Desvió en su favor dinero de Marbella
José María del Nido, presidente del Sevilla.
José María del Nido, presidente del Sevilla. REUTERS

Del Nido dimite de la presidencia del Sevilla tras su condena a siete años de cárcel

El mandatario ha citado al órgano rector del club a las once de la mañana en la sala de juntas del Ramón Sánchez Pizjuán, donde le comunicará la decisión de dimitir, informa esta noche la entidad hispalense en un comunicado.

El Tribunal Supremo condeno a siete años de cárcel al presidente del Sevilla, José María del Nido, y al exalcalde de Marbella Julián Muñoz en el llamado caso Minutas, relativo a corrupción en Marbella. La Audiencia de Málaga les condenó por prevaricación, malversación y fraude por este caso y el Supremo ha confirmado aquel fallo en lo esencial, aunque ha anulado la condena por fraude.

La sentencia considera probado que entre 1999 y 2003 Muñoz, como alcalde en funciones, y Del Nido, como abogado, idearon una trama para desviar en su beneficio dinero público del Ayuntamiento de Marbella, trama en el marco de la cual Del Nido facturó millones de euros por servicios jurídicos que nunca prestó.

El tribunal condenó al exalcalde de Marbella Julián Muñoz como autor de los falsos encargos del Ayuntamiento a Del Nido, quien firmaba minutas millonarias para justificar el desvío de dinero.

Por su parte, el exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, resulta condenado a cuatro años de prisión, también por delitos de fraude y malversación de caudales públicos.

El Supremo ha confirmado también otras condenas habidas en el mismo proceso. De este modo, además de los acusados mencionados, resulta también condenada, entre otros, la exmujer de Del Nido, A.C.S., a quien se impone un total de dos años de prisión como cooperadora necesaria de los mismos delitos.

En cuanto a las indemnizaciones, Del Nido y Julián Muñoz deberán indemnizar al Ayuntamiento de Marbella de forma conjunta y solidaria con más de 3 millones y 2,78 millones de euros, respectivamente.

El dirigente del Sevilla no quiso, cuando se notificó la condena de la Audiencia Provincial de Málaga (en diciembre de 2011), dejar su puesto al frente del club hasta que se produjera este fallo, que ahora le obliga a hacerlo porque deberá ingresar en prisión.

El veredicto del Supremo es sentencia firme que será notificada en los próximos días a la Audiencia Provincial de Málaga para que la ejecute ordenando el ingreso en prisión de Del Nido (Julián Muñoz está ya en la cárcel por otras causas), según fuentes del alto tribunal.

Aunque el Supremo ha mantenido la mayoría de las apreciaciones de la sentencia recurrida, no ha sido así en lo relativo al fraude, respecto al cual el defensor de Del Nido argumentó que si su defendido fue “cooperador necesario en la malversación, no se le puede volver a condenar como cooperador necesario por fraude, porque los hechos son los mismos”.

El Supremo acepta esta argumentación cuando señala en sus fundamentos jurídicos que si Del Nido llegó a un acuerdo para la malversación en concurso con prevaricación, y ya se le castiga por ello, “esto ya implica concierto para defraudar”.

La sentencia, que ocupa unos 300 folios y cuenta con el voto particular del magistrado José Ramón Soriano, no acepta la petición del fiscal del Supremo, quien solicitó al tribunal que endureciera hasta más de nueve años la condena a imponer a Del Nido.

El Supremo recuerda en su sentencia cómo los trabajos atribuidos a Del Nido (que costaron millones de euros a las arcas públicas del Ayuntamiento de Marbella, dinero que fue a parar a las manos de los condenados) “los podían realizar letrados o funcionarios municipales” o eran inexistentes, es decir, “no hay constancia” de que se realizaran.

Incluso en algunos casos, estos trabajos, de haberse producido, eran contrarios a los intereses públicos, recuerda el Supremo, que se refiere en concreto a la obstaculización de la fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre los presupuestos municipales y su ejecución.

Normas