Regina Revilla, presidenta de Asebio
Regina Revilla, presidenta de Asebio.
Regina Revilla, presidenta de Asebio.

“El dinero hay que buscarlo fuera y en el capital riesgo”

La presidenta de la patronal de bioempresas opina que “en América Latina se abren grandes oportunidades para las firmas de biotecnología, justo en el peor momento en España, cuando el acceso a la financiación pública ha empeorado”

Asebio organiza el encuentro Biolatam, que se celebra en Bogotá el 9 y el 10 de diciembre. Es uno de los logros con los que Regina Revilla (Madrid, 1945) quiere revalidarse como presidenta de la patronal de bioempresas dos años más, decisión que deberán tomar las compañías socias a mediados de diciembre. Revilla es, además, directora de relaciones institucionales de MSD y ha sido directora general de Farmacia y de Política Tecnológica.

Pregunta. ¿Qué esperan del encuentro Biolatam?
Respuesta. Lo primero, una oportunidad para la internacionalización de las empresas. Ya hay compañías, como Grifols, Oryzon o GP Pharm, que están, por ejemplo, en Colombia, pero muchas están interesadas en ampliar relaciones comerciales o establecerse en América Latina. Lo que queremos es que se traduzca en negocio y creación de empleo para nuestras empresas en los sectores agroalimentario, energía, salud y cosmética.

P. ¿Qué oportunidades concretas?

"El problema de nuestras empresas es que son muy pequeñas. Necesitamos fomentar fusiones y acudir juntas a convocatorias”

R. En el área de salud estos países están muy interesados, porque en la región se está desarrollando mucho el modelo sanitario y quieren dar un salto cuantitativo en el área tecnológica. Ahí existen grandes oportunidades. También en el agroalimentario se están desarrollando muchísimo, así como en bioeconomía, todo lo que tiene que ver con la utilización de residuos para combustibles, plásticos y biomateriales.

P. ¿Hay espacio para las empresas españolas?
R. Mucho. Las empresas nos han pedido que Biolatam se celebre en Colombia porque es un país que está en expansión, que quiere transformar su economía en base a la tecnología, como sucedió aquí hace unos años. Ven que pueden utilizar la biotecnología en sectores tradicionales para crecer.

P. ¿Hay también dinero allí para las empresas españolas?
R. Acuden grandes fondos de capital riesgo, entre ellos varios norteamericanos que han pedido ir. El hecho de que se reúnan 15 grandes fondos de inversión es difícil, sobre todo de la calidad que tienen estos. Ven una gran oportunidad y esto va a ser muy bueno para nuestras empresas, que están buscando recursos. Nosotros hemos hecho una encuesta a nuestras socias y nos dicen que el problema número uno para la internacionalización es la falta de recursos porque son empresas pequeñas a las que falta capitalización.

P. ¿Qué está ocurriendo con las empresas de biotecnología en el acceso a la financiación?
R. Este año ha sido muy difícil. Pero hemos conseguido que se modifique el programa Innvierte, para proyectos con fondos de capital riesgo. La primera edición se quedó desierta porque no estaba pensada para el área biotecnológica. Hemos conseguido cambiar el modelo y se han presentado 11 propuestas.

P. Pero entiendo que el problema de financiación sigue igual.
R. Sí, el problema de la financiación pública ha ido a peor, porque ha sido un año difícil, pero el capital riesgo, poco a poco, ha comenzado a invertir. También se ha avanzado en las fusiones y adquisiciones. Por ejemplo, Grifols ya ha entrado en el capital de varias. Ha habido muchos acuerdos.

P. ¿Hay cierres de empresas?
R. Claro que sí. Pero afortunadamente hay más aperturas que cierres. En los dos últimos años hemos tenido 150 nuevas incorporaciones como socios de Asebio y hemos perdido unos 40, fundamentalmente por cierres.

P. En 2012 ya se percibía por primera vez un freno en el crecimiento de las empresas de biotecnología. ¿Esa es su previsión también para 2013?
R. Todavía no tenemos los datos, pero nuestra percepción es que este año han sufrido mucho, ya que ha sido muy difícil conseguir financiación pública y han buscado fuentes de financiación fuera. Las que tienen un proyecto bueno, poco a poco van consiguiendo recursos. En los próximos años habrá recursos para el área de bioeconomía y nuevos fondos europeos gracias al programa Horizonte 2020. Nuestro objetivo para los próximos dos años es ser muy activos en este programa europeo para captar fondos. El problema de nuestras compañías es que son muy pequeñas, son microempresas. Necesitamos fomentar fusiones, que se vayan agrupando y creciendo en tamaño o en adquisiciones o acudiendo juntas a convocatorias.

P. Los recortes de I+D en organismos públicos, ¿cómo afectarán a la biotecnología a medio plazo?
R. Las empresas han sufrido estos recortes en un momento en que estaban en expansión y eso les influye. Cualquier recurso que quitas es un parón. Lo hemos dicho por activa y por pasiva, la biotecnología debe ser una apuesta a largo plazo y, si se pisa el freno, se para. No se pueden parar las investigaciones en marcha. Por primera vez en muchos años ha bajado la I+D y nosotros también vamos a notar el impacto negativo.

P. ¿Cómo puede mejorar la relación entre las empresas y lo público?
R. Hay muchas cosas por mejorar. Por ejemplo, que se financien de forma pública las pruebas de concepto, los proyectos iniciales.

P. ¿Dónde está el dinero?
R. El dinero hay que buscarlo fuera, en programas como el Horizonte 2020, en fondos privados de capital riesgo y mediante alianzas entre empresas. Además, estamos apostando fuerte por la compra pública de tecnología innovadora.

“BioSpain tendrá sentido si es internacional”

Regina Revilla, presidenta de Asebio.
Regina Revilla, presidenta de Asebio.

P. Tras dos años al frente de Asebio, ¿qué recapitulación hace?
R. Hemos participado en numerosos procesos legislativos, porque muchas veces las tecnologías emergentes van por delante de las normas que lo regulan. Hemos trabajado con Hacienda, Agricultura o Sanidad, por ejemplo, en la Ley del Medicamento, en la regulación de ensayos clínicos, en terapias avanzadas o sobre los biosimilares. También participamos en la Ley de Emprendedores, que al principio no contemplaba las empresas de base tecnológica, o en la modificación de Profarma para adaptarlo a empresas de biotecnología. Y en la celebración de Biolatam, que es una marca nuestra y por la que hemos recibido incluso ofertas.

P. ¿De quién han recibido ofertas?
R. De la Feria de Hannover y de BIO Convention. Pero no la queremos vender. Es un gran activo, una inversión que ya vale dinero.

P. ¿Cuáles son sus principales objetivos para los próximos dos años?
R. Mejorar la internacionalización y asegurarnos nuestra presencia en las principales ferias a través del Icex. Captar todos los recursos que podamos del Horizonte 2020 y fortalecer a las empresas del sector con alianzas. Ya estamos trabajando en la cita de BioSpain del año que viene, en Galicia, donde queremos que la parte latinoamericana tenga una representación grande, y aumentar la parte internacional. BioSpain tiene sentido de futuro si hay una parte grande internacional para que las empresas den el salto al exterior. También tenemos que pensar sobre la organización interna y queremos crear también una red de expertos que nos ayuden.

Normas