda aseguró que "no existe ninguna crisis en la Agencia Tributaria" y achacó los últimos cambios y dimisiones en el organismo a la reestructuración "normal" que sigue a la entrada de una nueva dirección. Ferre no quiso valorar las palabras del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que el pasado viernes aseguró que los últimos episodios vividos en la Agencia Tributaria le sirvieron para constatar que estaba llena de "socialistas".

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, que fue nombrado el pasado junio, ha destituido a 29 personas y Ferre apuntó que es probable que haya más cambios. "Nadie es imprescindible en la Agencia Tributaria", señaló.  


 

 

 

 

Normas