La banca se quedaría con un 49%
Demetrio Carceller, presidente del grupo Damm.
Demetrio Carceller, presidente del grupo Damm.

Ofensiva de Carceller para hacerse con el control de Pescanova

El presidente de Damm y principal accionista de Pescanova con el 7,8%, Demetrio Carceller, quiere hacerse con el control del grupo pesquero, que actualmente negocia el convenio con la banca acreedora, según diferentes fuentes consultadas próximas a las negociaciones. La familia Carceller controla el consejo de administración de la pesquera –José Carceller tiene un puesto en representación de Damm– desde el pasado mes de septiembre y, junto a otros aliados como Luxempart, fueron los encargados de designar al actual presidente de la compañía, Juan Manuel Urgoiti. Fuentes oficiales de la cervecera catalana declinaron ayer hacer comentarios a este diario.

La operación, que pasaría por una aportación de capital total de entre 250 y 300 millones de euros para hacerse con el 51%, podría cerrarse en los próximos días. De hecho, Deloitte, el administrador concursal designado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ha fijado como límite el próximo lunes para presentar las ofertas en firme de los interesados en inyectar capital en Pescanova.

Actualmente, Lazard, el asesor contratado por la banca para buscar inversores, negocia, además de con Carceller, con otros fondos extranjeros, como Luxempart, también accionista de referencia de la pesquera; el gigante de capital riesgo KKR; el fondo estadounidense Angelo Gordon y el hedge fund York Capital. También mantiene conversaciones con el fondo neoyorquino Centerbridge; GSO, controlado por Blackstone, y Och Ziff.

Elevada quita

Por su parte, la banca, que ya ha asumido que tendrá que aceptar una quita de entorno al 75%, se quedaría con un máximo del 49% de la alimentaria, después de capitalizar deuda. Según el informe concursal de Deloitte esta asciende a 3.674 millones de euros.

“En estos momentos la hoja de ruta marcada es que el capital nuevo concentre el 51% de Pescanova. Un porcentaje menor restaría alicientes a los potenciales inversores para inyectar dinero”, señalan fuentes financieras.

Y al parecer la opción de que Carceller se haga con la compañía gallega, a pesar de contar con el rechazo inicial de algunas de las principales entidades acreedores (el conocido como grupo de los G7 que lidera Banco Sabadell y en el que también están Novagalicia Banco, Banco Popular, CaixaBank, Bankia, Santander y BBVA), al final ha terminado por ser aceptada. En las últimas semanas, no obstante, a este grupo se han sumado algunas entidades acreedoras extranjeras como los alemanes Deutsche Bank y Rabobank y algún italiano.

En cualquier caso, estas mismas fuentes reconocen que Deloitte está apretando las tuercas a la banca, quiere acelerar el proceso y dejar cerrado el convenio antes de finales de este año. En caso de no llegarse a un acuerdo, el administrador concursal ha amenazado a las entidades con liquidar la compañía.

 

Pesca Chile, se agota el tiempo para salvar la filial

Pescanova cuenta con una semana para tratar de salvar su filial chilena, una de las divisiones más importantes del grupo español, aseguran fuentes cercanas a la multinacional gallega. Pesca Chile se encuentra en situación concursal, presionada, sostienen las fuentes consultadas, por uno de sus principales acreedores, HSBC. La filial representa el 30% del ebitda de Pescanova y requiere de una inyección de 45 millones de euros. El plan de negocio preliminar elaborado por PwC sobre Pescanova señala que a pesar del concurso, la compañía chilena ha seguido operando con normalidad.

El informe de PwC advertía de que en el proceso concursal de Pesca Chile se había aprobado la venta de plantas y participadas, pero que en todo caso, es Pescanova el propietario del grupo chileno y que cualquier acuerdo sobre un cambio de control de esta división tendrá que contar con la aprobación de la matriz.

La división chilena controla las empresas Acuinova Chile, que emplea a 955 personas, y Nova Austral, con una plantilla de 789 empleados.

Pesca Chile se dedica a la pesca de merluza y Acuinova y Nova Austral operan plantas de cultivo de salmón. Pesca Chile vende el 90% de su producción a empresas de Pescanova, y Acuinova y Nova Austral venden el 80% de su producción a terceros. De acuerdo al plan de negocio preliminar de PwC, Pesca Chile tiene una cuota de pesca de merluza en el país del 47%.

El consejo de administración de Pescanova, los administradores concursales y los acreedores tienen que valorar ahora si prefieren mantener Pesca Chile o desprenderse de la filial y reducir deuda (y tamaño).

Cerveza, batidos, agua, y ¿palitos de merluza?

Hay un momento del año en el que la familia Carceller ofrece disposición comunicativa. Sucede cuando Grupo Damm celebra junta general de accionistas, en Barcelona, y Demetrio Carceller, presidente de la compañía familiar, se sienta con periodistas. En el último encuentro celebrado por este motivo, el pasado día 14 de junio, Carceller aseguró que sacaría a Bolsa a Damm cuando el grupo logre una facturación de 1.000 millones. Ya queda poco para ello, en 2012 Damm ingresó 900 millones... y si a la compañía se le uniera la marca Pescanova, el grupo resultante rebasaría ampliamente esa cifra. Integrados los negocios de alimentación que controla la familia Carceller más Pescanova (que en 2011 facturó 1.664 millones), el resultado sería la creación del mayor grupo de alimentación español (aproximadamente, los mayores grupos españoles de alimentación por facturación anual son Ebro Foods, 2.000 millones, participada por Carceller; Agrolimen, 1.000 millones; Grupo Pascual, cerca de 800 millones, al igual que Deoleo).

Damm cuenta con una plantilla de 3.065 personas y ganó 82 millones en 2012. Es propietaria de marcas como la cerveza Damm, el grupo Rodilla, el agua Fuente Liviana o los batidos Cacaolat. Además de sus participaciones en las cotizadas Damm, Sacyr y Pescanova, los Carceller poseen el 9,75% de Ebro Foods. Y tienen como aliados a uno de los mayores grupos empresariales familiares de Europa, el alemán Oetker,con el 25% de Damm, que emplea a 26.228 personas y factura más de 10.000 millones.

Normas