De las 1.000 empresas que el Gobierno dijo que ocuparían los parques, hay menos de 20
Imagen del parque de Catoira, disponible en la web de SEA.
Imagen del parque de Catoira, disponible en la web de SEA.

Los parques empresariales creados a raíz del Prestige, casi vacíos

El Estado ha invertido 85 millones desde 2003 en la compra de suelo y acondicionamiento

En algunos de los parques se ha denunciado robos de cableado y alumbrado

Sepes, con el 85% de Sea, valora su participación en 70 millones, sin aplicar deterioro

La crisis ha dejado en España urbanizaciones fantasma, edificios fantasma, y también parques empresariales fantasma. Como los levantados en Galicia en los últimos diez años con dinero público a costa del desastre del Prestige.

En 2003 el Gobierno creó Suelo Empresarial Atlántico (SEA), una sociedad participada en un 85% por el Ministerio de Fomento, a través de Sepes, Entidad Estatal de Suelo, y en un 15% por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta de Galicia, a través del Instituto Gallego de Vivienda y Suelo. El objetivo era la creación de 13 parques empresariales en zonas de la costa gallega afectadas por el desastre del Prestige. El primer presidente de SEA fue el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, entre 2003 y 2005.

En 2004 Ignacio Ruiz Jarabo, presidente entonces de Sepi, y Alberto Núñez Feijoo firmaron un acuerdo para ampliar de 13 a 20 los parques empresariales proyectados. El 23 de febrero de ese año anunciaron que se crearían 8.700 empleos y que más de 1.000 empresas se instalarían en los nuevos parques.

En la actualidad, sólo hay quince empresas situadas en los parques construidos. De los 13 parques empresariales programados se han terminado todos menos los de San Pedro de Leixa, A Guarda-O Rosal, y Laxe. Sólo el parque empresarial de Rianxo mantiene el pulso, con siete empresas instaladas que ocupan 40.000 metros cuadrados de los más de 200.000 metros cuadrados de suelo industrial con el que cuenta. En el resto hay entre ninguna y cuatro empresas instaladas. En algunos de ellos se han denunciado robos de cableado y alumbrado.

Este diario se puso en contacto durante la pasada semana con todos los ayuntamientos gallegos en los que SEA ha levantado uno de esos parques empresariales;únicamente no fue posible obtener respuesta del Ayuntamiento de Cee, a cuyo parque empresarial, según ha informado prensa gallega, Mercadona ultima su llegada.

Los ayuntamientos que acogen estos parques comentan en general lo mismo: valoran positivamente la edificación del parque, que al menos ha servido para crear suelo industrial que antes no había; los parques cuentan con todos los servicios e infraestructuras, tienen muy buenas comunicaciones. Pero no hay empresas instaladas.

Cuando se anunció la iniciativa en el año 2003, explican, la demanda para ocupar espacio en los parques era incluso superior a la oferta (más de cuatro millones de metros cuadrados de suelo en total ocupan los 13 parques que gestiona SEA). Pero la llegada de la crisis ha hecho desistir de sus planes iniciales a las compañías.

Además en los ayuntamientos se quejan de que el precio que ofrece SEA no es competitivo y solicitan medidas fiscales y de financiación para impulsar la llegada de empresas a los parques.

Este diario trató la semana pasada que Suelo Empresarial del Atlántico explicara el estado de los parques en la actualidad y qué expectativas tiene. Pero no fue posible; desde la empresa se explicó que en estos momentos se está ultimando la fusión con otra firma pública y que más adelante se anunciarán medidas.

“Nadie nos consultó si era necesario”

Este diario se ha puesto en contacto con los 12 ayuntamientos que acogen los 13 parques empresariales de SEA (en Vilanova de Aurosa hay dos). No fue posible tener respuesta de Cee.

Laracha. En el parque de Laracha (567.064 metros cuadrados de edificabilidad) hay una empresa. El ayuntamiento negocia con otras.

Vilanova de Arousa. En uno de los parques de Vilanova de Arousa (152.157,38 metros cuadrados de edificabilidad) opera una compañía de piensos que ocupa 1.500 metros cuadrados. El otro se encuentra en fase de adquisición de los terrenos.

Muros. Cuatro empresas y tres iniciando obras; ocupan el 20% del suelo disponible (91.713,23 metros cuadrados de edificabilidad).

Rianxo. Siete empresas ocupan 40.000 metros cuadrados de los 190.637 metros cuadrados de edificabilidad. “Las expectativas son buenas, el problema es la financiación”, comentó Carlos Gil, teniente alcalde.

Vimianzo. Hay dos empresas (189.790 metros cuadrados de edificabilidad).

Catoira. Hay una empresa instalada, cerrada. El parque (41.692,6 metros cuadrados de edificabilidad) ha sufrido robo de cable y alumbrado.

Malpica. Las obras del parque (32.645 metros cuadrados de edificabilidad) “se pararon hace tres años”. El Ayuntamiento denuncia robo de cableado.

Mondoñedo. No hay ninguna empresa instalada; 36.581 metros cuadrados de edificabilidad.

San Pedro de Liexa. En fase de estudio.

A Guarda-O Rosal. No se ha llegado a construir. El suelo sí se ha reclasificado.

Laxe. No se ha construido. “Nadie nos consultó si era necesario”, comentaron en el Ayuntamiento.

Sepes no aplica deterioro y valora en 70 millones

Suelo Empresarial del Atlántico registró pérdidas en 2012 de 140.422,7 euros. La empresa explica en las cuentas de 2012, firmadas el pasado mes de marzo, que en el ejercicio 2013 contabilizará la venta de una parcela en Cee por más de 1,6 millones “a una empresa del sector de alimentación”, posiblemente Mercadona, según han publicado algunos medios. En el informe de gestión SEA indica que la previsión para el próximo ejercicio “es buena”, que se han formalizado ventas de 13 parcelas.

La empresa pública explica que ha gastado cuatro millones en adquisiciones de terrenos y otros 80,4 millones en el acondicionamiento de los parques.

En 2010 las acciones de Fomento en SEA, controladas a través de la sociedad Infoinvest, pasaron a formar parte de Sepes Entidad Pública Empresarial de Suelo. En cumplimiento del acuerdo del Consejo de Ministros de 16 de marzo de 2012 por el que se aprobó el Plan de Reestructuración y Racionalización del Sector Público Empresarial se acordó la fusión de Sea con Suelo Industrial de Galicia (Sigalsa). El proceso de fusión, cuya finalización estaba prevista para el primer semestre de este año, se está culminando estos días.

En las cuentas de Sepes, publicadas en el BOE a finales de noviembre, la empresa pública valora su participación en SEA en 70,6 millones, sin aplicar deterioro alguno a pesar del derrumbe de los precios en el sector inmobiliario. La Intervención General de la Administración del Estado, que audita las cuentas de Sepes, advierte al organismo que no ha podido obtener evidencia clara de las cuentas, entre otras razones porque Sepes sólo ha aplicado análsis de deterioro al 20% de las existencias totales.

Normas